Ir al contenido principal

El difícil parto de la nueva Colombia

Análisis
Tomado de Las 2 Orillas
Por Gabriel Ángel - 09/junio/2017

Gabriel Ángel

El pesimismo es errado. Los Acuerdos de La Habana son el hecho político más importante en 60 años y, a pesar de los tropiezos, crece la movilización a favor de la paz

El difícil parto de la nueva Colombia

Sobre la zona veredal de Caño Indio, donde estaba Timochenko un helicóptero militar sobrevoló durante media hora el espacio aéreo, en clara violación a lo contemplado en los protocolos del Cese al Fuego y de Hostilidades


Me dicen que imprimo un tono demasiado optimista a mis notas. Alguno, rememorando sonriente mi  talante escéptico, me dijo que si yo estaba señalando de pesimistas a otros, era porque efectivamente debían serlo, y en grado sumo. Parece que la posición más ajustada al momento es la incredulidad, el derrotismo y la rabia.

Para probarlo traen a cuento los hechos de la última quincena. La sentencia de la Corte Constitucional con relación con el fast track, que podría derivar en un desconocimiento en el Congreso de lo pactado en La Habana. Si las cosas continúan así, dicen, podrían venirse a tierra la amnistía y la JEP,  desaparecería la seguridad jurídica para los exguerrilleros.

Se agrega el hecho de que varios militares, al mando de un capitán, hayan sido sorprendidos cuando incursionaban a medianoche en la zona veredal de Colinas, Guaviare, con el supuesto propósito de extraer una guerrillera que deseaba acogerse al plan de desmovilización adelantado por el Ejército, pese a que tales planes debieran estar abolidos y enterrados.

O que un desertor enviado por el Ejército a cumplir tareas semejantes, haya sido capturado por integrantes de las Farc en la zona veredal de Charras, Guaviare, cuando cumplía orientaciones del mayor Escallón, paradójicamente Jefe de Seguridad asignado a la zona, en desarrollo del Acuerdo de Cese de Fuegos y de Hostilidades Bilateral y Definitivo.

Se mencionan las recientes capturas de tres guerrilleros, en escasas veinticuatro horas, pese a encontrarse cumpliendo tareas relacionadas con la implementación de los Acuerdos, y de conformidad con lo pactado por ambas partes, moviéndose gracias a la suspensión de la órdenes de captura en su contra y con documentos que acreditaban esa condición.

Asimismo la aparición sobre la zona veredal de Caño Indio, en Tibú, de un helicóptero militar que sobrevoló durante media hora el espacio aéreo, en clara violación a lo contemplado en los protocolos del Cese al Fuego y de Hostilidades. No puede olvidarse que en dicha zona se encontraba desde hacía unos días el comandante Timoleón Jiménez.



 Quiere imponerse la tesis según la cual el Acuerdo
fue simple acto político,sin carácter vinculante para el Estado,
sujeto a modificación, revisión y hasta anulación 


Examinados en conjunto, fácilmente puede concluirse que algo anda muy mal. En primer lugar, que quiere imponerse la tesis según la cual el Acuerdo fue simple acto político firmado por el presidente, sin carácter vinculante para el Estado, sujeto a la modificación, revisión y hasta la anulación por parte de los otros poderes públicos. Esto tiene su importancia.

En segundo lugar, que autoridades militares, policiales, judiciales e incluso administrativas están haciéndose los de la oreja gocha, se atraviesan y sabotean el cumplimiento de lo acordado. Se trata de las pequeñeces, fundadas en la tesis uribista de que el Acuerdo es hechura de un presidente entregado a la insurgencia, al que se puede burlar impunemente.

Pienso que el pesimismo es errado. Los Acuerdos de La Habana son el hecho político y jurídico más importante en la historia de nuestro país, por lo menos durante los últimos sesenta años. El presidente de la República es por atribución constitucional el Jefe del Estado, y a la vez el único poder facultado para manejar el orden público y la paz del país.

A los otros poderes les corresponde colaborar armónicamente en el cumplimiento del más alto interés de la nación, la paz, un derecho sin el cual ningún otro es efectivo. Los Acuerdos de La Habana tienen un carácter especialísimo y excepcional. De allí deriva la urgencia de su cabal implementación, la historia no se puede detener.

La guerra que ensangrentó el país por más de medio siglo, que produjo las más grandes conmociones y alteraciones de que se tenga memoria en Colombia, ha llegado a su fin gracias a esos Acuerdos. Lo que sigue en adelante es construir un país diferente, pacífico y democrático. Los colombianos no nos dejaremos arrebatar esa oportunidad bajo ningún pretexto.

