Ir al contenido principal

Voces de Paz rechaza carta de Uribe a Congreso de EE.UU.

Noticia
Tomado de Pacocol
Por El Espectador


El movimiento político con asiento en el Legislativo calificó de ‘sarta de falsedades’ la misiva enviada por el hoy senador Álvaro Uribe en la que critica fuertemente el acuerdo de paz y compara la situación de Colombia con la de Venezuela


La carta enviada por el expresidente Álvaro Uribe al Congreso de los Estados Unidos este domingo “hace daño”. Así lo reconoció Jairo Estrada, uno de los integrantes de Voces de Paz, el movimiento político que servirá como catapulta para el partido que surja de las Farc. Y concluyó advirtiendo que lo escrito por el hoy senador es “una sarta de falsedades que no resistirá juicio de historia presente”. 

Y es que no son pocos los que han reaccionado al ejercicio al que se dedicaron en plena Semana Santa los opositores a los acuerdos de paz al lanzar toda una ofensiva internacional para advertir sobre los supuestos riesgos de lo pactado con la guerrilla. Por eso, la carta que reveló este domingo el expresidente Uribe apenas empieza a generar debate, empezando por quienes tienen la tarea de verificar que lo acordado en Cuba se implemente al pie de la letra.

“Perfidia extrema la del expresidente Álvaro Uribe al construir vínculos entre situación de Venezuela e impactos de la paz en Colombia”, dijo Estrada al responder las ocho alertas notificadas por Uribe en la misiva que recibió el legislativo norteamericano. Afirmó que los planes de sustitución de cultivos deben ser concertados con las comunidades y rechazó que el expresidente reafirmara su convicción por la fumigación de cultivos, a la que llamó “nostalgia por política fracasada”.

A la afirmación del expresidente sobre la erradicación manual supuestamente concertada con las Farc, el vocero de la agrupación Voces de Paz respondió que los cultivadores de coca “son sólo el eslabón más débil del negocio corporativo transnacional de las drogas”, y respondió a las críticas que Uribe Vélez lanzó en contra de la Jurisdicción Especial de Paz, recientemente aprobada por el Congreso.

“No es cierto que sea justicia propia de Farc y que jueces sean seleccionados por gente permisiva del terrorismo. Que quede claro: La JEP es la solución adecuada de justicia para terminación del conflicto y reconocimiento de derechos de víctimas”, señaló Estrada, desmintiendo que ese sistema de justicia transicional haya sido diseñado por la propia guerrilla para beneficiarse, como lo dijo el exmandatario en la carta.



Grafica pie de foto.- Jairo Estrada es economista, historiador y abogado. Igualmente ha sido docente de la Universidad Nacional e integró la Comisión de Memoria Histórica del Conflicto y sus Víctimas Foto: El Colombiano


Finalmente, Estrada señaló que no es ético proyectar miedo sobre “presunta senda chavista de futuros gobiernos pro-Farc para así llamar la atención del Congreso de Estados Unidos”. Lo anterior, al responder a las afirmaciones del expresidente quien, en general, comparó la situación de Colombia con la realidad del vecino país, bajo el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Frente a la carta, no obstante, uno de los alfiles más fieles al expresidente Uribe en el Congreso, el representante Samuel Hoyos, señaló que esta es un resumen de la conversación que sostuvo el hoy congresista con el presidente Donald Trump, y un supuesto reflejo de la realidad de Colombia distinta “a la del país más feliz del mundo, a la que ve el premio Nobel de Paz y las a palomitas blancas. En Colombia no se ha acabado el narcotráfico, no han entregado a los niños reclutados y han creado una justicia paralela y a su medida. Esa es la realidad que vive el país y es importante que el mundo la conozca”, puntualizó Hoyos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Los recientes ataques contra las FARC se dan en primer lugar, como bien presentíamos, por sectores “cercanos” que no representan una línea ideológica dentro de la izquierda y mucho menos entre los  revolucionarios. 
Escritores venidos a menos, “revolucionarios” de cafetería y otros, cuyas posiciones, e incluso parte de su historia, son muy cuestionables, son el “ramillete” de autodenominados politólogos e ideólogos que hoy comienzan a atacar públicamente a un partido que nace de un movimiento político y armado que ha encarado al imperio, la oligarquía y ha defendido los sectores más oprimidos del país como ninguno de los críticos lo ha hecho.
El primer representante de este “movimiento crítico” es Horacio Duque, quien en su escrito, al mismo tiempo que posa de “fariano” y de revolucionario comprometido, arremete contra la dirección de las FARC simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado. 
Debemos aclarar que en nuestro blog, C…

Los hipócritas escándalos por Cadete y las listas

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Solo gente cizañera puede endilgarle al nuevo partido responsabilidad en la decisión individual de un exmilitante Farc, y armar barullo en torno a las listas de los guerrilleros prisioneros
Las Farc desaparecimos como movimiento insurgente, como organización político militar que por la vía armada perseguía la toma del poder en Colombia. Quien a estas alturas pregone lo contrario no solo está faltando a la verdad, sino que está actuando en contravía de un sinnúmero de evidencias constatables de las que el gobierno nacional, la comunidad internacional y la inmensa mayoría de la nación dan fe.
Desde luego que una organización compuesta por miles de mujeres y hombres alzados en armas, con amplias redes clandestinas de apoyo a su activad conspirativa, no está exenta, como no lo está ninguna organización compuesta por seres humanos, de que alguno o algunos de sus antiguos militantes, opten por elegir un camino distinto. Hemos hecho todo para exp…

Seremos millones y millones en una Nueva Colombia

Comunicado Por FARC - Timoleon Jiménez



Jorge Eliécer Gaitán sentenció el 20 de abril de 1944: “…en Colombia hay dos países: el país político que piensa en sus empleos, en su mecánica y en su poder, y el país nacional que piensa en su trabajo, en su salud, en su cultura, desatendidos por el país político. El país político tiene metas diferentes a las del país nacional. ¡Tremendo drama en la historia de un pueblo!”.



73 años después esa tragedia sigue viva. Tal y como lo sostenía el caudillo, el Estado sigue representando actualmente los intereses de un grupo minoritario, cuando debiera representar todas las clases y defender especialmente a la que lo necesita, o sea la gran mayoría de los desheredados. Proponemos a Colombia poner fin a tan amarga realidad.



Y lo hacemos presentando ante el país y el mundo nuestro partido político, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC, en una demostración más de nuestro compromiso con la paz, la democracia y la justicia social para Colombia. Fuero…