Ir al contenido principal

La explotación brutal de los niños en el capitalismo

Análisis
Tomado de Pacocol
Por Nelson Lombana 


La definición cuasi perfecta del capitalismo de Carlos Marx, en cuanto a que éste vino al mundo chorreando sangre y lodo por todos sus poros desde los pies hasta la cabeza, realmente no admite discusión. Las cifras y hechos son escalofriantes y conmovedores.



Destruye la condición humana y el escenario natural en el cual está parado: La tierra. Ambas cosas las ha cosificado en la lógica monstruosa del Neoliberalismo. Todo ha sido convertido casi por sortilegio en simple mercancía. Mercancía que está al alcance del mejor postor, en este caso al alcance del capitalista.

Un sector gravemente afectado por este modelo globalizador es la niñez. Las cifras son horrorosas y las propuestas gubernamentales, a excepción de los países socialistas y democráticos, son igualmente horrorosas y criminales por cuanto no apuntan a resolver el problema social y económico de los pibes. Son convertidos en mercancías de uso en detrimento de su biología y psicología en favor de la tétrica dinámica capitalista Neoliberal. La explotación infantil en el mundo capitalista alcanza índices dramáticos.

Datos conservadores de la UNICEF señalan que 250 millones de niños menores de catorce años son forzados a trabajar en el orbe, siendo notorio en los continentes de África, Asia y Latinoamérica, señala el destacado investigador e historiador Renán Vega Cantor en su libro intitulado: “Los economistas neoliberales: Nuevos criminales de guerra”.

Agrega Renán en su documentado libro que en Asia, año 1996, constituía el 11 por ciento de la población económicamente activa, en África el 17 por ciento y en algunas ciudades de América Latina el 26 por ciento. Son sometidos a jornadas extenuantes y el salario es verdadera limosna. Es la cruda e inexorable realidad propia del capitalismo.

Cientos de miles en Estados Unidos, el autoproclamado país más civilizado del mundo, son sometidos a trabajos extenuantes hasta catorce horas diarias con remuneración exageradamente miserable. “Se calcula – dice Renán Vega Cantor – que entre los 250 millones de niños trabajadores, 102 millones son niñas”.[i]

¿Qué futuro puede tener la humanidad en el capitalismo con una realidad como ésta? Una niñez condenada al ostracismo, la soledad y el abandono. Es la cruda realidad. Sin embargo, los gobiernos, fieles representantes de las oligarquías, señalan hipócritamente por qué la niñez es como es. Cínicamente responsabilizan a los padres de familia y a los pequeños mismos de ser responsables de sus desgracias. Y estos desalmados argumentos los sustentan las religiones, los pensum académicos y millones de seres humanos totalmente alienados, desinformados y analfabetas políticas. 

Gráfica.- Las niñas en situación de trabajo infantil. 

___________________

[i] RENÁN, Vega Cantor. Los Economistas Neoliberales: Nuevos criminales de guerra. Impresol Ediciones. Página consultada 123.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…