Ir al contenido principal

Se necesita la verdad de los archivos de inteligencia del Estado

Análisis
Tomado de Colombia 2020 - El Espectador
Por: Vivian Newman, subdirectora de Dejusticia.

Resultado de imagen para que se desclasifiquen los archivos colombia paz

"Esta Unidad (del DAS) no realizó ningún operativo a excepción de las misiones de trabajo de rutina realizadas por los Detectives como son Tortura Sicológica, Secuestro Simple y Extorsión” (sic) Dice un oficio de julio de 1993 del DAS, según reporta la oficina de Naciones Unidas en su informe sobre la situación de Derechos Humanos en Colombia en 2015. Se trata del mismo DAS cuya Comisión de Depuración presentó a la Presidencia un informe de recomendaciones que no han sido discutidas públicamente y a cuyos archivos no ha podido acceder la ciudadanía porque los documentos de inteligencia son secretos. Los mismos archivos que junto con el resto de información de inteligencia de las instituciones de seguridad del Estado queremos conocer para avanzar en el proceso de transición y reconciliación.

La información es la materia prima de la transición a la paz. Sin la información de la Fiscalía, de la Procuraduría, de la Fuerza Pública y de la guerrilla los jueces no pueden juzgar a las partes y las víctimas no pueden ser reparadas ni los hechos que se le atribuyen a víctimas y victimarios podrán ser esclarecidos en términos de reputaciones y motivaciones. Tampoco la sociedad podrá  conocer las violaciones a derechos humanos ni entender el contexto histórico, los periodistas no podrán informar, los colegios no pueden educar, ni los centros de memoria y los museos pueden contribuir a la verdad y a la memoria colectivas. 

En el acuerdo de paz está claro que a los jueces de la JEP no se les podrá negar el acceso a ningún documento ni archivo, incluso de seguridad.  Pero ¿cómo harán la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia  y la No Repetición, La Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas y la sociedad en general para conocer esa información si en los acuerdos de paz no hay ninguna fórmula diferente a la de una remisión a las leyes vigentes y éstas son insuficientes?

En “Acceso a los archivos de inteligencia y contraingeligencia en el marco del posacuerdo” Dejusticia propone varios caminos para responder a esa pregunta. Aquí explicamos, primero, que existe una dificultad en identificar los archivos que contengan violaciones de derechos humanos y explicamos la tensión existente entre las normas aplicables de inteligencia y las de transparencia.

La Fuerza Pública interpreta de forma parcial la ley de inteligencia para proteger toda su información y olvida que, según una interpretación armónica, lógica y sistémica, que tenga en cuenta el precedente jurisprudencial, debe motivar y explicar cuándo no se quiere entregar cierta información. Segundo, Dejusticia propone crear una normativa nueva que ordene la creación de comisiones de archiveros con la misión de tomar el control de los documentos, e impedir su quema o supresión, además de otorgarle prevalencia en el acceso a esta documentación a los mecanismos de justicia transicional como la Comisión de la Verdad y la Unidad de Desaparecidos.

Tercero, solicitamos la desclasificación de archivos de inteligencia con base en su contribución al interés general y al hecho de que no sea información que ponga en peligro la vida de personas que hayan participado recientemente en el conflicto ni que afecten la democracia. Tal y como se hizo en Hungría en el 2003. Finalmente, propendemos por el acceso a documentos desclasificados por terceros países, bajo el entendido de la experta Priscilla B. Haynes, que considera que, por ejemplo, Estados Unidos es una fuente importante de información para cualquier territorio ya que ha estado muy involucrado en diferentes conflictos. Contamos pues con herramientas para levantar la reserva de la inteligencia, abrir el pasado y aportar a la reconciliación.

Se dirá que todo lo anterior conlleva a mirar para atrás y que tenemos que dejar de usar el espejo retrovisor.  Pero lo cierto es que el  pasado es una gran ayuda para entender los sucesos e identificar las falencias, las debilidades, los errores que condujeron a las violaciones.  El espejo retrovisor es necesario precisamente para dejar de mirar para atrás y concentrarse en el futuro de las instituciones, entre las cuales están las de seguridad, que podrán reorientarse para evitar que se recicle la guerra, ofreciendo verdaderas garantías de no repetición. 

*Este libro hace parte de la colección "Ideas para construir la paz" de Dejusticia, compuesta por diez documentos temáticos que ofrecen diagnósticos y propuestas sobre algunos de los retos centrales del posacuerdo en Colombia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A mi comandante... A mi padre

Comunicado Por Jorge Ernesto Suárez


A mí comandante, a mí camarada, a mí amigo, a mí padre.

Papá; Hoy estamos aquí los amigos, y cientos de familiares farianos. Estamos aquí porque vamos a construir, como era tu deseo, un país en donde ningún colombiano vuelva a acostarse con hambre. 
Firmamos la Paz papá, quien lo creyera no. Tanto trajinar, tanto monte que comimos, tantas ranchadas y operativos, tantas angustias y decisiones duras valieron la pena. 
Yo, todos los días me levanto y pienso en lo que me dijiste una vez por allá en el guayabero, “luche por la gente Chepe, pelee con ellos, sea digno de ganarse el amor de su pueblo… la vida es eso, vivirla, sentirla, amarla, vibrarla todos los días como si fuera el último, de nada sirven las riquezas ni las alcurnias, en eso no hay dignidad, en el amor que a uno le tienen es donde esta lo importante” 

Yo todos los días pienso en eso papá, y trato de seguirlo, trato de ser digno de la gente humilde, trato de ser digno de ustedes que murieron po…

División de las FARC, una cortina de humo

Análisis Por María Méndez Fundación Colombia Soberana


El Congreso constitutivo de las FARC, que le dio continuidad a la acción política de esta organización, pero ya sin el uso de las armas, y que tuvo un cierre hermoso en el cual aproximadamente 100 mil personas asistieron a la Plaza de Bolívar y, jubilosos, ondeaban las banderas de las FARC y de la paz, marca el inicio del fortalecimiento de la democracia colombiana y la construcción de la Nueva Colombia para todos y para todas. 
Después de este evento la andanada  de diversos artículos de opinión y noticias faranduleras, que hablan de una división entre los dirigentes de las  FARC con aseveraciones tales como que no pudieron abolir la verticalidad de la guerra,  les quedó grande la democracia y otras, que incluso rayan en tratamientos despectivos contra líderes de ese partido, son la constante. Pero ¿Para qué hacer algo así?
CORTINA DE HUMO
El compromiso de las FARC con los colombianos, los acuerdos y la paz, ha sido férreo. La dejación d…

Ejército y Policía disparan a los campesinos

Comunicado  Por ASOMINUMA






ASOCIACIÓN DE JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL DE LOS RÍOS MIRA,NULPE Y MATAJE

ASOMINUMA
DENUNCIA ANTE LA.COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL
Uniformados de Policía y Ejército arremeten en forma desproporcionada en contra de las comunidades manifestantes en la zona de Alto Mira y Frontera del Corregimiento de Llorente del municipio de Tumaco dejando hasta le momento cuatro campesinos muertos y una cantidad de heridos sin determinar.
En el marco de las manifestaciones pacíficas que se adelantan por parte de las comunidades campesinas presentes en la zona de Alto Mira y Frontera, que se han mantenido desde el día jueves 28 de Septiembre de 2017 en diferentes veredas como el Tandil, Brisas, Puerto Rico y el Divorcio en exigencia del cumplimiento de lo acordado en el acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno colombiano y las FARC EP, en cuanto a la concertación y voluntariedad que debe caracterizar los procesos de sustitución de cultivos de uso ilícito, durante los días miércol…