Ir al contenido principal

Que no nos derrumben la paz

Comunicado
Por Timoleón Jiménez Timo


Resultado de imagen para timochenko



En reciente pronunciamiento recordé que el 23 de septiembre de 2015, en la ciudad de La Habana, me reuní por primera vez con el señor Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en presencia del Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz, del Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-moon, de representantes de los países garantes y acompañantes del proceso de paz y otras distinguidas personalidades nacionales y extranjeras.


Tan trascendental encuentro tuvo por objeto anunciarle a Colombia y al mundo que se había alcanzado un acuerdo sobre la justicia a aplicar para garantizar una paz estable y duradera. Se subrayó de él que era un ejemplo excepcional para todas las naciones. Tratábase ni más ni menos de la Justicia Especial para la paz, JEP, enmarcada dentro de lo que se vino a denominar Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, SIVJRNR. 


Acudimos a esa cita sobre la base de que lo que se daba a conocer a Colombia y a la comunidad internacional en la materia referida, se había pactado por las partes asumiendo como propios los principios aceptados por las naciones civilizadas para esos efectos, la buena fe y la ineludible obligación de cumplir lo pactado (pacta sunt servanda). Reglas estas de oro, sin las cuales la humanidad perdería su capacidad de creer y la paz jamás sería alcanzada. 


La reunión de La Habana se efectuó ante tan ilustres personalidades para darle mayor solemnidad y alcance al compromiso suscrito ese día entre antiguas partes combatientes, de revestir de plena seguridad jurídica a quienes por las razones señaladas en el mismo acuerdo, tendrían que comparecer ante la JEP, tribunal autónomo, prevalente, y de cierre, con la amplia mira de alcanzar mediante decisión suya la justicia restaurativa a la luz de las normas establecidas.


Además en la JEP se señalaría la verdad, se reconocería a las víctimas y sus derechos y se les ofrecería reparación. Todo enmarcado dentro de los principios que se encuentran plasmados en los textos firmados y refrendados así: 


“El Estado tiene autonomía para conformar jurisdicciones o sistemas jurídicos especiales, derivado de lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas sobre la soberanía y libre autodeterminación de las naciones, y de lo establecido en los Principios del Derecho Internacional, incluido el Derecho Internacional Humanitario, el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y el Derecho Penal Internacional”. 


En ningún aparte del texto citado se indica que la soberanía y libre determinación del pueblo de Colombia debe condicionarse a pareceres y caprichos de terceros Estados, o al capricho de un funcionario local de ocasión. Enormes manchas de sangre cubren los continentes y los mares del globo por conductas irresponsables que no pasan desapercibidas, por injerencias indebidas, ya de Estados, ya de funcionarios inescrupulosos de distintas latitudes. La historia lo registra todo. 


Como registrará el intento de atropello a la decisión tomada por la JEP el 17 de este mes, en uso de facultades privativas suyas consignadas no solo en los Acuerdos de La Habana, refrendados debidamente, sino en el artículo 19 del Acto Legislativo Número 1 de 2017 y en documento oficial del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas S/2017/272, que a su vez consigna en su cuerpo la Declaración Unilateral de Estado que reafirma el ya mencionado principio pacta sunt servanda.


A pesar de los varios atropellos institucionales y de lo que consideramos hasta ahora un asalto a nuestra buena fe, hemos decidido comparecer ante la Justicia Especial para la Paz, con la esperanza que el Presidente Santos cumplirá con la palabra empeñada mundialmente, y propugnará porque las reglas que garantizan seguridad jurídica para todos, no se cambien en la mitad del camino. Sería vergonzoso para él y la nación entera que algo así sucediera. 


Somos conscientes de que se está haciendo todo lo posible, por fuerzas visibles e invisibles de carácter local y no local, para dar al traste con la obra alcanzada con esmero, audacia y patriotismo en la ciudad de La Habana. Pese a ello, continuamos haciendo todo lo necesario para seguir sirviendo a Colombia con nuestra conducta de paz. Que no se diga que la responsabilidad por un fracaso recae sobre nosotros.


