Ir al contenido principal

'Le dijimos al país que vamos a cumplir y lo estamos haciendo'

Entrevista
Por El Tiempo

Pastor Álape

El jefe guerrillero ‘Pastor Alape’ se refirió a la entrega de armas y al desminado humanitario.

Félix Antonio Muñoz Lascarro, conocido como Pastor Alape, es uno de las cabezas más visibles de las Farc. En entrevista con EL TIEMPO se mostró complacido con los avances que ha tenido hasta ahora la implementación de los acuerdos de paz, aunque con algunos reparos en el tema de las amnistías. 

Dijo que espera que el desminado humanitario comience en el mes de junio. Se refirió también a la entrega de armas y al ánimo de las Farc en las zonas veredales.

¿En qué va el programa del desminado humanitario que está contenido en los acuerdos de paz?

Ya se inició un proceso de inmersión y de capacitación con la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (Daicma), para la primera etapa que es explicar en el colectivo de las Farc todas las fases que implica el trabajo del desminado y lo que tiene que ver con la estructura del grupo del desminado que estamos organizando. Ya fueron capacitadas las primeras diez personas que ahora salen a promocionar y a multiplicar esa primera parte del conocimiento en las zonas veredales y en los puntos transitorios de normalización y la capacitación que van a hacer allá es enseñarle a la gente que es en concreto las misiones del desminado y van clasificando al personal que va a participar de la segunda capacitación. Todo esto va dirigido a poder definir el número o el otro equipo de personas que entraría a las otras capacitaciones.

¿En dónde va a iniciar el proceso de limpieza de territorios minados y en cuánto tiempo cree que inicie esa tarea?

Partimos de 11 veredas que hacen parte del esfuerzo conjunto de sustitución de cultivos de uso ilícito y en ese marco se iniciaría este despeje de estos territorios. Esperamos iniciar si es posible a finales de mayo y principios de junio el desminado junto con ATM en el municipio de Briceño en el marco de continuar el proyecto piloto, ya no como piloto, sino como implementación del proceso que se inició en el orejón. La disposición es de todos, nuestro compromiso está incluso por encima de incumplimientos del Gobierno, las Farc van cumpliendo, y todo depende de los recursos que se van recogiendo y de igual manera de que el Gobierno permita con prontitud la movilidad del personal que se requiere para las etapas de entrenamiento.

¿Las personas de las Farc que van a participar en este proyecto son las mismas que en su momento se dedicaban a la elaboración y siembre de minas?

No necesariamente se necesitan ese perfil, lo que se requiere es el compromiso y la intención de participar en esa actividad como parte de los actos de paz que se tienen que hacer en todo el territorio nacional. Por supuesto que muchos de los integrantes que van a participar han estado vinculados a las actividades que tuvieron que ver con esa parte del uso de ese tipo de armamento, otros no van a participar porque sencillamente no tienen interés en ese sentido, eran las condiciones de la guerra las que los obligó a tener que usar ese tipo de armamento, pero ellos participarán en la parte que tiene que ver con la información para la ubicación de esos terrenos que están contaminados. Además el proceso implica otras etapas, están los procesos no técnicos que no necesariamente va a ser limpieza, todo lo que tiene que ver con actividades de educación en el riesgo y están los que trabajan en operaciones concretas de la descontaminación del territorio.

¿Cuántos guerrilleros van a participar de este proceso?

Nosotros hemos hecho un balance y decimos que para poder cumplir metas con prontitud y generar un ambiente de reconciliación de los territorios a la par que vamos desmontando se requiere de unos tiempos para que la gente vea que la paz es palpable, es tangible, abrazable y para eso iniciaremos con unos mil pero creemos que se van a necesitar unas 1.500 personas.

¿Qué significa para las Farc la tarea de desminar los territorios?

Significa que el conflicto social se va también desminando. Desminar los territorios es también desminar corazones. La disposición nuestra es trabajar absolutamente con todas las organizaciones del desminado en Colombia, las Farc no piensan monopolizar porque dispongan de información de esa tarea de paz. Consideran las Farc que ese es un punto de reconciliación con los participantes de esas otras organizaciones, usted sabe que hay organizaciones de expolicias, de igual manera vamos a participar en actividades con la brigada de desminado humanitario, ya hicimos la primera actividad en el Orejón y creemos que estos son actos de reconciliación que tienen que darse en el territorio para poder apagar los odios y poder construir realmente paz en Colombia.

¿Cuál es su percepción de las negociaciones que se adelantan con la guerrilla del Eln?

Yo pude hablar con Pablo, pude hablar con otros compañeros allá en Quito, fue muy rápido pero yo si les vi en la mirada que tienen compromiso de paz. El problema es que están todavía en este debate de construcción del acuerdo en medio del conflicto y eso es muy complicado. Yo creo que aquí hay que buscarle fórmulas, pero también creo que los compañeros del Eln tienen una visión clara de que la paz hay que construirla en este momento en Colombia.

¿Cómo está la gente en las zonas veredales, cuál es el ánimo que se percibe?

El ánimo de nuestra gente es de sacrificio total, nosotros el mensaje que recibimos de los guerrilleros es que fueron 50 años en la adversidad, construyendo este proyecto por encima de adversidades y pues hoy la paz también la vamos a hacer superando adversidades por encima de las incapacidades del Gobierno.

