Ir al contenido principal

Paz con miedo no existe, los retos de la implementación

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana



El Defensor del Pueblo denuncia que en San José de Apartadó "hay una comunidad con miedo". Falta viajar un poco para saber que este miedo no solo lo vive San José de Apartadó, una comunidad valiente que ha enfrentado con trabajo y denuncias las diferentes arremetidas militares y paramilitares desde hace décadas.

Una mirada medianamente cercana al proceso de implementación del Acuerdo de la Esperanza, nos deja un panorama un poco complicado. Las FARC firmaron, cumplieron y continúan poniendo de su parte, en lo que es posible, para que la paz en Colombia sea una realidad, mientras que la "voluntad de paz" del gobierno deja mucho que desear.

Las Zonas Veredales Transitorias de Normalización  y los Puntos Transitorios de Normalización (ZVTN y PTN) siguen en "obra negra", el gobierno nunca terminó su adecuación, la corrupción fue la reina en la contratación que hizo el Estado, sin contar con situaciones que rayaban en inhumanidad, por ejemplo abastecer las zonas con comida en estado de descomposición. 

La Ley de Amnistía e Indulto (1820), sancionada a finales del 2016, a pesar de tener dos decretos, aún no es efectiva y muchos de los presos políticos de las FARC siguen en las cárceles aguantando violencia sistemática.

Con respecto a la seguridad y a las garantías para las FARC, las cosas no pintan bien. Son nueve los guerrilleros asesinados y dos masacres contra familiares de dos miembros de la guerrilla, que suman la misma cifra de muertos. Fuerzas "oscuras", pero que todos conocemos, ya pusieron precio a la cabeza de los comandantes pertenecientes al Secretariado del Estado Mayor Central de esa organización política, sin embargo según el Gobierno "no hay pruebas", como "tampoco las había" con las amenazas contra la UP, y sin embargo fueron más de 6.000 los muertos. 

Las garantías de seguridad para el resto de colombianos, en especial para los defensores y defensoras  de derechos humanos, los líderes y lideresas sociales y/o de víctimas y de restitución de tierras, ambientalistas y de movimientos o partidos  de izquierda o revolucionarios, también está en "veremos". El Estado repite su mantra "el paramilitarismo no existe" y cree que con eso cesará la muerte sistemática y las amenazas contra esta población. 

En los territorios se respira el miedo. El Estado es incapaz e ineficiente para llevar seguridad y fortalecer la institucionalidad de las zonas que abandonaron las FARC y que ahora están a la merced de los grupos paramilitares que amenazan, intimidan y aterrorizan la población completamente vulnerable. 

A las únicas áreas en donde el Estado a demostrado interés de entrar ha sido en algunas regiones en las cuales se cultiva coca, pero la presencia estatal ha traído más miedo y dolor, pues estos cultivadores históricamente olvidados por el Estado, están siendo atacados por la policía anti narcóticos y el ESMAD.

Aunque esta síntesis de la situación que se vive en las regiones no parece alentadora, tenemos esperanza. Debemos entender que la paz no se construye sola o desde un partido político o sector social. Todos tenemos derecho a la paz, pero también el deber de construirla, y esa construcción la haremos con el trabajo de gran parte de los colombianos que exijan el cumplimiento del Acuerdo de la Esperanza, tal cual está escrito.

Nuestro deber, como lo hemos insistido en otros escritos y en distintas pedagogías de paz, es conocer el Acuerdo, socializarlo en nuestro entorno, pero transcender a esto y comenzar a unirnos a organizaciones sociales, campesinas, barriales, juveniles, o crearlas, pero lo importante es trabajar y articular los esfuerzos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuimos completamente felices

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


“La celebración comenzaba a las siete de la mañana y terminaba a las cuatro de la tarde. Por turnos, cada compañía realizaba la suya, mientras las demás permanecían de guardia para enfrentar la presencia del ejército… “


Llegamos al final de 2017, con la sensación de que este año se fue aún mucho más rápido que los anteriores. Es la época de los balances, de precisar cuánto avanzamos, de determinar cuánto nos quedó por hacer. Se trata realmente del primer fin de año que pasaremos en la legalidad, conscientes de que los tiempos de la lucha armada quedaron en el pasado.
Durante décadas lo celebramos en campamentos guerrilleros, lejos de nuestras familias, sumergidos en la profundidad de la selva. Por estas fechas esperábamos ansiosos el acostumbrado saludo de nuestro Secretariado Nacional, las palabras del comandante en jefe, la fiesta general de Navidad y Año Nuevo. Cada uno guardaba alguna prenda para estrenarla estos días.
Las lluvias torre…

Por falta de atención médica muere bebé de integrante de FARC

Noticia Tomado de Pacocol Por Contagio Radio


A través de una denuncia pública, los integrantes del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Urías Rendón en el Meta, informaron del fallecimiento del bebé en gestación de una de las ex combatientes de las FARC que se encuentra en proceso de reincorporación. Este hecho, que ocurrió el 10 de enero, se presenta en medio de las fallas del servicio de salud para esta población.

El comunicado indica que debido a la falta de presencia médica en el Espacio Territorial “una pareja Fariana perdió la esperanza de poder conformar una familia”. Explican que María Darcy Laso Rodríguez tenía 5 meses de gestación y sufrió un sangrado que no fue atendido por la falta de servicio médico.

De acuerdo con el diario El Espectador, la mujer pudo salir del Espacio de Reincorporación con la ayuda de los pobladores de la vereda Playa Rica. Sin embargo, el bebé falleció en el camino al centro médico de San Vicente del Caguán que queda a dos horas de esta z…

Despido masivo de más de 748 mujeres de la empresa Aguas de Bogotá

Comunicado Por FARC

"La situación de los trabajadores en Colombia no resulta ser nada alentadora, la precariedad en la contratación laboral, la informalidad, la tercerización, el desempleo y la pérdida de importantes garantías, son un flagelo que azota a las grandes mayorías de la población, en especial, a las mujeres".
Las mujeres farianas denunciamos el despido masivo de más de 748 mujeres de la empresa Aguas de Bogotá. Una cantidad siginicativa de mujeres y familias de la capital, entran hacer parte de las filas del desempleo en el pais.
Estamos acompañando a las mujeres de Aguas de Bogotá en su justa lucha, rechazamos las masacre laboral que se está presentando y exigimos al Estado la protección de los derechos laborales y garantias de acceso a un trabajo digno para las mujeres colombianas.
La situación de los trabajadores en Colombia no resulta ser nada alentadora, la precariedad en la contratación laboral, la informalidad, la tercerización, el desempleo y la pérdida de impo…