Ir al contenido principal

Espaldarazo de la Corte Suprema a la JEP en materia de extradición de exguerrilleros

Noticia
Por el Espectador 

Espaldarazo de la Corte Suprema a la JEP en materia de extradición de exguerrilleros

Pese a varias críticas, el alto tribunal asegura que la Jurisdicción Especial de Paz es la entidad que legalmente está autorizada para revisar este tipo de procesos.

Según la Corte Suprema, la JEP es la entidad con la potestad de revisar los pedidos de extradición de exmiembros de las Farc.

Los casos de extradición de miembros de la exguerrilla de las Farc siguen dando de qué hablar. El de Jesús Santrich es, sin duda, el que más polémica ha causado pues levantó las primeras dudas de quién es la entidad que debe conocer las solicitudes de extradición de exmiembros de las Farc: si la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) o la justicia ordinaria. Una reciente decisión de la Corte Suprema de Justicia le da el respaldo total a la potestad de la JEP en estos casos. 

Según el alto tribunal, la JEP es la jurisdicción “habilitada constitucional y legalmente para calificar y constatar” estos procesos, siempre y cuando los delitos por los que el ciudadano colombiano es requerido por un país extranjero fueron cometidos antes del 24 de noviembre de 2016, o sea, antes de la firma del Acuerdo de Paz, y la persona está entre los listados oficiales de quienes se han sometido a la justicia especial.

El caso que estudió la Corte Suprema para tomar esta decisión es el de Pedro Luis Zuleta Noscué, alias El Cojo o El Inválido, quien es solicitado por una Corte Distrital del Sur de Nueva York por, supuestamente, ser el responsable de la fabricación e importación de grandes cantidades de cocaína entre 1985 y 2011, cuando era el líder del Frente Sexto de las Farc. Para el alto tribunal, en este caso, “el juez natural para continuar conociendo del pedido de extradición es la JEP”.

Según la Fiscalía colombiana, Zuleta es el responsable de uno de los cultivos de marihuana más grandes del Cauca. De acuerdo a los detalles que las autoridades tienen en contra del exguerrillero, su producción de sustancias ilícitas representa más de la mitad del mercado de todo el país. El exguerrillero, por su parte, aseguró en una entrevista a la periodista Salud Hernández, que nada tiene que ver con las Farc y que tampoco sabe nada de cultivos de marihuana. 

“Por consiguiente, dada la falta de competencia para continuar con el trámite de extradición, se remitirá la actuación a la Sección de Revisión de la JEP, pues es esa jurisdicción especial la que ha de constatar y calificar si los hechos que motivan el pedido de extradición se cometieron en el marco del conflicto armado, con anterioridad a la firma del Acuerdo de Paz. De la respuesta que se dé a ello depende que la solicitud de extradición deba ser resuelta por la JEP o haya de regresar a la Jurisdicción Ordinaria”, explicó la Corte Suprema en su decisión. 

La decisión del alto tribunal resuelve varias dudas y es clave para los procedimientos que lleguen a la JEP, mientras se resuelve en el Congreso la ley de procedimiento que debe seguir la jurisdicción especial en estos casos. Precisamente, en el debate en plenaria del Senado y Cámara del martes 29 de mayo, se aprobó un artículo que iría en contra de la decisión de la Corte. Según el documento estudiado por los congresistas, la JEP no podrá evaluar las condiciones o conductas cometidas por los exguerrilleros, sino limitarse a informar la fecha en la que estas habrían sido cometidas para que el caso pase a la justicia ordinaria y, si es el caso, que proceda la extradición.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…