Ir al contenido principal

"En el crimen de Jaime Garzón se quiso garantizar la impunidad"

Noticia
Por El Espectador - Rafael Pérez-Becerra / @rafaelperezb


El próximo domingo se cumplen 18 años del asesinato del periodista y humorista. Hasta el momento solamente se ha emitido una sentencia condenatoria.

Para el abogado Sebastián Escobar, después de 18 años del crimen del periodista y humorista Jaime Garzón Forero la impunidad sigue reinando. Las personas que sabían en su momento quiénes estaban detrás del asesinato que enlutó a Colombia fueron desaparecidas una a una en un plan criminal que contó con la participación de grupos paramilitares y agentes del Estado.

Todas estas acciones tenían un objetivo: que el caso quedará impune. Desde el principio se creó un plan con el fin de desviar cualquier tipo de investigación que se realizara frente a este tema. Para esto se presentaron informes de inteligencia falsos, testimonios contradictorios y pruebas manipuladas.

Las pruebas presentadas en ese entonces por la Fiscalía General para procesar a alias ‘Bochas’ y ‘Ayala’ como los autores materiales del crimen fueron descartadas en el desarrollo del juicio y se emitió fallo absolutorio. El proceso durmió el sueño de los justos durante más de 10 años.   

Escobar, quien representa los intereses de los familiares del periodista, sostiene que desde el primer minuto se pactó la estrategia para afectar la investigación, acusar a inocentes y eliminar cualquier tipo de prueba. Todos los testigos fueron asesinados y el expediente dio vueltas por varios despachos en la Fiscalía General.

“La desviación de la investigación tenía como finalidad garantizar la impunidad frente a este caso”, precisó el abogado. En este sentido señaló que se presentó una división del trabajo para lograr este objetivo: “habían unos que estaban encargados de ejecutar los planes criminales y los objetivos, y otros encargados de facilitar la impunidad”.

Pese a que en la Fiscalía de Eduardo Montealegre se anunció la apertura de investigación por estos hechos, los resultados hasta la fecha han sido muy pocos. El caso pasó a una unidad encargada de delitos contra la administración pública, desconociendo el factor clave de esta línea.

“Frente a estos delitos el termino de prescripción es menor y los delitos contra la administración pública no son de lesa humanidad y estarían exceptuados de la prescripción”, manifestó. El hecho que el crimen de Jaime Garzón fuera catalogado como de lesa humanidad le dio un nuevo impulso al tema, sin embargo, no se puede desconocer el hecho que durante más de 15 años no se movió una sola hoja, ni se recolectó una prueba novedosa.

“El homicidio de Jaime Garzón no fue un homicidio aislado sino que se dio en un contexto de persecución más amplia en contra de los periodistas y defensores de derechos humanos. Eso de entrada es una avance positivo, pero hay que tener en cuenta que la decisión aplica desde el momento que se hizo, por lo que no aplica a los otros dos procesos que se adelantan”, explicó.

Por el crimen de Jaime Garzón enfrentan un juicio el exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez como determinador del crimen y el coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo, por entregarle información privilegiada a los sicarios de la banda delincuencial ‘La Terraza’ de Medellín.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Los recientes ataques contra las FARC se dan en primer lugar, como bien presentíamos, por sectores “cercanos” que no representan una línea ideológica dentro de la izquierda y mucho menos entre los  revolucionarios. 
Escritores venidos a menos, “revolucionarios” de cafetería y otros, cuyas posiciones, e incluso parte de su historia, son muy cuestionables, son el “ramillete” de autodenominados politólogos e ideólogos que hoy comienzan a atacar públicamente a un partido que nace de un movimiento político y armado que ha encarado al imperio, la oligarquía y ha defendido los sectores más oprimidos del país como ninguno de los críticos lo ha hecho.
El primer representante de este “movimiento crítico” es Horacio Duque, quien en su escrito, al mismo tiempo que posa de “fariano” y de revolucionario comprometido, arremete contra la dirección de las FARC simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado. 
Debemos aclarar que en nuestro blog, C…

Los hipócritas escándalos por Cadete y las listas

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Solo gente cizañera puede endilgarle al nuevo partido responsabilidad en la decisión individual de un exmilitante Farc, y armar barullo en torno a las listas de los guerrilleros prisioneros
Las Farc desaparecimos como movimiento insurgente, como organización político militar que por la vía armada perseguía la toma del poder en Colombia. Quien a estas alturas pregone lo contrario no solo está faltando a la verdad, sino que está actuando en contravía de un sinnúmero de evidencias constatables de las que el gobierno nacional, la comunidad internacional y la inmensa mayoría de la nación dan fe.
Desde luego que una organización compuesta por miles de mujeres y hombres alzados en armas, con amplias redes clandestinas de apoyo a su activad conspirativa, no está exenta, como no lo está ninguna organización compuesta por seres humanos, de que alguno o algunos de sus antiguos militantes, opten por elegir un camino distinto. Hemos hecho todo para exp…

Seremos millones y millones en una Nueva Colombia

Comunicado Por FARC - Timoleon Jiménez



Jorge Eliécer Gaitán sentenció el 20 de abril de 1944: “…en Colombia hay dos países: el país político que piensa en sus empleos, en su mecánica y en su poder, y el país nacional que piensa en su trabajo, en su salud, en su cultura, desatendidos por el país político. El país político tiene metas diferentes a las del país nacional. ¡Tremendo drama en la historia de un pueblo!”.



73 años después esa tragedia sigue viva. Tal y como lo sostenía el caudillo, el Estado sigue representando actualmente los intereses de un grupo minoritario, cuando debiera representar todas las clases y defender especialmente a la que lo necesita, o sea la gran mayoría de los desheredados. Proponemos a Colombia poner fin a tan amarga realidad.



Y lo hacemos presentando ante el país y el mundo nuestro partido político, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC, en una demostración más de nuestro compromiso con la paz, la democracia y la justicia social para Colombia. Fuero…