Ir al contenido principal

Camuflajes de la delincuencia estatal

Comunicado
Tomado de Prensa Rural
Por Comunidad de Paz de San José de Apartadó



De nuevo la Comunidad de Paz de San José de Apartadó se ve en la necesidad de acudir al país y al mundo para dejar constancia de las últimas agresiones que ha sufrido por parte de este Estado paramilitar, que cada vez revela más su talante criminal.

El paramilitarismo en la región ya ha consumido la mayor parte de las conciencias de la población, y no porque el campesinado haya decidido unirse a este proyecto por su propia voluntad sino por el sometimiento forzado por parte de estas estructuras. Nadie decide ni usa sus recursos sin antes haber pagado una vacuna. Forzadamente someten a la población civil a escudarlos y a no informar de ello a las organizaciones sociales que denuncian su presencia. Están obligando al agricultor a trabajar para ellos como informantes.

Culpable es el gobierno que ha dejado que esta y otras regiones en Colombia sean sometidas por los paramilitares. Hoy las brigadas militares que tienen jurisdicción en esos lugares mantienen una alta complicidad con estas estructuras, y esto conlleva a que estos grupos armados tengan el control del territorio, coloquen sus puestos de control y sus bases permanentes donde deseen.

En la zona hay muchos grupos de ladrones que son conformados por los mismos paramilitares para que hagan su trabajo de hurtos, amenazas, asesinatos y no los impliquen como tal. Tratando de limpiar así la imagen del Gobierno, el cual se refiere a este problema como "posconflicto" y cuyo origen es la misma población civil. Tal es el cinismo del Estado, que permite que la región siga sometida. Que no solo se cobren vacunas que superan los 300.000 pesos por semana, sino que también se hayan multiplicado los informantes al servicio de la Brigada XVII y los paramilitares que ya están armados, con muy buenos radios para informar y recibir órdenes en contra de la Comunidad de Paz y de la población de la región en general.

Los últimos hechos de los cuales se deja constancia son los siguientes:

El sábado 26 de agosto de 2017, en horas de la mañana llegó un grupo de por lo menos 20 paramilitares a la vereda Miramar, del corregimiento de San José de Apartadó. Allí interceptaron a varios pobladores a los cuales amenazaron manifestándoles: “ya ustedes nos vieron aquí, mucho cuidado con ir a informar nuestra presencia, porque no perdonamos a los sapos que hagan público que nosotros estamos aquí o que corran a informarle a la comunidad de paz para que estos nos pongan en evidencia”.

El jueves 14 de septiembre de 2017, en horas de la tarde, llegaron a la vereda La Esperanza, del corregimiento de San José de Apartadó, varios sujetos que se identificaron como paramilitares, allí les advirtieron a los pobladores: “no queremos que dejen las casas solas porque no responderemos por lo que se les pierda, pues hay varios grupos de ladrones que están robando en las propiedades ajenas”. Nosotros sabemos muy bien que los verdaderos ladrones que están robando y sometiendo son los mismos paramilitares, que han estado formando estos grupos para realizar los trabajos “sucios” y después decir que no fueron ellos.

El miércoles 20 de septiembre de 2017, hombres armados que se identificaron como paramilitares hicieron presencia el la Vereda el Porvenir del Corregimiento de San José de Apartadó, allí llegaron y tomaron por varios minutos a pobladores que se encontraban sembrando maíz en sus parcelas y les interrogaron manifestando: “¿Quién de los que están trabajando aquí son de la comunidad de paz?”, los campesinos respondieron que ninguno era de la comunidad de paz, que sí la conocían pero que no hacían parte de ella. Después de un rato los dejaron en libertad y se internaron en la montaña.

El jueves 21 de septiembre de 2017 fue visto un fuerte grupo de paramilitares en la vereda La Esperanza, del corregimiento de San José de Apartadó, allí se acercaron a las viviendas de los civiles a invitar a la gente para una reunión muy próxima, manifestándoles: “Traemos muy buenos proyectos para la zona y especialmente para los jóvenes, por lo que queremos buscarlos para proponer nuestros proyectos, por ejemplo, sobre cómo trabajar para nosotros y proyectos de deportes, y poder así realizar un campeonato de futbol con ellos”.

El Viernes 22 de Septiembre de 2017, en horas de la mañana, llegó un grupo de paramilitares a la vereda El Porvenir, del corregimiento de San José de Apartado. Allí interceptaron a varios pobladores para manifestarles las mismas ideas sobre los mismos proyectos. Luego se instalaron y permanecieron en un puesto de control para quedarse allí por meses, sin ser molestados por la fuerza pública.

