Ir al contenido principal

Es la oportunidad de abrir la democracia Colombiana

Noticia
Tomado de Pacocol
Por Semanario Voz




Once partidos políticos enviaron una carta al Presidente Juan Manuel Santos, señalando siete puntos mínimos que debe contener la próxima reforma política, que será presentada en el Congreso de la República, en el marco de la implementación del paquete legislativo para la paz.


Gabriel Becerra, vocero nacional de la Unión Patriótica, partido firmante de la misiva, señaló que los acuerdos de paz no pueden seguir el camino de la renegociación y debe implementarse de manera fiel a lo acordado en La Habana entre el gobierno nacional y las FARC-EP “Tenemos autoridad moral para señalar que medidas como el umbral y el voto electrónico deben ser implementados en la mecánica electoral colombiana, de inmediato”, señaló Becerra.

Aquí la carta:

Doctor

Juan Manuel Santos

Presidente de la República

Ciudad

Referencia: Posición frente a la Reforma Política en el marco del desarrollo de los Acuerdos de Paz.

Como partidos minoritarios, de oposición e independientes, al igual que los grupos significativos de ciudadanos, le expresamos al Gobierno Nacional mediante esta carta pública, que hemos venido participando por varios meses en la Mesa de Partidos para debatir sobre una reforma política que tenga cambios significativos para profundizar y cualificar la democracia. Con esa disposición realizamos propuestas que hicimos llegar al Ministro del Interior y que reafirmamos en la presentación del primer informe de la Comisión Especial en Cartagena, pero vemos con sorpresa que el Gobierno no las ha tenido en cuenta, como se ve reflejado en el Acto Legislativo 011 de 2017 que modifica el artículo 108 de la Constitución Política.

La reforma política que se tramite por Fast-Track debe tener como único fin garantizar una apertura democrática, mejorar la participación de los partidos minoritarios, los movimientos sociales y grupos significativos de ciudadanos en la vida política del país.

Por lo anterior queremos expresar los puntos que aspiramos sean incluidos en la reforma, para que cumpla con el espíritu de ser una apertura de la democracia con adquisición progresiva de derechos.

    Las reformas deben garantizar la participación del partido político que se derive del proceso de paz con las FARC-EP, pero igualmente debe dar garantías para que se mantengan los derechos de los partidos en un periodo de transición acordado por ocho (8) años en el marco del Acuerdo de Paz, en la cual se reduzca el umbral al 2% para la distribución de curules al Senado; mantener la presentación de listas abiertas o cerradas y la postulación de candidaturas a cargos uninominales o de cuerpos colegiados por los grupos significativos de ciudadanos.

    La Personería Jurídica de los partidos y de los grupos significativos de ciudadanos se debe garantizar independiente del umbral. El porcentaje de afiliados exigido para obtener Personería Jurídica (0.3% del censo electoral), otorga en todo caso el derecho a la postulación de candidaturas a cargos de elección popular a nivel nacional y territorial. La adquisición de los derechos a la financiación y el acceso a medios de comunicación, será progresivo según los resultados electorales de los grupos significativos de ciudadanos o de los nuevos partidos políticos. La reglamentación del registro de afiliados debe garantizar legalmente el manejo trasparente y reservado del mismo, evitando cualquier tipo de exclusión a los ciudadanos que lo integren.

    Se debe garantizar el pluralismo político y una mejor representación de los partidos minoritarios y de los grupos significativos de ciudadanos mediante la reglamentación de las coaliciones previstas en el artículo 263 de la Constitución Política, pudiendo presentar listas abiertas. Dicha reglamentación se tramitará por Fast -Track.

    Ampliar en condiciones de igualdad la financiación estatal de los gastos de funcionamiento de los partidos políticos. Igualmente, la financiación estatal total de las campañas electorales, debe ser responsabilidad de los partidos políticos quienes recibirán los recursos y los distribuirán entre sus candidatos bajo principios democráticos y transparentes y deben responder por su aplicación ante las autoridades electorales y los órganos de control del Estado. Se debe crear la unidad especializada para el análisis e investigación financiera para vigilar la financiación de las campañas electorales (una especie de UIAF Electoral), que garantice que no se violen los topes, ni entren recursos privados, ni ilegales a la política a través de las elecciones.

