Ir al contenido principal

Declaración política P C C

 Comunicado
Tomado de Pacocol
Por Comité Zonal Metropolitano de Bucaramanga PCC


La matanza de campesinos en Nariño por parte de la policía y el hostigamiento a la comisión humanitaria que acudió al sitio de la masacre; el asesinato en masa de ex guerrilleros que se hallaban cumpliendo a cabalidad sus compromisos; la captura de un veterano excombatiente, acusado de ser miembro de una disidencia, y la amenaza generalizada de capturas por una Fiscalía General al servicio de candidaturas partidistas; el asesinato de varias decenas de dirigentes cívicos, populares y campesinos, presentados solo como líderes sociales, ocultando sospechosamente su militancia con organizaciones políticas revolucionarias y alternativas, en la mayoría de los casos sobrevivientes de la UP y el PCC, y ahora vinculados con Marcha Patriótica o con el partido FARC. El asesinato de 12 connotados dirigentes, potenciales candidatos a las listas de Cámara de las 16 circunscripciones especiales de paz,  el asesinato selectivo de exguerrilleros, son pruebas del incumpliendo cabal, de la falta de seguridad y garantías para el partido político producto del acuerdo para la terminación del conflicto armado.

Pero a ello se suma el acoso paramilitar contra otras organizaciones políticas y sociales alternativas, como la reciente amenaza (desestimada por el Estado) contra la Unión Patriótica, la que ya intento plasmarse con el viernes 20 de octubre contra el compañero Omar Romero, ex candidato a la Cámara de Representantes por el Valle del Cauca, miembro de la junta patriótica nacional de la UP y destacado dirigente sindical de los trabajadores cementeros. El gobierno, junto a no brindar las garantías, viene desmontando a muchos dirigentes nacionales y regionales las medidas de seguridad aplicadas por medidas cautelares de la Comisión Interamericana de DD.HH. de la OEA. Sigue siendo el acoso y el crimen la forma predilecta del Estado y sus paramilitares para excluir a la oposición revolucionaria y democrática, como ha sido a lo largo de nuestra historia.

Además la impasividad y negligencia del gobierno para aplicar las reformas político-electorales que permitan jugar las coaliciones para la elección de cuerpos colegiados, y las demás reformas pactadas en el Acuerdo de La Habana, muestran que el gobierno de Santos no le juega a que se garantice un congreso de la República comprometido con el proceso de paz, sino que ladinamente le juega al escenario presidencial que obligue a todos los demócratas a adherir a la candidatura que se comprometa a continuar el proceso, y a ganar luego con mermelada y corbatas a los indecisos, vacilantes y trepadores que lleguen al Congreso.

El PCC y la UP se apestan a participar en las elecciones de marzo, buscando la más amplia unidad que garantice que desde el Congreso se defienda y amplíe la búsqueda de la paz; y a participar en la búsqueda de la más amplia unidad que permita ganar la presidencia de la república. Pero nuestra participación no será per se y por eso la exigencia de garantías plenas, efectivas y sólidas al Estado para que se proteja a los candidatos populares y en particular a los de Unión Patriótica.

El pleno llama vincularse en las actividades de la conmemoración del centenario de la Revolución Bolchevique del 7 de noviembre y a las actividades de la conmemoración del bicentenario del fusilamiento de la heroína criolla Colombiana, símbolo de la mujer latinoamericana Policarpa Salavarrieta que se cumple el próximo 14 de noviembre.


Partido Comunista Colombiano
Comité zonal metropolitano de Bucaramanga

Comentarios

Entradas populares de este blog

La implementación del acuerdo ha caído sobre los hombros de la FARC. La entrevista que censuró el gobierno

Noticia
Por Colombia Soberana






En el marco del Acuerdo de  paz se creó el programa Mimbre que ha venido siendo emitido en el Canal Institucional. Es dirigido por Gloria Cecilia Gómez y su comité editorial está conformado por delegados de las FARC y del Gobierno. 
Desde hace 9 meses ha estado al aire sin mayores contratiempos, pero su última edición fue censurada porque la oficina del Alto Comisionado para la Paz decidió no sacar al aire una entrevista que  Gloria Cecilia Gómez le hizo a Pastor Alape. Para Luis Roberto Rodríguez "El programa no se trata de que una parte acuse a la otra parte de cosas ante millones de colombianos". 
Sin embargo, al ver la entrevista, se puede notar que el dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, habla de temas puntuales y verídicos: la transformación de la JEP y de la participación política, el problema de seguridad en las regiones y demás, por lo tanto se puede considerar este hecho como un  acto de censura. 
El vídeo, que …

Empresarios estarían detrás de asesinatos y amenazas de líderes de tierras: Fiscalía

Noticia Por Blu Radio

La vicefiscal general de la Nación, María Paulina Riveros, reveló que han materializado más de 150 capturas y cerca de 200 personas vinculadas al asesinato de líderes sociales en el país.
Afirmó que en el bajo cauca Antioqueño y la región del Urabá particularmente el problema radica en la reclamación de tierras en donde los responsables se relacionan con grupos armados y empresarios que se niegan a entregar a los dueños legítimos sus territorios.
“Hemos advertido que se trata de un tema evidente de reclamación de tierras y que confluyen en este caso varios factores y varios sujetos, por ejemplo, grupos armados organizados como el Clan del Golfo, empresarios que se niegan a la devolución de tierras a sus propietarios y otra serie de grupos armados que entrado en un conflicto por la tenencia y posesión de la tierra”, señaló la vicefiscal.
Afirmó que la visita en el municipio de Apartadó se realiza con el objetivo de que conocer más de cerca y materializar las denuncias …

General(r) Montoya: ¿Quién ordenó cometer los crímenes?

ReportajeTomado de Pacocol Por Oscar H. Avellaneda

Uno de los generales más reconocidos como ficha clave en la política de "Seguridad Democrática" durante el gobierno de Álvaro Uribe, el general en retiro Mario Montoya se acogió a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).
Es el militar de más alto rango en aceptar la justicia especial para que juzgue hechos relacionados con el conflicto armado.
Contra Montoya se adelantaban en la justicia ordinaria dos procesos: 
El primero relacionado con su connivencia con los paramilitares, y el exceso en el uso de la fuerza durante la Operación Orión en la Comuna 13 de Medellín, ocurrida en 2002 mientras era comandante de la Cuarta Brigada. Lo investigaba la Corte Suprema de justicia y por esto se vio forzado a renunciar como embajador en República Dominicana.
Y el segundo se basa en las ilegales ejecuciones extrajudiciales presentadas como bajas en combate, conocidas como “falsos positivos”, cuando era comandante del Ejército.
También …