Ir al contenido principal

Alerta de la FLIP por censura en Hidroituango

Comunicado
Por Fundación para la Libertad de Prensa FLIP

Alerta de la FLIP por censura en Hidroituango


En los últimos días, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) ha tenido conocimiento de distintos tipos de denuncias de periodistas y ciudadanos en relación con el manejo de la información sobre Hidroituango. Estas denuncias involucran a distintas entidades, entre las cuales se encuentran Empresas Públicas de Medellín (EPM), principal socio del proyecto, y al Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá (SIATA).

Estos reclamos son especialmente preocupantes para la FLIP, pues señalan que las entidades estarían incumpliendo su deber de transparencia, el cual les exige publicar información oportuna, veraz y completa, en los términos más amplios posibles. Este deber se refuerza en circunstancias de emergencia, en las cuales el acceso a la información es esencial para la reducción de riesgos, para mantener al tanto a toda la ciudadanía y para permitir el escrutinio de las acciones de las autoridades. La FLIP ha tenido noticia de las siguientes denuncias.

Se ha ocultado la información del sensor de nivel 302 del SIATA

Desde el 20 de mayo de 2018, múltiples periodistas y ciudadanos han denunciado que se ha ocultado la información del sensor 302 que se mostraba en la página del SIATA. Este instrumento mide el nivel del agua del río Cauca en Hidroituango.

Según se ha informado, el sensor fue deshabilitado para consulta del público alrededor de las 10 de la mañana del 20 de mayo. En respuesta a los reclamos ciudadanos, el SIATA confirmó la deshabilitación diciendo que “[l]os sensores instalados por SIATA continúan funcionando, la información está siendo entregada al PMU (Puesto de Mando Unificado), para tener una adecuada e integral interpretación de la información. Se continuará informando a toda la ciudadanía en caso de ser necesario”. Horas después dijo que la información había sido desenlazada de su sitio web para evitar “interpretaciones aisladas que pueden ser erróneas”.

El 22 de mayo hubo nuevas denuncias en las que se señalaban que se había deshabilitado del sensor. En esta ocasión el SIATA respondió diciendo que había “dificultades de telecomunicaciones que esperamos se solucionen durante el día”.

Ocultar esta información contraría las obligaciones que tiene el SIATA en materia de transparencia activa en virtud de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ley 1712 de 2014), la cual obliga a los sujetos obligados (como el SIATA) a actuar de buena fe y facilitar el acceso a la información “en los términos más amplios posibles”.

Eliminación de documentos públicos de la página de EPM

La FLIP también ha tenido conocimiento de denuncias de eliminación de documentos públicos relacionados con el proyecto de Hidroituango que antes estaban disponibles en la página web de EPM. Daniel Quintero, exViceministro de Economía Digital,fue una de las personas que se pronunció al respecto. Es preocupante que se estén ocultando documentos que puedan ayudar a entender y hacer escrutinio de las acciones de las entidades involucradas.

EPM, por ser una entidad prestadora de servicios que administra recursos públicos, es un sujeto obligado por la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y, por lo tanto, tiene la obligación de tener publicada de forma proactiva en su página web cierta información exigida por tal ley (como, por ejemplo, la información sobre sus relaciones contractuales). Los cuestionamientos de los ciudadanos levantan dudas sobre la transparencia de EPM y sobre la eventual responsabilidad disciplinaria o penal por ocultar de documentos públicos (artículo 292 del Código Penal).

La FLIP se comunicó con Maritza Alzate, Secretaria General de EPM, quien aclaró que los documentos retirados fueron tres: un documento que hace alusión a una escritura pública donde se menciona el mandato que la sociedad EPM Ituango le hizo a EPM, en virtud del cual le transfirió el contrato BOMT; un plan de contingencia que se tiene que entregar con la licencia ambiental y una presentación de una secuencia cronológica en la cual se explica cómo ha sido la evolución del proyecto desde el punto de vista societario. Según Alzate, la Ley de Transparencia no exige publicar esta clase de documentos, razón por la cual la entidad mantiene su discrecionalidad de subirlos o bajarlos.

Según informa la funcionaria, estos documentos fueron publicados originalmente con una función pedagógica, dado el nivel técnico del proyecto. Se buscaba que la ciudadanía entendiera qué era la sociedad EPM Ituango, qué es un contrato BOOMT y por qué la sociedad podía transferirlo a EPM. Contó que, sin embargo, la información resultó confusa para los ciudadanos, causando un efecto contrario al deseado y que, por tal razón, EPM decidió retirarla. La funcionaria llamó la atención sobre el hecho de que para efectos de transparencia también es importante que se publique información que no genere confusión en el público.

Sin embargo, la ley también obliga a la entidad a garantizar y facilitar el acceso a la información previamente publicada y a definir procedimientos para retirarla de su página web1. La funcionaria sostuvo que tal exigencia aplica en relación con la información mínima obligatoria exigida por la Ley de Transparencia. La FLIP no comparte esta posición. Es obvio que la norma busca proteger la información que es propensa a ser eliminada, porque los mínimos simplemente no se pueden borrar.