    La implementación del voto electrónico y la identificación biométrica; la garantía de un censo electoral depurado con la capacidad de los partidos para auditar este procedimiento y suficiente ubicación de puestos y mesas de votación en el área rural.

    De acuerdo con los establecido en el Capítulo Étnico del Acuerdo de la Habana, en lo que concierne al punto 2, se debe garantizar el derecho fundamental a la Consulta Previa, Libre e Informada, así como el derecho a la participación política de los pueblos étnicos, en todo lo concerniente a la Reforma Política y Reforma a la Organización Electoral.

    Plenas garantías para la efectividad del derecho a elegir y ser elegido mediante la derogatoria expresa de toda norma electoral, disciplinaria o fiscal que contravenga el Artículo 22 numeral 2, Artículo 29 y 8.2 literal (h) y Artículo 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos “Pacto San José Costa Rica”.

Le solicitamos de manera urgente una reunión con los partidos firmantes y la reactivación de la Mesa de Partidos sin exclusiones, antes de la revisión de los proyectos legislativos por parte de la CSIVI, para tramitar la Reforma Política que usted anunció que se presentará en la primera semana de mayo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Los recientes ataques contra las FARC se dan en primer lugar, como bien presentíamos, por sectores “cercanos” que no representan una línea ideológica dentro de la izquierda y mucho menos entre los  revolucionarios. 
Escritores venidos a menos, “revolucionarios” de cafetería y otros, cuyas posiciones, e incluso parte de su historia, son muy cuestionables, son el “ramillete” de autodenominados politólogos e ideólogos que hoy comienzan a atacar públicamente a un partido que nace de un movimiento político y armado que ha encarado al imperio, la oligarquía y ha defendido los sectores más oprimidos del país como ninguno de los críticos lo ha hecho.
El primer representante de este “movimiento crítico” es Horacio Duque, quien en su escrito, al mismo tiempo que posa de “fariano” y de revolucionario comprometido, arremete contra la dirección de las FARC simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado. 
Debemos aclarar que en nuestro blog, C…

Los hipócritas escándalos por Cadete y las listas

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Solo gente cizañera puede endilgarle al nuevo partido responsabilidad en la decisión individual de un exmilitante Farc, y armar barullo en torno a las listas de los guerrilleros prisioneros
Las Farc desaparecimos como movimiento insurgente, como organización político militar que por la vía armada perseguía la toma del poder en Colombia. Quien a estas alturas pregone lo contrario no solo está faltando a la verdad, sino que está actuando en contravía de un sinnúmero de evidencias constatables de las que el gobierno nacional, la comunidad internacional y la inmensa mayoría de la nación dan fe.
Desde luego que una organización compuesta por miles de mujeres y hombres alzados en armas, con amplias redes clandestinas de apoyo a su activad conspirativa, no está exenta, como no lo está ninguna organización compuesta por seres humanos, de que alguno o algunos de sus antiguos militantes, opten por elegir un camino distinto. Hemos hecho todo para exp…

Seremos millones y millones en una Nueva Colombia

Comunicado Por FARC - Timoleon Jiménez



Jorge Eliécer Gaitán sentenció el 20 de abril de 1944: “…en Colombia hay dos países: el país político que piensa en sus empleos, en su mecánica y en su poder, y el país nacional que piensa en su trabajo, en su salud, en su cultura, desatendidos por el país político. El país político tiene metas diferentes a las del país nacional. ¡Tremendo drama en la historia de un pueblo!”.



73 años después esa tragedia sigue viva. Tal y como lo sostenía el caudillo, el Estado sigue representando actualmente los intereses de un grupo minoritario, cuando debiera representar todas las clases y defender especialmente a la que lo necesita, o sea la gran mayoría de los desheredados. Proponemos a Colombia poner fin a tan amarga realidad.



Y lo hacemos presentando ante el país y el mundo nuestro partido político, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC, en una demostración más de nuestro compromiso con la paz, la democracia y la justicia social para Colombia. Fuero…