Ir al contenido principal

A propósito de la primera vuelta de la elección presidencial del pasado 27 de mayo

Comunicado
Tomado de FARC
Por Consejo Político Nacional

Declaración a propósito de la primera vuelta de la elección presidencial del pasado 27 de mayo

Estamos dispuestos, hombres y mujeres de la fuerza del común, a dar nuestro aporte, materializado en los miles de hombres y mujeres que, con el mismo empeño y entusiasmo, con que hemos enfrentado los retos de la construcción de la paz, estaremos dispuestos a trabajar para que se haga realidad el anhelo de una Colombia soberana, moderna, en paz, con equidad y verdadera democracia.



La primera vuelta de la elección presidencial del pasado 27 de mayo, no deja duda sobre el momento actual que vive Colombia: nos debatimos entre fuerzas que buscan mantenernos atados a la guerra, la corrupción, la desigualdad social y la sujeción a intereses foráneos; y un abanico de sectores políticos y sociales, entre los que destacan los jóvenes, que emergen como fuerza promisoria, de un futuro posible de profundización democrática, ampliación de libertades, justicia social y ambiental, soberanía; y superación definitiva de todas las formas de violencia política, que han caracterizado nuestro devenir como nación.

Por primera vez en nuestra historia reciente, los resultados electorales muestran un incremento significativo de participación, lo que demuestra, entre otras cosas, que de manera imperceptible se han venido produciendo cambios en la forma de pensar y actuar políticamente, de numerosos sectores de la sociedad colombiana. Se hace inocultable la crisis de los partidos tradicionales y su forma de hacer política, basada en la corrupción, el fraude y la demagogia. Es evidente el agrietamiento del sistema político, que impera de espaldas a las necesidades de las grandes mayorías.

De lo anterior se desprende la posibilidad de un próximo gobierno de amplia convergencia social y política, que asuma el reto de consolidar la paz mediante la fiel implementación de los acuerdos firmados entre el Estado colombiano y las FARC-EP, dar continuidad a los diálogos con el ELN, hasta concluirlos exitosamente; y la búsqueda de una salida para el fenómeno paramilitar, dentro del marco judicial vigente, como se ha venido proponiendo; todo lo cual sería la base del gran acuerdo nacional que saque definitivamente las armas y la violencia del ejercicio de la política.

Un gobierno que unifique la nación en torno a los objetivos de la democratización; y que además asuma las tareas pendientes del desarrollo y la modernización de Colombia, con todo lo que esto implica a nivel económico, político y social.

Esta tarea histórica demanda sobre todo grandeza, de parte de quienes tienen sobre sus hombros la responsabilidad de tomar las decisiones que permitan cristalizar esa gran convergencia, que abarque el amplio espectro de fuerzas sociales y políticas, que el 27 de mayo se expresaron claramente por un camino distinto al que ofrecen los sectores que se empeñan en mantenernos atados al pasado.

En ese propósito, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común está dispuesta a dar su aporte, materializado en los miles de hombres y mujeres que, con el mismo empeño y entusiasmo, con que hemos enfrentado los retos de la construcción de la paz, estaremos dispuestos a trabajar para que se haga realidad el anhelo de una Colombia soberana, moderna, en paz, con equidad y verdadera democracia.



Mayo 30 de 2018

Consejo Político Nacional, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común

FARC




Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…