Hicimos honor a nuestra palabra, dimos fin a la guerra y dejamos las armas, somos un partido político en total legalidad. Lo menos que podemos esperar de parte del Estado colombiano y sus tres ramas del poder, es que cumplan con lo firmado y refrendado. No quieran los dioses de Colombia que la mejor obra de ingeniería de la patria, la gigante presa de la paz, termine derrumbándose so pretexto de un perverso, inoportuno y mentiroso malabarismo jurídico penal. 


RODRIGO LONDOÑO ECHEVERRY


Presidente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común


Lunes 21 de mayo del 2018

Comentarios

Entradas populares de este blog

Masacre en el Tarra, van 9 muertos

Noticia Por Colombia Soberana

Una masacre se realizó hoy, lunes 30 de julio, a las 2:30 de la tarde en el barrio Villa Esperanza en el casco urbano del municipio del Tarra, Norte de Santander.
Las Organizaciones Sociales denuncian que hasta el momento hay 9 muertos y un número indeterminado de heridos. Entre los muertos está Frederman Quintero, presidente de la Junta de Acción Comunal del Km 84 y presidente del Comité Veredal de la Asociación Campesina del Catatumbo,  ASCAMCAT.
Hasta el momento no se han esclarecidos los hechos y se desconoce qué grupo armado está detrás de estos hechos que causan terror y zozobra entre los pobladores.

Por medio de su cuenta de Twitter, el comité de Integración Social del Catatumbo CISCA, insta a las autoridades a explicar cómo es que con su alta presencia en el Tarra, sucede esta masacre a plena luz del día.

Continúa el genocidio de la UP: Asesinan a Jorge Eliécer Roa.

Noticia Tomado de Pacocol Por Oscar H Avellaneda

Jorge Eliécer Roa Patiño ex alcalde de Miraflores, fue asesinado el 13 de agosto en zona rural de Puerto zancudo, jurisdicción de Calamar (Guaviare). Un nuevo crimen que forma parte del genocidio contra la Unión Patriótica (UP).


Fue Alcalde en el período 2001-2003 y sufrió una intensa persecución criminal por parte de paramilitares, con el silencio cómplice de la fuerza pública de la región y la judicialización infundada de la Fiscalía.
Durante su administración se vio obligado a trasladar su despacho, a San José, capital del Guaviare, junto con los concejales, todos de la UP, para poder sesionar sin que peligraran sus vidas e integridad personal.
Su trabajo en la Alcaldía es recordado y valorado, no sólo por las obras que realizó en salud, educación y cultura, sino por el cariño y el respeto con el que trató a su Pueblo, sus colegas y funcionarios.
La Corporación Reiniciar para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, señala que la per…

HIDROITUANGO CONTINÚA CON OBRAS SIN TENER LICENCIA AMBIENTAL

Noticia Tomado de Contagio Radio


La plataforma Ríos Vivos denunció que Hidroituango  está incumpliendo la decisión de la Agencia  Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, y sigue con las obras, a pesar de la suspensión de la licencia ambiental que le obliga a detenerlas. Además, la organización aseguró que EPM tampoco a dado los subsidios que prometió a las familias afectadas y que muchas de ellas continúan viviendo en los albergues o están completamente aisladas como es el caso de quienes habitan en Ituango.
Situación que según Ríos Vivos, es producto de que la ANLA, no haya dado claridades frente a cuáles son las obras relacionadas con la emergencia y cuáles son las obras relacionadas con el avance del megaproyecto que tendrían que frenarse para disminuir el riesgo.
EPM OCULTA INFORMACIÓN IMPORTANTE De acuerdo con Zuleta, los derrumbes en ambas márgenes del cañón, a la altura de la megaobra,  han sido constantes y el más reciente se presentó el día de ayer, información que estaría siendo…