Ir al contenido principal

Los tiempos anuncian paz y transformaciones

Análisis
Tomado de Las 2 Orillas
Por Gabriel Ángel

Los tiempos anuncian paz y transformaciones

Hoy se enfrentan las fuerzas del pasado y el futuro, si las primeras consiguieran un triunfo electoral, será pírrico, pues los tiempos anuncian decisivas confrontaciones sociales y políticas

Gabriel ÁngelDurante mis años de infancia y en buena parte de mi juventud, escuché muchas veces una sentencia que quizás quién había acuñado, pero que latía como una advertencia amenazadora sobre todos. En nuestro país había que elegir un partido, el liberal o el conservador, cualquiera de ellos estaría bien, a su sombra se podría vivir tranquilo y tal vez progresar. Inclinarse por opciones distintas era muy peligroso, fácilmente podía conducir a que lo mataran a uno.

Además, se decía, los sueños de las otras alternativas no eran más que eso, utopías, cosas que jamás podrían realizarse, promesas que no se podrían cumplir. Es más, si por alguna circunstancia inesperada sucediera que llegaran al gobierno, lo más seguro sería que no los dejarían gobernar, les harían la vida imposible, incluso, finalmente, si insistían en su proyecto, los asesinarían. Así era este país, de ese modo eran las cosas, mejor era adaptarse a ellas y aprender a vivir.

Eso no se decía en tribunas públicas, sino en la calle, en conversaciones entre particulares, a la manera de buenos consejos paternos. Gaitán era el ejemplo. Qué se había ganado, sino unos cuantos tiros. Aquí las cosas no podían cambiarse, el mundo del poder pertenecía a las clases altas, allá lo decidían todo con la razón del dinero. Arrimarse a su sombra, conseguir una palanca para ascender, era mucho más útil que luchar sin sentido.

Estamos a punto de cumplir un año desde nuestra dejación de las armas. Fueron más de cincuenta los abriles en que miles de colombianos, mujeres y hombres, libramos una lucha titánica contra esa manera de entender las cosas en nuestro país. La dirección a tomar que nos señalaba esa arraigada conseja podía ser injusta, pero no podía negarse que su fundamento era completamente cierto, la muerte era fiel compañera de la oposición política en Colombia.

Para no ir más atrás, recordemos a Rafael Uribe Uribe, a Gaitán, a Pardo Leal y Pizarro. Sin hacer mención de la interminable lista de crímenes contra gentes anónimas, que lucharon desde las bases partidarias sin haber alcanzado el reconocimiento general. Uno lee en la prensa que este año suman ya 98 los líderes sociales asesinados en circunstancias que, sin ser trágicos, seguramente nunca van a ser aclaradas. Y se pregunta entonces si algo ha cambiado.

Es posible que los predicadores herederos del discurso amenazante salten de inmediato a confirmar que no. No descarto esa posibilidad. Pero pertenezco a quienes nos inclinamos por afirmar que evidentemente la realidad política de la Colombia de hoy es distinta. Basta con considerar el panorama de las próximas elecciones. Todas las fuerzas de la reacción, las beneficiarias exclusivas del discurso del miedo paralizante, han tenido que unirse.

Ya no se trata en Colombia de la disyuntiva entre liberales y conservadores, cuando una izquierda comunista convertida casi en secta, podía a duras penas presentar tímidas candidaturas en medio de los más inverosímiles riesgos. Ahora, por primera vez en los últimos setenta años, un sentimiento nacional por la inconformidad y el cambio vuelve a brillar con fuerza inaudita. Eso se lo ha ganado el pueblo colombiano con todas sus luchas y sacrificios.

Hoy se enfrentan las fuerzas del pasado y el futuro. Los que se hicieron al poder y se mantuvieron en él durante más de un siglo, valiéndose del dinero, el engaño y la violencia. Y los que lograron sobrevivir a todas las persecuciones y matanzas, los que se atrevieron a disentir cuando la consigna del miedo imponía sometimiento y obediencia. Esa Colombia que sobrevivió al terror, luchando por la paz y la concordia, es la que se yergue hoy digna y esperanzadora.

