Ir al contenido principal

El reto: ¡LA UNIDAD!

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana


Resultado de imagen para unidad de la izquierda en colombia


Esta nueva etapa del Proceso de Paz está enmarcada por el compromiso ferrero de las FARC-EP, demostrado en la concentración en las Zonas, los avances que éstas han tenido basados en el trabajo de las mujeres y los hombres de esta organización política y la dejación de las armas. Pero lamentablemente, el gobierno deja su huella de corrupción y constantes incumplimientos.

Ya lo decíamos antes, el Estado iba a ser el enemigo número 1 de la paz.  (leer El proceso de paz y sus enemigos: El Estado, hipocresía y represión ) Juega al desgaste político al incumplir lo pactado; al someter a los movimientos sociales y políticos al exterminio mientras repite hipócrita y descaradamente que no hay sistematicidad en los asesinatos de los líderes sociales; al negar al paramilitarismo, que nunca murió, y desde el 2013 se fortalece y se reubica territorialmente.

Aproximadamente 1500 presos de las FARC están en huelga de hambre puesto que debieron salir bajo la ley 1820 de amnistía e indulto y siguen en las mazmorras del Estado. A esta huelga se ha unido Jesús Santrich, Comandante del Estado Mayor Central de las FARC. También se han levantado muchas voces por la libertad de los presos políticos que están en Estados Unidos y el exterior, a los cuales, lamentablemente, no los cubre esta ley. El caso más emblemático es el del Comandante Simón Trinidad.

Si el Estado no cumple este tema que no requiere mucho esfuerzo por su parte ¿Qué esperamos que suceda con el punto 1 Reforma Rural Integral, 2 Participación política, 4 Solución al Problema de las Drogas Ilícitas y 5 Víctimas, los cuales marcan cambios en la vida y el territorio y en los cuáles se requiere voluntad política y una gran esfuerzo mancomunado de todas y todos (sobretodo del estado) ? ¿Necesitamos que gran parte de los colombianos entren en huelga de  hambre para que el Estado cumpla sus obligaciones constitucionales y la palabra empañada en La Habana ante todo el planeta

Uno de los puntos claves para desatorar esta situación es la unidad de los sectores comunistas, revolucionarios, progresistas y democráticos del país. Sin embargo allí hay un gran trabajo por hacer que se ve un poco turbio por cuanto se avecinan elecciones presidenciales. 

Para lograr que la unidad sea posible no debemos perder de vista ciertos puntos muy importantes:

1. La unidad debe estar alimentada del trabajo con la gente. Atrás deben quedar los caudillos electorales (tanto locales como a nivel nacional)  que van a "untarse de pueblo" cada cuatro años. El trabajo constante con las comunidades debe ser la verdadera forma de medir la capacidad política de un líder, no el hablar bonito en una tarima.

2. La unidad debe girar en torno a los Acuerdos de la Habana y la organización social que nos permita el trabajo con las comunidades para que se empoderen de su territorio y  así ir hacia la construcción y el fortalecimiento del poder territorial. 

3. Nos debe quedar suficientemente claro que la unidad Electoral NO es la prioridad, pero en vista de que se avecinan las elecciones jugará un papel importante en este momento histórico. Por lo tanto esta unidad electoral no puede estar marcada por intereses personales, capitales electorales o caudillos, sino a un programa que nos solo recoja los puntos de vista de los diferentes partidos revolucionarios, democráticos y progresistas, sino los anhelos y luchas del pueblo colombiano. 

4. La unidad y el panorama electoral nos debe llamar a tomar decisiones con cabeza fría. Debemos evaluar y estudiar con cuidado cada situación puesto que más importante que ganar las elecciones presidenciales, está todo lo que se pone en juego de llegar a alianzas con sectores de dudosas pretensiones (ya sean históricas o recientes) Hace poco desde Colombia Soberana alertábamos sobre cierta alianza. El Proceso de Paz y sus enemigos: ¿Coalición contra la corrupción o contra la paz y la unidad?  Debemos entender que mientras prime los celos por el poder, el capital electoral y el miedo a no ser públicamente reconocido sobre los intereses de nuestras luchas, va a ser muy complicada, tanto la unidad electoral, como la unidad por la paz.

3. Debemos tener en cuenta también que los sectores oportunistas, indecisos y traidores en vez de sumar restan. Hoy  muchos desde adentro muchos llaman a que todos nos unamos, a que  toleremos  que vuelvan arrepentidos a las filas de la izquierda y de los comunistas, a que  llamemos a sectores abiertamente conservadores y fascistas, a que  aceptemos a "lagartos" que cambiaron de color según el gobierno de turno. 

Cuando oímos estos llamados de sirena nos preguntamos qué tan inocentes son  y viene a nuestra memoria que en su nacimiento, por una situación similar, la Unión Patriótica llamó a la unidad, a sus filas,  un entonces joven liberal de ideas muy allegadas al Samperismo. Este joven es el hoy Senador y expresidente Álvaro Uribe. 