El gerente de las zonas, el doctor Carlos Córdoba en estos días va a presentar ya 10 zonas, no sé de donde las irá a sacar, pero bueno, esperemos. Yo siempre he sido optimista, de pronto tenga un truco y las presenten y eso habría que aplaudirlo.

¿Y la entrega de armas?
El proceso de dejación va bien, es decir, nosotros estamos cumpliendo los pasos, de igual manera llegamos a las zonas sin que hubiera ninguna infraestructura, llegamos y comenzamos el proceso de dejación sin que se hubieran cumplido los otros aspectos. Nosotros le dijimos al país que vamos a cumplir y estamos cumpliendo, el país no tiene que tener ninguna duda en este sentido. Estamos seguros de que la ciudadanía nos va a acompañar en este gran esfuerzo y en este reto histórico que tiene Colombia.

¿Ha podido hablar con los guerrilleros que están en las cárceles, como están ellos?

Están en un desespero total porque ven una incoherencia muy grande de amnistías e indultos y este es el momento en que no ha salido el número que se acordó. De igual manera está el caso de nuestro compañero Nader que salió a tratamiento y fue capturado con objetivo de extradición, lo regresaron a la cárcel de Itagüí y este es el momento que no ha salido de la cárcel. Esos son, desde nuestra lectura, los obstáculos que se le están poniendo a este proceso porque sabemos que hay mucha gente apuntándole a que los guerrilleros y las guerrilleras se sientan desanimados y opten por otras rutas, por fortuna hay cohesión.

El jefe de una disidencia, alias Mojoso, fue acogido nuevamente en las Farc, ¿Cómo está ese tema de las disidencias?

Ese es un caso que se dio. Nuestro esfuerzo es que el camino de la paz hay que seguirlo despejando, ahí estamos y usted sabe que estos son temas que implican un manejo muy cuidadoso, frente a eso creo que no es bueno hablar hasta que no se den los hechos porque ya se trata de temas complejos porque podrían generar desconfianza, pero nuestra posición y el mensaje que estamos es que este es el camino y no nos pongamos a generar otras condiciones, eso es imposible y no se dejen enredar por promesas que no son creíbles porque eso termina en otro escenario. Hay que superar sobretodo intereses retrógrados de grandes sectores que esperan que se mantengan esas disidencias. 

KAREN DENNIS BOHÓRQUEZ CONTRERAS
karboh@eltiempo.com
Redactora Justicia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Los recientes ataques contra las FARC se dan en primer lugar, como bien presentíamos, por sectores “cercanos” que no representan una línea ideológica dentro de la izquierda y mucho menos entre los  revolucionarios. 
Escritores venidos a menos, “revolucionarios” de cafetería y otros, cuyas posiciones, e incluso parte de su historia, son muy cuestionables, son el “ramillete” de autodenominados politólogos e ideólogos que hoy comienzan a atacar públicamente a un partido que nace de un movimiento político y armado que ha encarado al imperio, la oligarquía y ha defendido los sectores más oprimidos del país como ninguno de los críticos lo ha hecho.
El primer representante de este “movimiento crítico” es Horacio Duque, quien en su escrito, al mismo tiempo que posa de “fariano” y de revolucionario comprometido, arremete contra la dirección de las FARC simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado. 
Debemos aclarar que en nuestro blog, C…

Los hipócritas escándalos por Cadete y las listas

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Solo gente cizañera puede endilgarle al nuevo partido responsabilidad en la decisión individual de un exmilitante Farc, y armar barullo en torno a las listas de los guerrilleros prisioneros
Las Farc desaparecimos como movimiento insurgente, como organización político militar que por la vía armada perseguía la toma del poder en Colombia. Quien a estas alturas pregone lo contrario no solo está faltando a la verdad, sino que está actuando en contravía de un sinnúmero de evidencias constatables de las que el gobierno nacional, la comunidad internacional y la inmensa mayoría de la nación dan fe.
Desde luego que una organización compuesta por miles de mujeres y hombres alzados en armas, con amplias redes clandestinas de apoyo a su activad conspirativa, no está exenta, como no lo está ninguna organización compuesta por seres humanos, de que alguno o algunos de sus antiguos militantes, opten por elegir un camino distinto. Hemos hecho todo para exp…

Seremos millones y millones en una Nueva Colombia

Comunicado Por FARC - Timoleon Jiménez



Jorge Eliécer Gaitán sentenció el 20 de abril de 1944: “…en Colombia hay dos países: el país político que piensa en sus empleos, en su mecánica y en su poder, y el país nacional que piensa en su trabajo, en su salud, en su cultura, desatendidos por el país político. El país político tiene metas diferentes a las del país nacional. ¡Tremendo drama en la historia de un pueblo!”.



73 años después esa tragedia sigue viva. Tal y como lo sostenía el caudillo, el Estado sigue representando actualmente los intereses de un grupo minoritario, cuando debiera representar todas las clases y defender especialmente a la que lo necesita, o sea la gran mayoría de los desheredados. Proponemos a Colombia poner fin a tan amarga realidad.



Y lo hacemos presentando ante el país y el mundo nuestro partido político, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC, en una demostración más de nuestro compromiso con la paz, la democracia y la justicia social para Colombia. Fuero…