Mucho cambió efectivamente en este país tras tantos años de lucha, cuyo momento culminante ha sido la firma de los Acuerdos de Paz de La Habana. Por eso no es causal que la caverna recalcitrante apunte sus cañones contra esa fórmula de reconciliación y progreso nacionales. Ni que una parte de esa vergonzante coalición se haya hecho la pesada para cumplir con la implementación de lo acordado. Todos ellos y ellas sienten pavor al cambio.

Pese a lo cual no lograron impedir que este se produjera. Por eso me atrevo a afirmar lo siguiente. Aun en el peor de los casos, si llegara a suceder que las fuerzas del miedo y el pasado consiguieran un triunfo electoral, este será verdaderamente pírrico, pues los tiempos anuncian grandes y decisivas confrontaciones sociales y políticas. Es un hecho indiscutible, en nuestro país avanza una fuerza indestructible por la paz y las transformaciones. Nada ni nadie la detendrá.

Yerran los precursores del desastre con sus llamados desesperados a un regreso a las armas. Lo que impone la historia es continuar por la senda abierta, junto a millones y millones de colombianos que claman por un país distinto. Solo así venceremos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡"4.770 niños wayuu muertos de hambre, esto es una barbarie “!

Noticias Tomado de Pacocol Por Libardo Muñoz

"4.770 niños wayuu muertos por los estragos del hambre en un lapso de 8 años, esto es una barbarie"! exclamó incrédulo el Magistrado de la Corte Constitucional de Colombia Alberto Rojas Ríos.
Con el informe en sus manos, el alto dignatario de la Corte Constitucional se resistía a darle crédito a unas cifras sobre la situación de vulnerabilidad en que viven miles de guajiros y que han alcanzado niveles que parecen los resultados de una guerra.
En Riohacha, capital del departamento colombiano de La Guajira, acaba de realizarse una Audiencia de seguimiento de la sentencia T-302, que declaró como estado de cosas inconstitucional las muertes de niños desnutridos, pertenecientes a la etnia wayuu.
Al lado del Magistrado Rojas se encontraba el Procurador General de La Nación Fernando Carrillo, voceros comunitarios y Elson Rodríguez Beltrán, autor de la acción de tutela que originó la reacción de la Corte Constitucional, contra la Presidencia de…

ASESINAN A LÍDER SOCIAL DE LA ZONA DE RESERVA CAMPESINA DE LA PERLA AMAZÓNICA, EN PUTUMAYO

Noticia Por Contagio Radio 10 de octubre 2018

La Asociación de Desarrollo Integral Sostenible de La Perla Amazónica, ADISPA, denunció el asesinato de Otto Valenzuela, líder de esta organización. Los hechos se presentaron el pasado 8 de octubre, cuando integrantes de esa comunidad encontraron el cuerpo de Valenzuela con un impacto de bala en la vereda Frontera.
Yaneth Silva, integrante de ADISPA, señaló que durante la mañana, el líder social estuvo trabajando en la Minga Comunitaria y posteriormente se retiró a su vivienda. Allí, los vecinos de ese predio manifestaron que escucharon un disparo, pero no alertaron a las autoridades debido a que no imaginaron que se tratara de un acto de violencia.
De igual forma, Silva  expresó que cuando se le informó a la Policía de los hechos, le manifestaron que no podían acercarse al lugar porque estaba muy retirado, y le hicieron recomendaciones "de ser muy cuidadosos con el tema de recoger cascos de balas", como material de investigación, del…

El regreso a las armas es un absurdo político

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


La carta de Iván Márquez y el Paisa a la Comisión de Paz del Senado de la República, más que un signo de alarma acerca de una división en el partido Farc, pone de presente una manera de ver las cosas que simplemente contribuye a agravarlas. Nadie con un mediano raciocinio se atrevería a poner en duda el pobre nivel de cumplimiento de los Acuerdos de La Habana por parte del Estado. Otra cosa es el qué hacer frente a tan complicado problema.
No deja de sorprender que el grito de batalla de los firmantes de la carta sea la exigencia de la implementación completa de lo acordado. Reiteran incluso que su mayor anhelo es contribuir a la construcción de la paz en nuestro país. Pues eso precisamente es el propósito fundamental asumido por el partido de la rosa desde su nacimiento, reiterado en su último Consejo Nacional de los Comunes. Todos queremos que se cumpla lo acordado, ¿cuál es el problema entonces?
Un recurso fácil, que habla poco a favor …