Ir al contenido principal

No imponer más restricciones al aborto, pide Human Rights Watch a la Corte Constitucional

Noticia
Por Semana

No imponer más restricciones al aborto, pide Human Rights Watch a la Corte Constitucional

En un pronunciamiento presentado para apoyar una tutela que estudia ese alto tribunal, la organización manifestó que negar la posibilidad de un aborto seguro “pone en riesgo la vida de mujeres y niñas”.

El caso, que está en manos de la magistrada de la Corte Constitucional Cristina Pardo Schlesinger, fue presentado por una mujer, que a las 26 semanas de gestación, descubrió por un examen médico que el feto tenía complicaciones que le provocaban serios problemas en su desarrollo cerebral.

Amparada en el fallo de la Corte Constitucional, que permite el aborto en tres casos específicos (riesgo para la vida o la salud de la madre, violación o incesto y malformaciones fetales graves), la mujer solicitó la interrupción voluntaria de su embarazo, pero tres centros médicos diferentes se negaron a llevar a cabo el procedimiento.

La tutela presentada por esta mujer ha dado lugar a un debate en el que se discute, por una parte, si los médicos pueden poner trabas o impedir la posibilidad de abortar a las madres que cumplan las condiciones exigidas por la Corte Constitucional, y de otra, si estas restricciones son válidas después de un determinado número de semanas de gestación.

Según Human Rights, sus investigaciones les muestran que “incluso con la vigencia del marco legal establecido por la decisión de la Corte Constitucional, las mujeres y las niñas tienen serias dificultades para acceder al aborto seguro y legal luego de haber sufrido hechos de violencia sexual, lo cual vulnera sus derechos humanos fundamentales”.

Cita la organización, igualmente, un reporte del Comité de Derechos Humanos de la ONU, que expresó su preocupación por “los informes sobre los obstáculos a los que se habrían enfrentado algunas mujeres en la práctica para acceder al aborto legal, incluyendo la invocación de la objeción de conciencia por el personal de salud sin remisiones apropiadas y su falta de capacitación adecuada”.

En Colombia, muchos médicos se han negado a practicar abortos por razones de conciencia, sin que se les brinde a las mujeres una alternativa para que se lleve a cabo el procedimiento, según HRW que afirma que “cualquier criminalización del aborto es incompatible con las obligaciones internacionales de derechos humanos de Colombia” y que “la negación del acceso al aborto seguro y legal pone en riesgo la vida de mujeres y niñas”.

Sobre el tema de las semanas de gestación, dice HRW que la legislación y la jurisprudencia debe “cumplir con las obligaciones internacionales de derechos humanos de despenalizar el aborto y asegurar un acceso seguro y legal a esta práctica, como mínimo, cuando se encuentre en riesgo la vida o la salud (física o psíquica) de la mujer embarazada, haya malformaciones fetales graves incompatibles con la vida extrauterina o el embarazo sea el resultado de violencia sexual” y que Colombia “no debe imponer ninguna restricción al aborto que interfiera de manera irrazonable en el ejercicio de las mujeres de sus derechos humanos”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…