Tras cada tropiezo, importante o mezquino, las partes se han sentado a enmendar las cosas y despejar el camino. Nuestros reclamos, por justos y fundados en la razón, han sido atendidos finalmente. Las cosas hacia el porvenir no serán diferentes. En el país y el exterior crece la movilización a favor de la paz y la comunidad internacional está presta a ayudar.

Asistimos al parto de una Nueva Colombia. Los paros en Buenaventura y el Chocó,  así como los de maestros y trabajadores públicos, necesariamente concluirán con acuerdos. El Estado deberá cumplirlos, igual a como tendrá que hacer con los Acuerdos de La Habana. Los tiempos cambiaron, pasó la época en que la gente se dejaba burlar, ahora exigirá lo pactado.

Lo cual no significa que será fácil. Existen poderosos enemigos y habrá que luchar contra ellos, con mucho pueblo al lado. ¿Cuándo no hemos sido amenazados y perseguidos? Ahora contamos con unos Acuerdos que lo prohíben terminantemente, que consagran garantías y derechos, firmados solemnemente por el Estado. Los colombianos nos encargaremos de hacerlos respetar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A mi comandante... A mi padre

Comunicado Por Jorge Ernesto Suárez


A mí comandante, a mí camarada, a mí amigo, a mí padre.

Papá; Hoy estamos aquí los amigos, y cientos de familiares farianos. Estamos aquí porque vamos a construir, como era tu deseo, un país en donde ningún colombiano vuelva a acostarse con hambre. 
Firmamos la Paz papá, quien lo creyera no. Tanto trajinar, tanto monte que comimos, tantas ranchadas y operativos, tantas angustias y decisiones duras valieron la pena. 
Yo, todos los días me levanto y pienso en lo que me dijiste una vez por allá en el guayabero, “luche por la gente Chepe, pelee con ellos, sea digno de ganarse el amor de su pueblo… la vida es eso, vivirla, sentirla, amarla, vibrarla todos los días como si fuera el último, de nada sirven las riquezas ni las alcurnias, en eso no hay dignidad, en el amor que a uno le tienen es donde esta lo importante” 

Yo todos los días pienso en eso papá, y trato de seguirlo, trato de ser digno de la gente humilde, trato de ser digno de ustedes que murieron po…

División de las FARC, una cortina de humo

Análisis Por María Méndez Fundación Colombia Soberana


El Congreso constitutivo de las FARC, que le dio continuidad a la acción política de esta organización, pero ya sin el uso de las armas, y que tuvo un cierre hermoso en el cual aproximadamente 100 mil personas asistieron a la Plaza de Bolívar y, jubilosos, ondeaban las banderas de las FARC y de la paz, marca el inicio del fortalecimiento de la democracia colombiana y la construcción de la Nueva Colombia para todos y para todas. 
Después de este evento la andanada  de diversos artículos de opinión y noticias faranduleras, que hablan de una división entre los dirigentes de las  FARC con aseveraciones tales como que no pudieron abolir la verticalidad de la guerra,  les quedó grande la democracia y otras, que incluso rayan en tratamientos despectivos contra líderes de ese partido, son la constante. Pero ¿Para qué hacer algo así?
CORTINA DE HUMO
El compromiso de las FARC con los colombianos, los acuerdos y la paz, ha sido férreo. La dejación d…

Ejército y Policía disparan a los campesinos

Comunicado  Por ASOMINUMA






ASOCIACIÓN DE JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL DE LOS RÍOS MIRA,NULPE Y MATAJE

ASOMINUMA
DENUNCIA ANTE LA.COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL
Uniformados de Policía y Ejército arremeten en forma desproporcionada en contra de las comunidades manifestantes en la zona de Alto Mira y Frontera del Corregimiento de Llorente del municipio de Tumaco dejando hasta le momento cuatro campesinos muertos y una cantidad de heridos sin determinar.
En el marco de las manifestaciones pacíficas que se adelantan por parte de las comunidades campesinas presentes en la zona de Alto Mira y Frontera, que se han mantenido desde el día jueves 28 de Septiembre de 2017 en diferentes veredas como el Tandil, Brisas, Puerto Rico y el Divorcio en exigencia del cumplimiento de lo acordado en el acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno colombiano y las FARC EP, en cuanto a la concertación y voluntariedad que debe caracterizar los procesos de sustitución de cultivos de uso ilícito, durante los días miércol…