Ir al contenido principal

Continúan amenazas y persecución a miembros del partido FARC en Bogotá

Comunicado
Por FARC Bogotá

Continúan amenazas y persecución a miembros del partido FARC en Bogotá

A las graves amenazas, retenciones ilegales y secuestro, denunciadas en su momento, en contra de LADY POBLADOR, en Ciudad Bolívar, y el entorno familiar de BRAYAN SEGURA, en Suba, se suma la persecución de la que vienen siendo víctimas ARLEY ESTUPIÑÁN y otros líderes comunitarios y juveniles de la localidad de Usme, militantes del Partido FARC y de otras organizaciones sociales y políticas, comprometidas con la defensa de los derechos fundamentales de los habitantes de los asentamientos informales ubicados principalmente en el barrio San Germán.

Desde el año 2017, tras el homicidio de un líder comunitario en el barrio Compostela, se ha incrementado la presencia de grupos criminales sucesores del paramilitarismo en el sector: expendios de droga controlados por estas bandas, patrullajes de personas encapuchadas en el barrio San Germán, sujetos armados infiltrados en movilizaciones sociales, disparos con arma de fuego contra casas de militantes de FARC, desconocidos hablando sobre atentar contra la vida de ARLEY ESTUPIÑÁN en los alrededores de su vivienda y agresiones directas contra habitantes de una residencia donde ingresaron ilegalmente personas que decían buscarlo, entre otros graves hechos, han sido denunciados a la Fiscalía General de la Nación y a la Defensoría del Pueblo, en días recientes. Por la inminente situación de riesgo, ARLEY debió desplazarse de su comunidad.        

Es además sumamente crítica la situación en la localidad de Ciudad Bolívar. Tal como lo constató la Defensoría del Pueblo, mediante la Alerta Temprana de Inminencia No. 030-18, “el escenario de riesgo se configura por la presencia de integrantes de grupos armados ilegales posdesmovilización de las AUC: Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC, los Rastrojos – Comandos Urbanos y Águilas Negras – Bloque Capital”. Las organizaciones sociales del sector mencionan también a las bandas denominadas “los paisas”, “los costeños” y “los urabeños”, como otros actores que se disputan el control territorial y los corredores de la localidad para el tráfico de estupefacientes y armas.

En días recientes circuló un panfleto en que se amenaza a la Mesa de Víctimas de Ciudad Bolívar. Líderes ambientales, defensores de derechos humanos y militantes de FARC han sido también objeto de seguimientos ilegales y amenazas. En esta localidad es donde fue retenida ilegalmente, golpeada y amenazada LADY POBLADOR, a quien se le mostraron fotos de otros integrantes de FARC, que, con posterioridad a ello, en las localidades de Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Suba, han sido también perseguidos. En los casos más preocupantes, fueron hurtados de la vivienda del familiar de una militante, en la localidad de Suba, documentos personales que guardaba allí. Ningún otro objeto fue robado. A la casa de otro militante, en la localidad de San Cristóbal, ingresaron de manera ilegal sujetos que dijeron ser policías y que pretendían llevárselo por tener supuestamente una orden de captura. Días después, en el barrio Quindío de la misma localidad, la vivienda donde se encontraba este militante fue atacada con 3 impactos de bala.

Finalmente, FRANCISCO JAVIER TOLOZA, integrante del Consejo Político Distrital de FARC, ha venido siendo objeto de seguimientos ilegales y hostigamientos. Los días 11, 16, 17 y 25 de abril de este año, en el centro comercial Gran Estación, en inmediaciones del Concejo de Bogotá, a las afueras del búnker de la Fiscalía General de la Nación y afuera de su propia residencia, respectivamente, fue víctima de tales sucesos. El último caso es particularmente preocupante debido a que involucra a un Subintendente de la Policía Nacional, que estaba tomando fotografías al lugar de residencia de FRANCISCO JAVIER.  

En respuesta a estos graves hechos, exigimos al Estado colombiano y a sus autoridades judiciales, administrativas y organismos de control, tomar todas las medidas urgentes, necesarias y pertinentes para garantizar la vida e integridad personal de ARLEY ESTUPIÑÁN MOSQUERA y el libre ejercicio del derecho fundamental a la participación política de todas y todos los militantes del partido FARC en la ciudad de Bogotá, así como el desmantelamiento y persecución penal a los grupos criminales sucesores del paramilitarismo que continúan delinquiendo en el distrito y que ponen en grave riesgo la adecuada implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto Armado y la Construcción de una Paz Estable y Duradera.

Consejo Político Distrital - Comisión de Derechos Humanos

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -FARC- Bogotá


Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…