Ir al contenido principal

¡Salvar la Paz de América latina! ¡Salvar la vida de los líderes sociales!

Comunicado
Tomado de Pacocol
Por Partido Comunista Colombiano


La característica principal del gobierno Duque es el empeño en el endurecimiento del régimen de “seguridad democrática“, en su segunda versión.



Es por lo tanto un gobierno débil que actúa bajo la dependencia de Uribe, de espaldas y en contra de una creciente inconformidad popular, frente a la que intenta justificar medidas autoritarias, formas de represión extremas y una clara impunidad ante al exterminio de lideresas y líderes populares, excombatientes, activistas del sindicalismo y opositores de izquierda.

Se ha demostrado el propósito prioritario de obstaculizar y desmontar el Acuerdo final y los intentos de una solución política con el ELN, lo que impide consolidar un escenario de paz y avance democrático. Son evidentes los incumplimientos en temas como la reformas al sistema electoral, la no creación de las circunscripciones especiales de paz, el freno a la reforma rural integral y, más grave aún, la embestida contra la ley estatutaria de la JEP que es, a la vez, un ataque a todo el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No repetición.

Es evidente el ascenso de la violencia paramilitar y su expansión en territorios conquistados para la paz, que no corresponde a simples enfrentamientos entre bandas criminales o las mal llamadas disidencias sino que tiene vínculos con factores de poder político, económico y militar, en lo regional, en el plano nacional y que no están al margen del entramado de poder del CD, de otros partidos de la derecha y del gobierno. Las cifras señalan alzas en niveles de inseguridad. En Medellín y otras capitales hay un incremento de   la criminalidad y del feminicidio.

Es tarea fundamental detener el exterminio de los sectores populares. Convocamos a la unión más férrea de todas las fuerzas conscientes de la sociedad para concretar un Pacto Político que saque las armas de la controversia social y un compromiso para desmontar el paramilitarismo como principal obstáculo a la consolidación de la paz con justicia social y ambiental. Llamamos a impulsar acciones urgentes y de contundencia para que el Estado asuma su deber frente a la vida y frente a la paz. El Partido Comunista hará su aporte testimonial a la verdad histórica que contribuya a fortalecer el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No repetición

El imperialismo estadounidense, con la complicidad de sus aliados en el Atlántico Norte actúa para contrarrestar los cambios en el panorama mundial; quiere imponer un orden unipolar imposible hoy, proseguir el sometimiento de las periferias y amenazar la paz en función de sus intereses unilaterales. Estados Unidos amenaza con la intervención militar en Venezuela y crea un grave peligro a la paz en América latina y el Caribe con el propósito de adueñarse del petróleo y otras riquezas del continente. Pero también para imponer un régimen de neocolonias a pueblos que conquistaron su liberación hace 200 años. Trump echa atrás los avances en las relaciones con Cuba y reactiva medidas para asfixiar económica, financiera y comercialmente a la Isla con una profundización del bloqueo. Condenamos estos pasos, las amenazas de agresión y llamamos a redoblar la solidaridad con Cuba y su Revolución.

Los comunistas reafirmamos la “Proclama de América Latina y el Caribe como territorio de Paz” y desnuclearizado, rechazamos la integración de Colombia como socio global de la OTAN y llamamos a salvar la paz del continente frente a la amenaza militar de Estados Unidos y el vergonzoso papel del denominado grupo de Lima contra la hermana República bolivariana de Venezuela. En tal sentido, acogemos la Declaración de los Partidos comunistas de América del Sur para impulsar la unidad y la dinámica de la solidaridad frente al enemigo común de nuestros pueblos.

La política de defensa y seguridad recientemente establecida está atada a la doctrina global de la OTAN, a la nueva versión de contrainsurgencia, al restablecimiento del espionaje dirigido contra las organizaciones populares a través de la llamada seguridad cooperativa y el apoyo del gobierno al rearme paramilitar, que son graves indicadores de un nuevo empuje a la violencia oficial. La finalización del diálogo con el ELN es de hecho una renuncia del gobierno a la vía de la solución política y un grave retroceso en la estrategia del Estado hacia la paz. El cuadro de una paz parcelada e incompleta, que se pliega otra vez a la imposición imperial de la “guerra a las drogas”, a la extradición de ex combatientes de Farc que son opositores políticos y al mantenimiento de aparatosas operaciones militares, busca reintroducir el estado de guerra permanente como característica del régimen político, todo lo contrario de la democratización que reclama el país. Frente a esta situación, el Partido Comunista reafirma su convicción de que no existe alternativa distinta a la solución política, por medio del diálogo, los acuerdos y los compromisos, que deben ser cumplidos como una obligación del Estado y la sociedad en su conjunto. Al mismo tiempo subraya que la unidad de todas las fuerzas comprometidas con la paz, la justicia social, las libertades democráticas y los derechos ciudadanos es el factor principal de la nueva correlación de fuerzas para aislar a quienes intentan llevar al país de vuelta al desangre.

