Ir al contenido principal

Paz con miedo no existe, los retos de la implementación

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana



El Defensor del Pueblo denuncia que en San José de Apartadó "hay una comunidad con miedo". Falta viajar un poco para saber que este miedo no solo lo vive San José de Apartadó, una comunidad valiente que ha enfrentado con trabajo y denuncias las diferentes arremetidas militares y paramilitares desde hace décadas.

Una mirada medianamente cercana al proceso de implementación del Acuerdo de la Esperanza, nos deja un panorama un poco complicado. Las FARC firmaron, cumplieron y continúan poniendo de su parte, en lo que es posible, para que la paz en Colombia sea una realidad, mientras que la "voluntad de paz" del gobierno deja mucho que desear.

Las Zonas Veredales Transitorias de Normalización  y los Puntos Transitorios de Normalización (ZVTN y PTN) siguen en "obra negra", el gobierno nunca terminó su adecuación, la corrupción fue la reina en la contratación que hizo el Estado, sin contar con situaciones que rayaban en inhumanidad, por ejemplo abastecer las zonas con comida en estado de descomposición. 

La Ley de Amnistía e Indulto (1820), sancionada a finales del 2016, a pesar de tener dos decretos, aún no es efectiva y muchos de los presos políticos de las FARC siguen en las cárceles aguantando violencia sistemática.

Con respecto a la seguridad y a las garantías para las FARC, las cosas no pintan bien. Son nueve los guerrilleros asesinados y dos masacres contra familiares de dos miembros de la guerrilla, que suman la misma cifra de muertos. Fuerzas "oscuras", pero que todos conocemos, ya pusieron precio a la cabeza de los comandantes pertenecientes al Secretariado del Estado Mayor Central de esa organización política, sin embargo según el Gobierno "no hay pruebas", como "tampoco las había" con las amenazas contra la UP, y sin embargo fueron más de 6.000 los muertos. 

Las garantías de seguridad para el resto de colombianos, en especial para los defensores y defensoras  de derechos humanos, los líderes y lideresas sociales y/o de víctimas y de restitución de tierras, ambientalistas y de movimientos o partidos  de izquierda o revolucionarios, también está en "veremos". El Estado repite su mantra "el paramilitarismo no existe" y cree que con eso cesará la muerte sistemática y las amenazas contra esta población. 

En los territorios se respira el miedo. El Estado es incapaz e ineficiente para llevar seguridad y fortalecer la institucionalidad de las zonas que abandonaron las FARC y que ahora están a la merced de los grupos paramilitares que amenazan, intimidan y aterrorizan la población completamente vulnerable. 

A las únicas áreas en donde el Estado a demostrado interés de entrar ha sido en algunas regiones en las cuales se cultiva coca, pero la presencia estatal ha traído más miedo y dolor, pues estos cultivadores históricamente olvidados por el Estado, están siendo atacados por la policía anti narcóticos y el ESMAD.

Aunque esta síntesis de la situación que se vive en las regiones no parece alentadora, tenemos esperanza. Debemos entender que la paz no se construye sola o desde un partido político o sector social. Todos tenemos derecho a la paz, pero también el deber de construirla, y esa construcción la haremos con el trabajo de gran parte de los colombianos que exijan el cumplimiento del Acuerdo de la Esperanza, tal cual está escrito.

Nuestro deber, como lo hemos insistido en otros escritos y en distintas pedagogías de paz, es conocer el Acuerdo, socializarlo en nuestro entorno, pero transcender a esto y comenzar a unirnos a organizaciones sociales, campesinas, barriales, juveniles, o crearlas, pero lo importante es trabajar y articular los esfuerzos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

Comandante Jaime Guaraca analiza situación actual de Colombia

Reportaje Por Nelson Lombana S. Fotos Camila




El sueño eterno de estar frente  al camarada Jaime Guaraca Durán, segundo hombre al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep) después del comandante Manuel Marulanda Vélez, durante un largo período de la dura lucha revolucionaria armada en Colombia, se vino a cristalizar el pasado 15 de octubre en Cuba, cuando pude hacerle un extenso reportaje que más tarde publicaremos en su totalidad en un folleto para que circule profusamente por el país, muy especialmente por el departamento de Tolima.


Durante más de cuatro horas, el camarada Guaraca contestó los interrogantes haciendo alarde de una memoria prodigiosa y una convicción política y revolucionaria a toda prueba. Su rostro cansado por los años se ilumina cuando evoca el nombre de Colombia y describe con sutiliza su gesta al lado del movimiento guerrillero más antiguo que el año pasado decidió decirle adiós a las armas, en un acuerdo concebido en la…

El 25% de los ecosistemas del país se encuentra en estado crítico

Noticia Por Semana

Hablar del impacto que tiene el ser humano sobre la naturaleza no es una novedad. Sin embargo, más allá de las constataciones que se pueden hacer por la experiencia, no existe información confiable que le otorgue una dimensión exacta a esa realidad.
Así pasa en Colombia, donde las noticias sobre evenenamiento de ríos con mercurio, tala desaforada de bosques naturales y desaparición de animales y plantas se han vuelto un asunto cotidiano cuya magnitud, sin embargo, estamos lejos de cuantificar.
Le puede interesar: Pérdida de biodiversidad amenaza los ecosistemas del planeta
Al menos hasta este jueves, cuando la organización WWF presentó el Informe Colombia Viva 2017. Se trata de un compendio de la transformación histórica de los ecosistemas del país, así como un examen detallado del estado actual de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que brinda.
Como era de esperarse, los resultados no son alentadores. De los 85 tipos de ecosistemas que hay en Colombia, 20 s…