Ir al contenido principal

¿se gesta un nuevo ciclo de violencia oficial?

Análisis
Tomado de Café Stereo
Por Alberto Pinzón Sánchez

Colombia: ¿se gesta un nuevo ciclo de violencia oficial?

Al iniciarse el mes de junio del 2017, el llamado proceso de paz de Colombia ha entrado a depender de cinco variables que lo llenan de una total incertidumbre: tres de ellos internas; 1- Las dificultades oficiales en la implementación del Acuerdo de la Habana y el limitado avance del proceso de paz con el ELN. 2 -La persistencia y auge del narco-paramilitarismo colombiano y el exterminio, gota a gota, de dirigentes sociales populares. 3- Las elecciones presidenciales del 2018.

Y dos externas; 4- La reactivación de la agenda de la Drug War del gobierno Trump, y 5- La vidriosa situación en Venezuela.

Es decir que, dicho proceso social en lugar de avanzar hacia una estabilidad, la dinámica contradictoria en él contenida lo ha ido llevando hacia una incertidumbre mayor, a un desarrollo cada vez más complejo, más impredecible, o talvez, más violento.

El telón de fondo de tal escenario tiene como todo fenómeno social, materia e idea:
Lo material, es la “continuidad” y profundización en Colombia del modelo económico Neoliberal (con todos los adjetivos negativos y lacras sociales que conlleva, tales como depredador y destructor de la naturaleza, autoritario, militarista, violento, empobrecedor de la mayoría trabajadora, generador de desempleo estructural y de aberrantes desigualdades y exclusiones sociales, racista, machista, exterminador de minorías bajo la forma de limpieza social etc.)

La idea, muy arraigada en la conciencia social por el “santanderismo centenario” de la oligarquía hegemónica, es el fetichismo constitucional de considerar a la Constitución colombiana como algo inmodificable (105 años de la constitución clerical de 1886, apenas modificada hace 26 años, por el reconocimiento, en el papel, de algunos derechos humanos antes negados y, por el aperturismo neoliberal en la constitución del 1991 que permitió conformar el Bloque de Poder Contrainsurgente con su brazo armado auxiliar el narco- paramilitarismo y el desarrollo de la guerra contrainsurgente, presentada al público como guerra contra las drogas) Aversión a los cambios o modificaciones en el “fetiche”, que el actual gobierno de JM Santos, durante los diálogos de la Habana llevó al extremo con el fin de evitar, por todos los medios, una nueva asamblea nacional constituyente (ANC) que incluyera las nuevas realidades sociales surgidas. Un medio alterno fue el famoso Plebiscito refrendatorio. Otro, el llamado “fast track”, y un tercero, poner como Magistrados a “fichas santistas” en el interior de la corte constitucional para que defiendan la constitución.

Todo un escándalo con rasgada de vestiduras y arrancadas de mechones de pelo, porque la corte constitucional, el cancerbero oficial del fetiche, falló de acuerdo con la conciencia hegemónica y de acuerdo al fetichismo dominante:

“el cuadernillo de la constitución colombiana no se puede, ni se debe, modificar bajo ninguna circunstancia, ni siquiera citando el renglón allí escrito sobre la obligatoriedad de que la paz social, porque si no, dejaría de ser fetiche”

¿Qué sucederá o mejor cómo se resolverán cada uno de las 5 variables de la incertidumbre que se ciernen sobre el proceso de paz colombiano?

La respuesta a cada una de ellas es en sí misma una hipótesis que solo su resolución nos pondrá frente a la realidad.

1- ¿Se superarán las dificultades oficiales en la implantación del acuerdo de la Habana? Esperamos una respuesta positiva

2- ¿Se firmará un acuerdo de paz con el ELN? Esperamos una respuesta positiva

3- ¿Se desmontará el narco-para militarismo colombiano con sus financiadores narcos y contrainsurgentes, y, se suspenderá el exterminio gota a gota de los dirigentes sociales y populares? Esperamos una respuesta positiva

4- ¿Ganará la presidencia de Colombia en el 2018, una gran coalición por la paz y contra la corrupción? Esperamos una respuesta positiva

5- ¿Se negará el gobierno colombiano elegido en el 2018, a implementar “incondicionalmente” (una vez más) la política estadounidense de la Drug War? Esperamos una respuesta positiva

6- ¿Se sostendrán los Bolivarianos venezolanos en el Poder? Esperamos una respuesta positiva, también.

Pero….

¿Y si las respuestas son negativas, o hay una mezcla de respuestas positivas y negativas?
Para un marxista convicto y confeso no hay sino una respuesta cierta: la lucha de masas en sus más variadas formas es lo único que resolverá todas estas incertidumbres, conduciéndonos a otras nuevas. Es la dialéctica de la vida y del desarrollo de la materia y de las ideas, y a ella, habrá que atenerse.


Fuente Imagen internet.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

El 25% de los ecosistemas del país se encuentra en estado crítico

Noticia Por Semana

Hablar del impacto que tiene el ser humano sobre la naturaleza no es una novedad. Sin embargo, más allá de las constataciones que se pueden hacer por la experiencia, no existe información confiable que le otorgue una dimensión exacta a esa realidad.
Así pasa en Colombia, donde las noticias sobre evenenamiento de ríos con mercurio, tala desaforada de bosques naturales y desaparición de animales y plantas se han vuelto un asunto cotidiano cuya magnitud, sin embargo, estamos lejos de cuantificar.
Le puede interesar: Pérdida de biodiversidad amenaza los ecosistemas del planeta
Al menos hasta este jueves, cuando la organización WWF presentó el Informe Colombia Viva 2017. Se trata de un compendio de la transformación histórica de los ecosistemas del país, así como un examen detallado del estado actual de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que brinda.
Como era de esperarse, los resultados no son alentadores. De los 85 tipos de ecosistemas que hay en Colombia, 20 s…