Ir al contenido principal

Hidroituango se hizo contra todas las peticiones de las comunidades

Comunicado
Tomado de Prensa Rural
Por Ríos Vivos y Red Nacional del Agua

Cañón del río Cauca en todo su esplendor 26 de julio del 2015
foto Bibiana Ramírez 

Cañón del Río Cauca inundado 17 de mayo del 2018
Foto Bibiana Ramírez 

Las organizaciones socio-ambientales de Colombia articuladas a través de la Red Nacional del Agua de Colombia hacemos público este comunicado en solidaridad con las comunidades rurales, el territorio afectado y el Movimiento Ríos Vivos Antioquia por la crisis ambiental y social ocasionada por el desbordamiento del río Cauca, el cual fue represado por la Hidroeléctrica Hidroituango de las Empresas Públicas de Medellín EPM, megaproyecto realizado en contra de todas las peticiones realizadas por la comunidad para que no se represara, desviara ni transformará la vocación ancestral social y ambiental agrónoma, pesquera y barequera de la región, siendo así mismo víctimas de vulneración de derechos humanos, individuales, colectivos y ambientales. Por esta razón manifestamos que:Sobre la situación de vulneración de derechos:

Exigimos a la Procuraduría General de la Nación una investigación disciplinaria a la Empresas Públicas de Medellín por la violación de derechos humanos ambientales en el desarrollo de Hidroituango entre 2010 y 2018.

Se esclarezca (el asesinato de los líderes comunitarios Héctor Alberto George Pérez y Luis Alberto Torres Montoya (QEPD) del movimiento Ríos Vivos Antioquia quienes alertaron sobre la inminencia del desbordamiento y fueron asesinados cruelmente frente al silencio de la sociedad y el estado los días 2 y 8 de mayo respectivamente
Exigimos se esclarezca la aparente relación entre la construcción de este megaproyecto y el ocultamiento de fosas comunes de crímenes ejercidos por paramilitares, de estas investigaciones se han exhumado 159 cuerpos encontrados hallados en la zona.

Responsabilizamos, solidariamente, a quienes estigmatizaron y atacaron a las comunidades rurales y al movimiento Ríos Vivos Antioquia, los ex-gobernadores:
Luis Alfredo Ramos (2008-2011) como principal responsable de emergencia quien actuó como empresario y accionista mayoritario de Hidroituango, quien amedrentó y amenazó con encarcelamiento a los defensores ambientales y propició la vulneración de derechos humanos y ambientales a través de acciones vinculadas con paramilitares.

Sergio Fajardo Valderrama (2012-2015) quien omitió todos los reclamos y denuncias de las comunidades, dándole prioridad a los intereses económicos sobre el bien público y privado de las comunidades rurales.

Luis Pérez (2016-2018) quien a través de sus recientes declaraciones públicas tildó de “telenovela” la catástrofe ambiental a la que se enfrentan las comunidades y la región, estigmatizando a los defensores y minimizando la grave problemática frente a la opinión pública.

Exigimos la garantía de cumplimiento de los derechos humanos y ambientales de los líderes y comunidades rurales de Valdivia, Caucasia, Ituango y Sabanalarga quienes se oponen al megaproyecto Hidroituango y exigen garantías para que se continúen la s investigaciónes respectivas de tipo penal, disciplinario y administrativo, respetando el debido proceso.

Exigimos esclarecimiento público de las causas técnicas, políticas y ambientales que incidieron en esta tragedia no-natural para que se identifiquen públicamente y judicialicen a los responsables.

Determinar de manera expedita el detrimento económico y patrimonial a las finanzas publicas, que según algunas fuentes hoy se cree asciende a 400.000 millones de pesos.
Determinar de manera expedita la afectación de más de 1000 familias de los municipios Valdivia, Caucasia, Sabanalarga e Ituango.

Sobre la emergencia ambiental exigimos:

Se cancele inmediatamente el megaproyecto Hidroituango el cuál es un peligro permanente por su inviabilidad demostrada en los estudios ambientales que demostraban el inminente riesgo que representa Hidroituango debido a que se ubica en zona de fallas geológicas y de lluvias.

Se evacúe de manera controlada y segura el agua represada.

Se realice un plan de búsqueda de personas dadas por desaparecidas en la zona de influencia del megaproyecto y se suspenda el llenado hasta tanto no se garantice que no queda más cuerpos en la zona de afectación.

Se caracterice a todas las comunidades en riesgo del Bajo Cauca antioqueño.

Se atienda la emergencia humanitaria con sitios de albergue, alimentación y abrigo para las familias cuyos medios de vida dependen del río Cauca.

Se brinde tierras y proyectos productivos para las familias que perdieron sus modos de vida.

Se brinde información veraz y oportuna sobre lo que realmente está sucediendo con este megaproyecto.

Se sancione a los responsables de esta tragedia social y ambiental.
Exigimos que ANLA se pronuncie sobre la procedencia o improcedencia de las medidas anunciadas públicamente por EPM para atender la inundación y en especial la del vertedero.

Exigimos se reconozca el proceso de lucha de las comunidades rurales por la garantía de los derechos humanos y ambientales.

¡Aguas para la Vida, No para la Muerte!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…