Ir al contenido principal

La memoria persiste: reparación colectiva ACVC. Barrancabermeja - Yondó

Comunicado
Tomado de Prensa Rural
Por ACVC


Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra








La Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra, como organización que nace a partir de la defensa del territorio en el Magdalena Medio, ha librado una constante lucha que busca establecer y fortalecer bajo la normatividad de la ley 160 de 1994 la ZRC-VRC, uno de estos mecanismos es la búsqueda de la reparación colectiva, y para esto se han venido desarrollando jornadas de socialización en los municipios de Yondó el pasado 23 de abril y Barrancabermeja el 7 de mayo, que permitan al campesinado tener las herramientas necesarias para ser sujetos de reparación ante el Estado colombiano.

El conflicto armado se transforma en el día a día de los campesinos del valle del río Cimitarra, desde el año 96, época de la primera marcha campesina hacia Barrancabermeja y que da inicio a la ACVC, empiezan a agudizarse los ataques y restricciones al campesinado del Magdalena Medio.

La persecución y estigmatización a líderes campesinos de la ACVC se convirtió en una herramienta sistemática para desarticular la organización del campesinado, no obstante el relato de los campesinos que aun siguen en el territorio permite construir la memoria histórica en búsqueda de su reparación.

Para la ACVC es importante verse como un actor histórico dentro un conflicto, en el cual fue victimizado por permanecer en el territorio y reclamar una vida digna como campesinado; la lucha por dignificar sus derechos como sujetos de reparación colectiva aun tiene un largo camino por recorrer, ya que este es un momento clave para que la memoria persista.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La implementación del acuerdo ha caído sobre los hombros de la FARC. La entrevista que censuró el gobierno

Noticia
Por Colombia Soberana






En el marco del Acuerdo de  paz se creó el programa Mimbre que ha venido siendo emitido en el Canal Institucional. Es dirigido por Gloria Cecilia Gómez y su comité editorial está conformado por delegados de las FARC y del Gobierno. 
Desde hace 9 meses ha estado al aire sin mayores contratiempos, pero su última edición fue censurada porque la oficina del Alto Comisionado para la Paz decidió no sacar al aire una entrevista que  Gloria Cecilia Gómez le hizo a Pastor Alape. Para Luis Roberto Rodríguez "El programa no se trata de que una parte acuse a la otra parte de cosas ante millones de colombianos". 
Sin embargo, al ver la entrevista, se puede notar que el dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, habla de temas puntuales y verídicos: la transformación de la JEP y de la participación política, el problema de seguridad en las regiones y demás, por lo tanto se puede considerar este hecho como un  acto de censura. 
El vídeo, que …

ASESINAN A LÍDER SOCIAL DE LA ZONA DE RESERVA CAMPESINA DE LA PERLA AMAZÓNICA, EN PUTUMAYO

Noticia Por Contagio Radio 10 de octubre 2018

La Asociación de Desarrollo Integral Sostenible de La Perla Amazónica, ADISPA, denunció el asesinato de Otto Valenzuela, líder de esta organización. Los hechos se presentaron el pasado 8 de octubre, cuando integrantes de esa comunidad encontraron el cuerpo de Valenzuela con un impacto de bala en la vereda Frontera.
Yaneth Silva, integrante de ADISPA, señaló que durante la mañana, el líder social estuvo trabajando en la Minga Comunitaria y posteriormente se retiró a su vivienda. Allí, los vecinos de ese predio manifestaron que escucharon un disparo, pero no alertaron a las autoridades debido a que no imaginaron que se tratara de un acto de violencia.
De igual forma, Silva  expresó que cuando se le informó a la Policía de los hechos, le manifestaron que no podían acercarse al lugar porque estaba muy retirado, y le hicieron recomendaciones "de ser muy cuidadosos con el tema de recoger cascos de balas", como material de investigación, del…

El regreso a las armas es un absurdo político

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


La carta de Iván Márquez y el Paisa a la Comisión de Paz del Senado de la República, más que un signo de alarma acerca de una división en el partido Farc, pone de presente una manera de ver las cosas que simplemente contribuye a agravarlas. Nadie con un mediano raciocinio se atrevería a poner en duda el pobre nivel de cumplimiento de los Acuerdos de La Habana por parte del Estado. Otra cosa es el qué hacer frente a tan complicado problema.
No deja de sorprender que el grito de batalla de los firmantes de la carta sea la exigencia de la implementación completa de lo acordado. Reiteran incluso que su mayor anhelo es contribuir a la construcción de la paz en nuestro país. Pues eso precisamente es el propósito fundamental asumido por el partido de la rosa desde su nacimiento, reiterado en su último Consejo Nacional de los Comunes. Todos queremos que se cumpla lo acordado, ¿cuál es el problema entonces?
Un recurso fácil, que habla poco a favor …