Amenazas a trabajadores de Hidroituango para que no den información a la prensa

La FLIP también tuvo conocimiento de denuncias de amenazas a trabajadores de Hidroituango para que no entreguen información a los periodistas que están haciendo cubrimiento de la situación. Esta denuncia también genera preocupaciones por cuanto los trabajadores están legitimados para comunicar información de interés a la prensa que, además, no tiene carácter reservado según la Ley de Transparencia. Cualquier tipo de represalia en contra de ellos iría en contra de los estándares internacionales sobre libertad de información y que protegen a aquellos alertadores que informan sobre irregularidades que ocurran al interior de las organizaciones para las que ellos trabajan.

Al respecto de esta denuncia, John Maya, Vicepresidente de Negocios de EPM, aclaró que en Hidroituango hay más de once mil trabajadores y que no todos son directamente contratados por EPM sino por sus contratistas o asesores. Según los funcionarios Maya y Alzate, desde EPM no se ha dado ninguna instrucción en este sentido.

La falta de transparencia y la censura durante situaciones de calamidad son inaceptables en tiempos en los que se acentúa la necesidad de información. Las autoridades a cargo no pueden pretender evitar la confusión a partir de la censura. Una situación crítica, prolongada en el tiempo y que puede comprometer la vida de cientos de personas, debe estar abierta al escrutinio público.

Es importante también señalar que EPM e Hidroituango son grandes anunciantes en medios comerciales y comunitarios de la región. Lo anterior genera preocupaciones adicionales de censura indirecta, dado que los medios locales pueden temer que les retiren la pauta por cubrir de forma crítica a sus anunciantes. Esta conducta puede restringir el acceso de los ciudadanos a la información a través de estos medios.

La FLIP hace un llamado al SIATA, a EPM y a las demás entidades vinculadas a este proyecto para que garanticen la mayor transparencia y el acceso amplio a la información por parte de periodistas y ciudadanos. Además, hace un llamado a la Procuraduría para que, con la información disponible, investigue si ha habido alguna falta disciplinaria y preste especial atención al manejo de la pauta como posible mecanismo de censura.

1  Art. 14 de la Ley de Transparencia y art. 48 del Decreto 103 de 2015.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Masacre en el Tarra, van 9 muertos

Noticia Por Colombia Soberana

Una masacre se realizó hoy, lunes 30 de julio, a las 2:30 de la tarde en el barrio Villa Esperanza en el casco urbano del municipio del Tarra, Norte de Santander.
Las Organizaciones Sociales denuncian que hasta el momento hay 9 muertos y un número indeterminado de heridos. Entre los muertos está Frederman Quintero, presidente de la Junta de Acción Comunal del Km 84 y presidente del Comité Veredal de la Asociación Campesina del Catatumbo,  ASCAMCAT.
Hasta el momento no se han esclarecidos los hechos y se desconoce qué grupo armado está detrás de estos hechos que causan terror y zozobra entre los pobladores.

Por medio de su cuenta de Twitter, el comité de Integración Social del Catatumbo CISCA, insta a las autoridades a explicar cómo es que con su alta presencia en el Tarra, sucede esta masacre a plena luz del día.

Continúa el genocidio de la UP: Asesinan a Jorge Eliécer Roa.

Noticia Tomado de Pacocol Por Oscar H Avellaneda

Jorge Eliécer Roa Patiño ex alcalde de Miraflores, fue asesinado el 13 de agosto en zona rural de Puerto zancudo, jurisdicción de Calamar (Guaviare). Un nuevo crimen que forma parte del genocidio contra la Unión Patriótica (UP).


Fue Alcalde en el período 2001-2003 y sufrió una intensa persecución criminal por parte de paramilitares, con el silencio cómplice de la fuerza pública de la región y la judicialización infundada de la Fiscalía.
Durante su administración se vio obligado a trasladar su despacho, a San José, capital del Guaviare, junto con los concejales, todos de la UP, para poder sesionar sin que peligraran sus vidas e integridad personal.
Su trabajo en la Alcaldía es recordado y valorado, no sólo por las obras que realizó en salud, educación y cultura, sino por el cariño y el respeto con el que trató a su Pueblo, sus colegas y funcionarios.
La Corporación Reiniciar para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, señala que la per…

HIDROITUANGO CONTINÚA CON OBRAS SIN TENER LICENCIA AMBIENTAL

Noticia Tomado de Contagio Radio


La plataforma Ríos Vivos denunció que Hidroituango  está incumpliendo la decisión de la Agencia  Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, y sigue con las obras, a pesar de la suspensión de la licencia ambiental que le obliga a detenerlas. Además, la organización aseguró que EPM tampoco a dado los subsidios que prometió a las familias afectadas y que muchas de ellas continúan viviendo en los albergues o están completamente aisladas como es el caso de quienes habitan en Ituango.
Situación que según Ríos Vivos, es producto de que la ANLA, no haya dado claridades frente a cuáles son las obras relacionadas con la emergencia y cuáles son las obras relacionadas con el avance del megaproyecto que tendrían que frenarse para disminuir el riesgo.
EPM OCULTA INFORMACIÓN IMPORTANTE De acuerdo con Zuleta, los derrumbes en ambas márgenes del cañón, a la altura de la megaobra,  han sido constantes y el más reciente se presentó el día de ayer, información que estaría siendo…