Ir al contenido principal

Delito de hambre

Análisis
Tomado del Espectador
Por Alfredo Molano

Resultado de imagen para cultivadores de coca
Imagen d eInternet elmundo.es

Cuando estudiaba en París, pocos años después de mayo del 68, y nos pillaban robándonos una libra de carne o un tarro de aceitunas en un supermercado, nos defendíamos en la comisaría con la figura de “robo famélico”; prometíamos entonces no volver a hacerlo y asunto arreglado. Estoy hablando de una república donde no fue presidente Francisco de Paula Santander y donde tampoco se lo habrían aguantado. Somos un país de fórmulas legales, hechas para enredar a todos y dar de comer a sus autores.

El Gobierno ha presentado, para ser aprobado vía rápida, un proyecto de ley que define el tamaño de las parcelas con cultivos ilícitos, que en el caso de la coca se limitaría a 3,8 hectáreas. La esencia del proyecto –que honra el acuerdo de La Habana– consiste en rebajar las penas por cultivos de coca, marihuana o amapola siempre y cuando los campesinos se acojan a los programas de sustitución (suponiendo que algún día Pardo los deje andar). Hoy las penas varían entre seis y 12 años por chagra, sin importar su tamaño; de ser aprobada la ley, quedarían entre uno y cuatro años excarcelables. Se trata de un estímulo a la sustitución por cultivos legales apelando a la figura de delito de hambre, introducido en el Acuerdo y que reconoce de hecho la naturaleza socioeconómica de los cultivos ilegales.

El fiscal Néstor Humberto Martínez, que de seguro estudió en Francia, ha puesto el grito en el cielo y declaró que la Fiscalía –o sea él mismo– está aterrada con el proyecto de ley. Una nueva zancadilla a la paz. Valdría la pena que el doctor Martínez se echara una caminada por las zonas de colonización y dejara en su oficina los códigos por un rato.

Hagamos cuentas: según cultivadores de Tumaco, una hectárea de coca amarga –la variedad promedio– produce al mes un kilo y medio de pasta básica, que a precios de hoy –2,2 millones/kilo– le dejaría a un campesino en cada cosecha un total bruto de 3,3 millones. Al año unos 20 millones por hectárea; o sea, 76 millones por chagra de 3,8 hectáreas. Si se descuentan los gastos –que cambian mucho por la variedad y la distancia los mercados–, se podría estar hablando de 30 millones limpios. Si se asume que cada chagra es cultivada por una familia compuesta por cinco miembros que trabajan todos tumbando monte, sembrando, cosechando y sacando base de coca, a cada uno correspondería un salario anual de seis millones: 500.000 pesos mensuales. ¡Menos del salario mínimo legal sin prestaciones! Más aún, en Tumaco, señor fiscal, hay 19.305 familias que cultivan coca en 15.933 hectáreas, o sea, el promedio de chagra familiar es de 0,82 hectáreas. ¿Cuál es el miedo de la –digamos– letra de la ley a semejante panorama? Una finca de 0,82 hectáreas produciría, limpios, al año, 6,3 millones de pesos, que distribuidos entre cinco miembros, daría al año 1,2 millones de pesos para cada uno, unos 105.000 pesos al mes.

Esa es la realidad en números de un cultivo familiar promedio en Tumaco, por el que un cultivador tendría que pagar hoy seis años de cárcel. Estamos hablando del eslabón más débil de la cadena del narcotráfico, que comparado con lo que se robó el exfiscal contra la corrupción con el cartel de la toga es del tamaño de una gota de agua en el río Bogotá.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinado ex guerrillero en Planadas (Tolima)

Noticia Tomado de Pacocol Por Nelson Lombana

Ex guerrillero que depuso las armas y se acogió al acuerdo de paz concebido en la Habana (Cuba) y firmado en Bogotá, fue asesinado el pasado 10 de marzo en el municipio de Planadas (Tolima). El sangriento hecho ocurrió en la vereda Esmeralda Alta, hacia las 8:00 de la mañana cuando se desplazaba en un vehículo público en compañía de su esposa. Dos hombres armados con fusil interceptaron el vehículo y obligaron a Oneider González Guilombo a descender. Después de utilizar toda clase de palabras soeces le dispararon a quemarropa produciéndole la muerte al instante ante la mirada horrorizada de su esposa y demás personas que viajaban con él en este vehículo.
Hay estupor y desconcierto en la comunidad del sur del Tolima. La criminalidad se ha incrementado en la región. Son varios los ex guerrilleros en esta sección del departamento que han sido asesinados, lo mismo que campesinos y líderes comunitarios. La mayoría de crímenes reposan en la impunidad…

Un nuevo montaje en el caso Santrich

Comunicado Tomado de Partido FARC Por Consejo Político Nacional - FARC

"Colombia y la opinión internacional no pueden dejarse confundir. Alguien está mintiendo gravemente de nuevo en este asunto, y el contexto en que se produce suministra claros indicios acerca de quién se trata. Santrich debe ser puesto en libertad inmediata."
Justo cuando la embajadora de la Unión Europea en Colombia recorre diversas zonas del país, particularmente aquellas donde se sintió más fuertemente el conflicto armado, y cuando declara públicamente que la JEP puede ser realmente un modelo para otros procesos de paz, la Fiscalía General de la Nación, a cuya cabeza se halla Néstor Humberto Martínez, sorprende al país con una nueva maniobra para desprestigiar esa jurisdicción, a la que se ha opuesto desde su creación.
La operación efectuada el día anterior en sendos hoteles de la capital de la República, y que dio como resultado la captura de Carlos Julián Bermeo Casas, fiscal de apoyo II de la Unidad de I…

Masiva protesta campesina en sur de Córdoba logra importante victoria.

Noticia Tomado de Pacocol Por Oscar Avellaneda

El paro agrario se inició hace dos semanas debido al incumplimiento del gobierno nacional de acuerdos suscritos hace un año, en el marco del programa de Sustitución Voluntaria de Cultivos ilícitos.


Después de haber erradicado 993 hectáreas de coca y de haber transcurrido más de un año, la asistencia alimentaria se acabó, y ni un solo peso fue desembolsado por el gobierno para los proyectos productivos, afectando la a 5.000 familias campesinas.
En desarrollo de su justa lucha, el 4 de marzo más de 1.000 campesinos marcharon en forma pacífica por la troncal de occidente, a la altura de La Apartada (Córdoba).
Para lograr ser escuchados, se vieron obligados a tomar en varias ocasiones la carretera que conduce de Tierralta a Montería, ante lo cual recibieron la brutal agresión del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), que dejó a varios campesinos heridos.
Exigiendo el cumplimiento del punto 4° del Acuerdo de Paz, relacionado con la sustitución conc…