Ir al contenido principal

Salvemos la paz

Comunicado
Tomado de FARC
Por Timoleón Jiménez, Rodrígo Londoño - Presidente de FARC

Carta abierta al señor Presidente de la República, Juan Manuel Santos

Carta abierta al señor Presidente de la República, Juan Manuel Santos

Señor: 

JUAN MANUEL SANTOS CALDERON 

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA 

Palacio de Nariño, Bogotá. 


Señor Presidente: 

Envío a Usted un patriótico saludo, acompañado de la esperanza en que el sueño maravilloso de la paz para nuestro país, logre finalmente anidar y extenderse en toda Colombia. 

Comenzaré por referirme a sus palabras en la noche del pasado 14 de noviembre. Antes de su llamado vehemente al Congreso de la República, dijo algo completamente cierto, “Cuidar la paz, construir la paz, consolidar la paz, es la mejor herencia que podemos dejarle a nuestros hijos y a las futuras generaciones”. En eso coincidimos plenamente. 

Incluso podría decirle que estas otras también consiguieron impresionarnos, “Como le dije a Timochenko la primera vez que lo vi: posiblemente nunca estaré de acuerdo con su manera de pensar pero –si dejan las armas y se comprometen con la verdad y con las víctimas– me haría matar para que puedan expresar sus opiniones libremente en los foros de la democracia”. 

No vamos a pedirle que ofrende su vida en garantía del cumplimiento de lo pactado en La Habana y firmado finalmente en Bogotá, no se trata de eso, señor Presidente. Pero sí queremos pedirle que dedique su atención a atender nuestras alarmas por lo presentado con el fallo de la Corte Constitucional y lo aprobado en la noche del 15 por el Senado de la República. 

Más que preocupaciones, los integrantes del nuevo partido nacido a la vida política como consecuencia del cumplimiento de todo lo pactado en La Habana, estamos alarmados en máximo grado, ya no solo por los incumplimientos por parte del Estado en múltiples materias acordadas, sino sobre todo por la osadía con que distintas instituciones vienen actuando en contradicción abierta con el Acuerdo Final, hasta el punto de modificarlo en aspectos esenciales. 

Muestra de ello son el reciente fallo de la Corte Constitucional y la votación efectuada en el senado la noche del pasado 15, que demuestran una voluntad abierta de imponer sus criterios, en una especie de renegociación extemporánea y unilateral de lo que tanto esfuerzo nos ocasionó acordar en cinco años de intensos debates en la Mesa de Conversaciones. 

Más que alborotar públicamente en una carta, nos interesa sobremanera hablar con usted, señor Presidente, personalmente, en el menor plazo posible, a efecto de tratar los temas que tan hondamente nos afectan a nosotros y a la consolidación efectiva de la paz en el país. Alguien decía que el cincuenta por ciento de lo que se haga en la Mesa de Quito es el cumplimiento de lo pactado con las FARC por parte del Estado colombiano. No creo que esté muy errado. 

Me permito por ello pedirle, del modo más respetuoso, pero sincero, la realización de una reunión urgente que nos permita hallar la fórmula para cuidar, construir y consolidar la paz que con tantas dificultades sellamos en los Acuerdos de La Habana. Vientos de temporal soplan sobre el proceso de paz colombiano y consideramos urgente hallarles salidas razonables. 

Sobra decirle que cuenta con mi disposición total para viajar a donde usted lo considere necesario. 

Cordialmente, 

RODRIGO LONDOÑO ECHEVERRY 

Presidente de la FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN (FARC)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…