Ir al contenido principal

Respaldamos la independencia institucional de la JEP

Comunicado
Por Comisión Intereclesial de Justicia y Paz


La decisión de la Jurisdicción Especial de Paz, JEP, de avocar el conocimiento del caso de Seuxis Hernández, ex guerrillero de las FARC, generó una serie de cuestionamientos por parte del Fiscal General de la Nación desconociendo el Acuerdo de Paz, el mandato de la JEP amparado constitucionalmente y el valor de este mecanismo de justicia transicional para enfrentar la impunidad existente.

Las apreciaciones del FGN contra la JEP, en este caso, incluso la postura de los ministerios de Interior y de Justicia, están en contravía de los principios de independencia judicial y debido proceso.

La serie de objeciones a la JEP, que no es nueva, se produce, además, cuando organizaciones de víctimas y sus apoderados presentan sus informes como los casos de Club El Nogal, Unión Patriótica, la Corporación CREDHOS, y cuando, están en curso una serie de solicitudes de acogimiento de testigos y de responsables en la comisión de crímenes contra la humanidad, incluso terceros, ex militares y exparamilitares, y otros en solicitud de revisión de sus procesos.

Estos hechos son indicadores que la verdad es central para la paz y la posibilidad de la reconciliación, y que, una rendición de cuentas de todos los responsables, junto con las expectativas de miles de los afectados en más de 50 años de violencia, son los grandes retos de la JEP, que nosotros seguimos respaldando.

Nos distanciamos de los cuestionamientos del Fiscal General de la Nación ante las decisiones de la JEP; creemos que este sistema judicial está cumpliendo con su mandato en consonancia con la Constitución y al derecho internacional.

Nuestras organizaciones, que acompañamos y representamos a víctimas directas del conflicto armado, convocamos a la sociedad colombiana a informarse adecuadamente sobre la JEP, valorando su misión para enfrentar la impunidad estructural que no se ha enfrentado eficazmente.

Invitamos a quienes ejercen cargos de responsabilidad en el Estado y Gobierno a contribuir al fortalecimiento del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición.

Creemos que la JEP es un mecanismo idóneo e inédito para garantizar los derechos de las víctimas y contribuir a la construcción de una paz estable y duradera, razón por la cual debe concitar el mayor respaldo institucional y ciudadano posible.

De igual manera, ante lo que observamos como ausencia de garantías, acudiremos a Naciones Unidas para que el Relator Especial sobre la independencia de magistrados y abogados, verifique que no existan interferencias indebidas de otras ramas del poder público en las decisiones de la JEP.

Mayo 21 de 2018.

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Instituto Popular de Capacitación

Forjando Futuros

Centro Internacional para la Justicia Transicional

Asociación Cristiana Menonita para Justicia, Paz y Acción No Violenta – Justapaz

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

Corporación Claretiana Norman Pérez

Asociación MINGA 

Corporación para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, REINICIAR.

Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos, CREDHOS

Colectivo Orlando Fals Borda

Centro de Estudios Étnicos.

Corporación Territorio, identidad y Cultura para la paz, PACIPAZ.

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ

Corporación Jurídica Libertad, CJL.

Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo

Corporación Jurídica Yira Castro, CJYC

Fundación Cultura Democrática Movimiento Social Discapacidad Colombia, MOSODIC



Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…