De solo pensar el daño que este delincuente hubiera hecho desde dentro, da escalofríos. La unidad no es con todo el mundo, bienvenidos los movimientos, partidos personalidades y demás persona que siempre han luchado por la paz, pero hay que abrir los ojos y leer entre líneas, no todo el que habla bonito suma.

Gane o no electoralmente el sector revolucionario, democrático y progresista, la lucha que se viene es sumamente difícil, es la implementación, la cuál solo marca el inicio de la construcción de la paz. No nos llamemos a engaños, es un proceso de décadas, el cual no solo es el cumplimiento del Acuerdo de la Esperanza, sino un trabajo grande en lo referente a la reconciliación, la creación y/o fortalecimiento del poder popular desde el territorio y el surgimiento de nuevas luchas sociales, políticas, culturales, educativas, comunicacionales, organizacionales, culturales y ambientales, por solo nombrar algunas. 

La organización desde los territorios y desde las bases y la coordinación y unidad de estas formas de organización hasta escalar hasta niveles regionales y nacionales, debe ser entorno a valores como la libertad y la paz y por el crecimiento de la movilización, que será lo único que nos permita obligar al Estado a cumplir con lo pactado tal y como está escrito y emprender la construcción de una Colombia Nueva a la altura del sacrificio de los hombres y mujeres que dieron su vida durante todas estas décadas y de los sueños de nuestros niños y de las futuras generaciones.


Lea también 



Hay que sacar al país de las garras del terrorismo
Amenazan con hacer trizas la paz de Colombia ¿Dejaremos que suceda?
La Paz y las elecciones
El Proceso de Paz y sus enemigos: ¿Coalición contra la corrupción o contra la paz y la unidad?
El proceso de paz y sus enemigos
Aclaraciones Necesarias
El Estado: Hipocresía y represión
Críticas no constructivas
Los dueños de la tierra, los señores de la guerra


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comandante Jaime Guaraca analiza situación actual de Colombia

Reportaje Por Nelson Lombana S. Fotos Camila




El sueño eterno de estar frente  al camarada Jaime Guaraca Durán, segundo hombre al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep) después del comandante Manuel Marulanda Vélez, durante un largo período de la dura lucha revolucionaria armada en Colombia, se vino a cristalizar el pasado 15 de octubre en Cuba, cuando pude hacerle un extenso reportaje que más tarde publicaremos en su totalidad en un folleto para que circule profusamente por el país, muy especialmente por el departamento de Tolima.


Durante más de cuatro horas, el camarada Guaraca contestó los interrogantes haciendo alarde de una memoria prodigiosa y una convicción política y revolucionaria a toda prueba. Su rostro cansado por los años se ilumina cuando evoca el nombre de Colombia y describe con sutiliza su gesta al lado del movimiento guerrillero más antiguo que el año pasado decidió decirle adiós a las armas, en un acuerdo concebido en la…

Asesinado comunista tolimense en Villavicencio

Noticia Tomado de Pacocol Por Nelson Lombana

La preciosa sangre comunista sigue bañando el territorio colombiano producto del régimen imperante. La cruel intolerancia, el odio y la venganza hacen estragos, mientras que el gobierno de derecha le dice a la comunidad nacional e internacional que en Colombia no pasada nada, que la paz fluye por todo el territorio.

El pasado 10 de noviembre, fue asesinado el comunista Jairo Silva Trujillo, de siete impactos de bala en Villavicencio, capital del departamento del Meta, hacia las seis de la tarde, cuando cerraba su pequeño negocio y se disponía descansar. Alcanzó a llegar con vida a la clínica, pero los médicos no pudieron hacer nada falleciendo hacia las 9:30 de la noche.  Varios sicarios al parecer se marcharon tan campantes como llegaron a cometer el execrable crimen.
Jairo Silva Trujillo había nacido el 7 de agosto de 1976, es decir, tenía escasamente 41 años de edad. Era hijo de Reinaldo Silva y Carmen Trujillo, prestante familia del municipi…

50 años de la muerte del Che y 100 de la revolución rusa

Análisis Por Gabriel Ángel



Hasta el día de hoy nadie puede demostrar que tiene toda la razón en cuestiones de revolución y socialismo. Los pueblos indagan y construyen verdades y hay que respetarlos.



Octubre de 2017 llega a nosotros con un doble impulso político y moral. El cincuenta aniversario de la muerte de Che no puede pasar desapercibido para ninguno, en la medida que encierra una significación verdaderamente histórica. Pero como si fuera poco, a tal conmemoración se agrega la del centenario de la revolución rusa, el más grande experimento humano en busca de la justicia. La coincidencia abriga mucho más que una simple concurrencia de fechas. 



Del anecdotario de la revolución cubana se extrae la escena de Fidel preguntando a la dirigencia insurreccional victoriosa, si había dentro de ellos algún economista para ponerlo al frente del Banco Nacional, resultando el conjunto sorprendido cuando el Che se señaló a sí mismo como el indicado. Dicen que al preguntarle por qué afirmaba ser e…