El martes 26 de septiembre de 2017, en hora se la tarde un grupo de paramilitares que viene haciendo presencia en la Vereda la Esperanza del Corregimiento de San José de Apartadó entraron sin permiso a un establecimiento de billares y ventas de refrescos y se tomaron el lugar, allí usaron los juegos y botaron al piso todo, lo que generó pánico en algunas familias que tuvieron que irse a dormir a otro lugar, lejos de la presencia de estos hombres armados. En este lugar permanecieron por varias horas de la noche.

El sometimiento a la población nunca ha cesado, de una u otra manera los paramilitares, con el apoyo de los gobiernos local y nacional, busca someter a los campesinos. Se han basado en las amenazas de obligar a la juventud a trabajar para ellos.

En los últimos días se ha notado que ya hay muchas personas que están trabajando para el paramilitarismo, pues están cargando consigo radios de comunicación de uso privativo y portando armas cortas. Han sido descubiertos por los campesinos, porque la población civil nunca ha estado enseñada a portar materiales de guerra. Los vinculados a esas labores piensan que es lo mejor que están haciendo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La implementación del acuerdo ha caído sobre los hombros de la FARC. La entrevista que censuró el gobierno

Noticia
Por Colombia Soberana






En el marco del Acuerdo de  paz se creó el programa Mimbre que ha venido siendo emitido en el Canal Institucional. Es dirigido por Gloria Cecilia Gómez y su comité editorial está conformado por delegados de las FARC y del Gobierno. 
Desde hace 9 meses ha estado al aire sin mayores contratiempos, pero su última edición fue censurada porque la oficina del Alto Comisionado para la Paz decidió no sacar al aire una entrevista que  Gloria Cecilia Gómez le hizo a Pastor Alape. Para Luis Roberto Rodríguez "El programa no se trata de que una parte acuse a la otra parte de cosas ante millones de colombianos". 
Sin embargo, al ver la entrevista, se puede notar que el dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, habla de temas puntuales y verídicos: la transformación de la JEP y de la participación política, el problema de seguridad en las regiones y demás, por lo tanto se puede considerar este hecho como un  acto de censura. 
El vídeo, que …

Empresarios estarían detrás de asesinatos y amenazas de líderes de tierras: Fiscalía

Noticia Por Blu Radio

La vicefiscal general de la Nación, María Paulina Riveros, reveló que han materializado más de 150 capturas y cerca de 200 personas vinculadas al asesinato de líderes sociales en el país.
Afirmó que en el bajo cauca Antioqueño y la región del Urabá particularmente el problema radica en la reclamación de tierras en donde los responsables se relacionan con grupos armados y empresarios que se niegan a entregar a los dueños legítimos sus territorios.
“Hemos advertido que se trata de un tema evidente de reclamación de tierras y que confluyen en este caso varios factores y varios sujetos, por ejemplo, grupos armados organizados como el Clan del Golfo, empresarios que se niegan a la devolución de tierras a sus propietarios y otra serie de grupos armados que entrado en un conflicto por la tenencia y posesión de la tierra”, señaló la vicefiscal.
Afirmó que la visita en el municipio de Apartadó se realiza con el objetivo de que conocer más de cerca y materializar las denuncias …

General(r) Montoya: ¿Quién ordenó cometer los crímenes?

ReportajeTomado de Pacocol Por Oscar H. Avellaneda

Uno de los generales más reconocidos como ficha clave en la política de "Seguridad Democrática" durante el gobierno de Álvaro Uribe, el general en retiro Mario Montoya se acogió a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).
Es el militar de más alto rango en aceptar la justicia especial para que juzgue hechos relacionados con el conflicto armado.
Contra Montoya se adelantaban en la justicia ordinaria dos procesos: 
El primero relacionado con su connivencia con los paramilitares, y el exceso en el uso de la fuerza durante la Operación Orión en la Comuna 13 de Medellín, ocurrida en 2002 mientras era comandante de la Cuarta Brigada. Lo investigaba la Corte Suprema de justicia y por esto se vio forzado a renunciar como embajador en República Dominicana.
Y el segundo se basa en las ilegales ejecuciones extrajudiciales presentadas como bajas en combate, conocidas como “falsos positivos”, cuando era comandante del Ejército.
También …