Ir al contenido principal

Un nuevo Informe de Derechos Humanos de la ONU… otra condena!, pero le « hacen pasito » al Estado

Análisis
Tomado de Cambio Total
Por Allende La Paz


El Informe de la Comision de Derechos Humanos de la ONU, tratado con guantes y pinzas de cirugía por parte de los funcionarios de ese organismo internacional, nos trae una « nueva condena », pero le « hacen pasito ». Eso no nos extraña ni sorprende.



Total –parcial- de víctimas


Al presentar las violaciones de los derechos humanos de los colombianos nos muestran que hay 5´966.211 víctimas, de las cuales 5´155.406 son desplazados, mas para no mostrar el horror del drama humanitario que padecemos los colombianos pobres, no realizan la resta correspondiente, la cual arroja 810.805 víctimas mortales, cifras de las cuales –según el Informe Basta Ya !- el 83,2 % de las ejecuciones extrajudiciales o « falsos positivos » y el 83 % de las masacres, además del 97,7 % de las desapariciones, son responsabilidad del Estado, lo cual no dice el Informe de la ONU y entre sus llamamientos llama la atención que « carga » la mano hacia la insurgencia armada, en tanto al Estado, principalísimo responsable de las violaciones de los derechos humanos ya que es quien aplica una política destinada a realizar esas violaciones a través del Terrorismo de Estado de la Doctrina de Seguridad Nacional, les hace las mismas recomendaciones de todos los años, los cuales todos los presidentes se « pasan por la faja ».

Restitución de tierras




El mencionado Informe de la ONU muestra que desde diciembre 2011 a octubre 2013 las entidades gubernamentales solo han realizado 277 sentencias del total de 32.000 reclamos para la devolución de 2.2 millones de hectáreas, del total de más de 6,5 millones de hectáreas expoliadas a los campesinos e indígenas por parte de las fuerzas militares-narcoparamilitares estatales. Tan ridícula cifras de sentencias de restitución lo que muestra es que el gobierno y el estado están burlándose de todo el mundo ya que hacen el remedo de tener una política de restitución pero en realidad lo que hay es una política de legalización de los predios despojados, los cuales están en manos de grandes empresarios del campo quienes están adelantado programas de cultivo de Palma de Aceite para producir biocombustibles y otros proyectos que esterilizan nuestras tierras.

Es de resaltar que al mismo tiempo, la política estatal contempla la continuidad en la política de Terrorismo de Estado que ya ha arrojado más de 62 líderes campesinos pro-restitución, lo cual sumado a las amenazas proferidas por quienes defienden el despojo ha llevado a la parálisis del proceso de restitución de tierras.


Continuidad en las ejecuciones o « falsos positivos »




La continuidad de los « falsos positivos » no podría ser la excepción ya que hay que recordar que el actual presidente de Colombia era el ministro de Defensa cuando se presentó en grado superlativo el fenómeno de las ejecuciones o « falsos positivos », la cual le permitía a las fuerzas militares mostrar que estaban « ganando la guerra » cuando en realidad estaban sacrificando hijos del pueblo que eran llevados con engañifas al campo, asesinados allí y ser vestidos de camuflado y armarlos para presentarlos como « guerrilleros dados de baja en combate », ganando los militares implicados « unos días de permiso ». 

De enero a agosto del 2013 la ONU constató que 48 casos de « falsos positivos » fueron pasados de la justicia ordinaria a la justicia penal militar, lo que sumado al escándalo del general comandante de las fuerzas militares que pedía al coronel González, enjuiciado entre otros delitos comunes por algunos casos de « falsos positivos », conformar « una mafia contra los jueces » civiles, demeustra la verdadera catadura de los funcionarios estatales.

Movimientos y protestas sociales


Las protestas sociales en Colombia fueron prolíficas en el 2013. La ONU habla de la movilización de 250.000 personas, pero nuestras cuentas trasciende esas cifras ya que el Paro Nacional Agrario y Popular y la Manifestación del 9 de abril 2013 movilizaron más de 5 millones de personas. La respuesta estatal ha sido el desconocimiento y la represión. Fueron detenidos 837 personas y están en prisión 54, lo que sumado a las víctimas mortales nos muestra a un Estado genocida : 9 manifestantes y 5 transeúntes muertos a bala, además de 1 policía y un motociclista que murió por un accidente en los bloqueos, nos arrojan que 15 personas resultaron muertas.

Defensores de Derechos Humanos 


Evidentemente que la compilación de las violaciones de derechos humanos no es una política estatal y menos gubernamental, lo cual explica la incompletitud de las cifras de violaciones de DH. Continúa los asesinatos y en el 2013 fueron asesinados, según la ONU, 39 defensores de derechos humanos, entre ellos 3 mujeres.
Según la Comisión Colombiana de Juristas « en 2013 las agresiones individuales contra defensores(as) se incrementaron en un 2.4% con relación al 2012, confirmando una tendencia de los últimos años, y 78 defensores, defensoras, líderes y lideresas sociales miembros de sectores comunales, campesinos, indígenas, sindicales y de restitución de tierras, la mayoría habitantes de zonas rurales, fueron asesinados, es decir que cada 4 días un defensor(a) fue asesinado(a) en Colombia. » (32 defensores fueron asesinados en 2010, 49 en 2011, 69 en 2012 y 78 en 2013.Oidhaco). 

Otras víctimas


Por su parte la FLIP (Fundación por la Libertad de Prensa) ha informado que 2 periodistas fueron asesinados en 2013, 58 amenazados y 3 tuvieron que optar por el exilio.

Además, en el 2013 fueron asesinados 52 miebros del MLGBT, y en el 2012 fueron asesiandos 41, cifras que nos hablan de una política de « limpieza social » por parte de las fuerzas militares estatales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Durante cuatro años permanecí en la región del Catatumbo, luego de que los mandos superiores de las Farc resolvieran que mi estadía en el Bloque Oriental llegaba a su fin. A poco de llegar a esa región, fui informado de que existían aproximaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos para entablar conversaciones de paz. Por mi cercanía con Timo, a cuyo lado debía trabajar, me fui enterando de los pormenores del proceso a medida que avanzaba.

Hasta que terminamos juntos en La Habana, donde desde la casa que habitábamos por la amable hospitalidad de los cubanos, él asumió la dirección directa de las conversaciones, discutiendo diariamente y consensuando con el resto del Secretariado Nacional de la organización, cada uno de los puntos que se abordaban en la Mesa de Conversaciones. Aunque Cuba es bella y cálida, no dejé de extrañar el clima y el paisaje catatumberos.
En estos días volví al Norte de Santander con ocasión de una entrevista. El …