Ir al contenido principal

Santrich, soberanía y fraude electoral: Fin al vasallaje colonial

Análisis
Tomado de Pacocol
Por Jaime Caycedo 


La amenaza de otras extradiciones es un insulto a la voluntad de paz del pueblo colombiano. Así como una parte del Estado se presta para matar el logro más importante del Acuerdo, como es la conquista de la libertad política en perspectiva a la ampliación de la democracia, como paso para superar el pretendido Estado de derecho excluyente, la fuerza de la opinión se levanta en contra de la imposición autocrática que intenta destruir un camino a la convivencia. 

Más allá de las diferencias en la disputa presidencial, Humberto de La Calle resaltó dos elementos planteados por el Partido Comunista en su comunicado del 10 de abril: la presunción de inocencia y la soberanía del país, ignorados por el presidente y el fiscal general. Ese acto de genuflexión es inaceptable, induce al suicidio de  un ser humano, al incumplimiento mayor de un tratado de paz, al desconocimiento de la JEP y a la burla a la Comunidad internacional. 

En medio de una campaña presidencial estos hechos creados desde las cumbres del poder tienen un sentido político erosivo. Intentan demostrar anticipadamente a la elección presidencial el derrumbe del proceso de paz, objetivo preciado de la ultra derecha. Como respuesta, en el creciente campo de la dignidad y la decencia se reactiva la convergencia de fuerzas en defensa del Acuerdo y de la JEP. Se trata hoy de subrayar su importancia, la amnistía inmediata para los más de seiscientos presos políticos restantes, la transparencia y el flujo de recursos del Fondo de Paz a los proyectos productivos, el respaldo en las calles y en las movilizaciones de plaza al proyecto de la paz democrática. 

Tan inaceptable como la amenaza de extradición es el exterminio de activistas de FARC, que se añaden a los de Marcha Patriótica, Unión Patriótica, Congreso de los Pueblos, Cabildos indígenas, Consejos comunitarios, reclamantes de tierras, defensores de DDHH. Hay un claro sesgo criminal contra la izquierda que se mueve en el campo popular y que exige todas las garantías de que dispone la Constitución. Denunciamos la incompetencia y complicidad de la Registraduría Nacional, ahora privatizada, frente a las sospechas de fraude y pedimos a toda la ciudadanía que actúe como vigilante de su voto, que se active el control social popular en las calles y se amplíe la participación de la Comunidad internacional como veedora y garante. 

La provocación que hoy pone en vilo la paz, la legitimidad de las elecciones y la vida de Jesús Santrich no se cocina solo en las caballerizas del Uberrimo  o en los clubes de Bogotá. Se calcula, sopesa y  ejecuta también desde el Departamento de Estado y el Comando Sur. Toda una  hostilidad, diplomática  y militar, se proyecta para desconocer la elección presidencial del próximo domingo en Venezuela. Ahora bien, los que intentan intervenir en Venezuela son los mismos que intentan destruir el proceso de paz en Colombia. Un gobierno democrático de transición tiene que poner fin al vasallaje inmoral y colonial impuesto por el imperialismo al pueblo colombiano con la mediación de mafias y maquinarias, ancladas en la corrupción y en el paramilitarismo.

Es el reto para la  formidable movilización popular que acompaña a la Colombia Humana - Decentes.

 Editorial Voz

Comentarios

Entradas populares de este blog

La implementación del acuerdo ha caído sobre los hombros de la FARC. La entrevista que censuró el gobierno

Noticia
Por Colombia Soberana






En el marco del Acuerdo de  paz se creó el programa Mimbre que ha venido siendo emitido en el Canal Institucional. Es dirigido por Gloria Cecilia Gómez y su comité editorial está conformado por delegados de las FARC y del Gobierno. 
Desde hace 9 meses ha estado al aire sin mayores contratiempos, pero su última edición fue censurada porque la oficina del Alto Comisionado para la Paz decidió no sacar al aire una entrevista que  Gloria Cecilia Gómez le hizo a Pastor Alape. Para Luis Roberto Rodríguez "El programa no se trata de que una parte acuse a la otra parte de cosas ante millones de colombianos". 
Sin embargo, al ver la entrevista, se puede notar que el dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, habla de temas puntuales y verídicos: la transformación de la JEP y de la participación política, el problema de seguridad en las regiones y demás, por lo tanto se puede considerar este hecho como un  acto de censura. 
El vídeo, que …

Empresarios estarían detrás de asesinatos y amenazas de líderes de tierras: Fiscalía

Noticia Por Blu Radio

La vicefiscal general de la Nación, María Paulina Riveros, reveló que han materializado más de 150 capturas y cerca de 200 personas vinculadas al asesinato de líderes sociales en el país.
Afirmó que en el bajo cauca Antioqueño y la región del Urabá particularmente el problema radica en la reclamación de tierras en donde los responsables se relacionan con grupos armados y empresarios que se niegan a entregar a los dueños legítimos sus territorios.
“Hemos advertido que se trata de un tema evidente de reclamación de tierras y que confluyen en este caso varios factores y varios sujetos, por ejemplo, grupos armados organizados como el Clan del Golfo, empresarios que se niegan a la devolución de tierras a sus propietarios y otra serie de grupos armados que entrado en un conflicto por la tenencia y posesión de la tierra”, señaló la vicefiscal.
Afirmó que la visita en el municipio de Apartadó se realiza con el objetivo de que conocer más de cerca y materializar las denuncias …

General(r) Montoya: ¿Quién ordenó cometer los crímenes?

ReportajeTomado de Pacocol Por Oscar H. Avellaneda

Uno de los generales más reconocidos como ficha clave en la política de "Seguridad Democrática" durante el gobierno de Álvaro Uribe, el general en retiro Mario Montoya se acogió a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).
Es el militar de más alto rango en aceptar la justicia especial para que juzgue hechos relacionados con el conflicto armado.
Contra Montoya se adelantaban en la justicia ordinaria dos procesos: 
El primero relacionado con su connivencia con los paramilitares, y el exceso en el uso de la fuerza durante la Operación Orión en la Comuna 13 de Medellín, ocurrida en 2002 mientras era comandante de la Cuarta Brigada. Lo investigaba la Corte Suprema de justicia y por esto se vio forzado a renunciar como embajador en República Dominicana.
Y el segundo se basa en las ilegales ejecuciones extrajudiciales presentadas como bajas en combate, conocidas como “falsos positivos”, cuando era comandante del Ejército.
También …