Hay un aire de esperanza tras la combativa Minga indígena, campesina y popular, los paros cívicos de años anteriores, los movimientos universitarios y educativos y la movilización del 25 de abril, que indica crecerán las resistencias contra el Plan Nacional de Desarrollo aprobado irregularmente, como también contra las medidas de reforma del Estado y los despidos que se anuncian; la reforma pensional que se quiere imponer a la brava; las limitaciones a las consultas territoriales sobre uso de los bienes comunes; la contrarreforma agraria que desconoce los Acuerdos de paz; la exigencia popular de desmonte del ESMAD. Con estas y otras banderas reivindicativas colocamos en primer plano la defensa del Acuerdo final de paz, el restablecimiento del diálogo gobierno-ELN y la búsqueda de abrirlo con el EPL; la defensa de la JEP y del sistema integral de verdad justicia reparación y no repetición, la implementación completa, la inversión pública para los planes de desarrollo con enfoque territorial y las medidas de sustitución voluntaria de cultivos que son parte del Acuerdo. En consecuencia, apoyamos las movilizaciones campesinas contra la erradicación forzada y las fumigaciones.

Saludamos los congresos de jóvenes trabajadores de mujeres trabajadoras y en especial el 7 Congreso nacional de la Central Unitaria de Trabajadores CUT. Les instamos a ponerse al frente de las luchas sindicales y populares en ascenso, para responder con altura a las exigencias de la unidad obrera, campesina y popular en la acumulación de fuerzas para el cambio social y político que Colombia reclama.

La tarea más importante de la hora es la que acompaña los esfuerzos unitarios para la campaña política en las elecciones del 27 de octubre. La política de Frente amplio y Convergencias, que se ajusta a las condiciones de cada región, tiene la inspiración de recuperar para la paz los gobiernos locales, aislar al Uribismo y a la ultra derecha, derrotar a los corruptos, impulsar las reivindicaciones más sentidas del pueblo y sentar las bases del Pacto Político, que es la clave en la construcción de la paz. La prioridad es avanzar en Concejos, Asambleas, Juntas Administradoras locales y apoyar candidaturas de alcaldes y gobernadores honestos, pulcros y comprometidos con los objetivos de la Paz democrática. En el respaldo a la Unión Patriótica y a la política unitaria llamamos a destacar el protagonismo del Partido Comunista, de sus cuadros en la actividad constructiva, en el liderazgo junto a la gente y en el trabajo de formación política. No perdemos de vista el empeño de avanzar, en el marco de la actividad política electoral, en la unidad de los comunistas en los diversos campos que amplían la proyección hacia el pueblo y su organización.

Apoyamos el encuentro internacional “Bicentenario y Paz” a realizarse en Bucaramanga del 4 al 6 de julio, cuyo noble propósito es levantar la conciencia de nuestra identidad bolivariana y latinoamericana en defensa de la paz de Colombia y de la amistad con todos los pueblos de América Latina y del mundo. Saludamos el esfuerzo internacionalista de la JUCO, de los sectores de la cultura, el Teatro y la Poesía para las tareas que acompañan la conmemoración de la Campaña Libertadora y el Festival cultural binacional en Cúcuta, en diciembre con motivo del Bicentenario de la creación de Colombia.

A partir de este Pleno emprendemos camino en preparación del 23 Congreso del Partido Comunista Colombiano, en el marco de la conmemoración de los 90 años de su fundación en 2020.

Reclamamos la libertad de las y los presos políticos a quienes no les ha llegado la amnistía y en particular exigimos la libertad inmediata de Jesús Santrich, cuya prisión es símbolo de la mayor injusticia y de la peor traición al significado del Acuerdo final de paz.

¡Unir las fuerzas para derrotar la guerra en las elecciones locales!
¡Viva la Unión Patriótica!
¡Viva el Partido Comunista Colombiano!

Comité Central
Partido Comunista Colombiano
Bogotá DC, mayo 4 de 2019


Comentarios

Entradas populares de este blog

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Durante cuatro años permanecí en la región del Catatumbo, luego de que los mandos superiores de las Farc resolvieran que mi estadía en el Bloque Oriental llegaba a su fin. A poco de llegar a esa región, fui informado de que existían aproximaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos para entablar conversaciones de paz. Por mi cercanía con Timo, a cuyo lado debía trabajar, me fui enterando de los pormenores del proceso a medida que avanzaba.

Hasta que terminamos juntos en La Habana, donde desde la casa que habitábamos por la amable hospitalidad de los cubanos, él asumió la dirección directa de las conversaciones, discutiendo diariamente y consensuando con el resto del Secretariado Nacional de la organización, cada uno de los puntos que se abordaban en la Mesa de Conversaciones. Aunque Cuba es bella y cálida, no dejé de extrañar el clima y el paisaje catatumberos.
En estos días volví al Norte de Santander con ocasión de una entrevista. El …