Ir al contenido principal

Nos acompañarán y sumarán muchos más

Análisis
Tomado de Las 2 Orillas
Por Gabriel Ángel



Si logramos que cada día más colombianos comprendan la extraordinaria potencialidad transformadora contenida en esas 310 páginas del Acuerdo Final de Paz, nada impedirá superar la horrible noche.

El Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, incluido su núcleo más combatido, la Jurisdicción Especial para la Paz, logró su aprobación legislativa tras el último debate realizado en la plenaria del Senado el pasado lunes. Una victoria más de las fuerzas de la paz y la reconciliación sobre las que están por la intolerancia y el odio.
La lucha no es fácil, pero poco a poco va siendo realidad un país distinto, que germina lleno de esperanzas, tras un pasado de horrores y violencias. A simple vista nada parece cambiar, incluso muchos prefieren arrojarse en los brazos del pesimismo.
El paramilitarismo parece retornar por sus fueros, cuerpos de gente armada penetran en las zonas donde permanecimos las Farc hasta el traslado a las ZVTN y PTN, continúan los crímenes de líderes y lideresas sociales y políticos, cada día trae su nuevo escándalo por corrupción, la campaña electoral en ciernes evidencia todos los vicios de las mafias politiqueras.
La economía del país no levanta, hasta el clima parece enloquecido por cuenta del deterioro ambiental. El desempleo aumenta, crece el porcentaje de colombianos que cada mañana sale a rebuscarse el dinero para sostener su familia, la salud es un problema angustioso para la mayoría, encarcelan al que roba unas malangas, mientras los grandes saqueadores de los dineros públicos disfrutan de sus fortunas mal habidas, a salvo de la persecución judicial.
Sin embargo algo destella en el horizonte. Acaba de terminarse el largo conflicto armado que sumió al país en un mar de sangre. Y ha ocurrido como consecuencia de un acuerdo entre los bandos que se enfrentaron a muerte. Pueden achacarse a uno u otro, o incluso a ambos, todos los males de la patria, pero lo verdaderamente importante es que encontraron una forma civilizada de resolver su largo pleito y tratar sus diferencias, una solución política.

Eso es ni más ni menos lo que significa el Acuerdo Final de Paz. Ese que gracias a la voluntad de las Farc, el gobierno nacional y millones de compatriotas que lo respaldan, continúa derribando los duros obstáculos para la construcción de un nuevo país. Si logramos que cada día un mayor porcentaje de nuestros nacionales comprenda la extraordinaria potencialidad transformadora contenida en esas 310 páginas, nada impedirá a Colombia superar la horrible noche.
Crecen las disposiciones constitucionales, legales y administrativas que desarrollan los Acuerdos de La Habana. Habrá un estatuto para la Oposición dotándola de plenas garantías, se expedirá un nuevo régimen electoral, las Farc pasaremos a ser un partido político en la legalidad, ya se aprobó la amnistía para los delitos políticos y conexos, habrá un tratamiento equivalente para los miembros de la fuerza pública envueltos en procesos judiciales a raíz del conflicto.
Habrá de ponerse en marcha una Reforma Rural Integral que de aplicarse tal cual se aprobó significará un salto adelante en el agro colombiano, se pondrá en práctica por fin un tratamiento económico social y de salud pública para el problema de las drogas, se abrirán los espacios para que los movimientos sociales y políticos puedan desplegar abiertamente su actividad reivindicativa y de oposición, dotados de herramientas y derechos.
Lo que acaba de aprobarse en el Congreso tiene una dimensión verdaderamente histórica. Las víctimas del conflicto, todas, no solo las que se achacan de modo sobredimensionado a las Farc, sino también las imputables al Estado, sus cuerpos armados y de inteligencia, a empresarios y jefes políticos, podrán por fin obtener la verdad y la reparación. Y los responsables de los peores crímenes sucedidos en la guerra tendrán que responder por sus hechos.
El Acuerdo también contiene un capítulo completo sobre garantías de seguridad y combate a las organizaciones criminales y paramilitares que asesinan dirigentes populares y líderes sociales. El Estado se dota de dientes y garras para acabar definitivamente con ese fenómeno. Su puesta en práctica también cuenta con enemigos declarados, los mismos que querían enterrar la justicia especial. Pero está visto que los nuevos tiempos se encargarán de superarlos.
Lo mejor que se puede hacer por nuestro país, es contribuir en todas las formas a que el pueblo colombiano comprenda que los acuerdos de paz constituyen una conquista suya, que lo benefician enormemente, que lo dotan de garantías y posibilidades de organizarse y trabajar conjuntamente con otros por superar los problemas que padece. Hasta ahora le han hecho creer que esos acuerdos son únicamente para las Farc y que incluso lo perjudican.
Esa desinformación debe ser revertida. La pedagogía de paz no es un cuento, sino una necesidad vital. En unos días saldrán 310 antiguos combatientes de Farc a cumplir dicha labor por todo el país. Arriesgándolo todo. Como prueba de que aquí no se desmoviliza nadie, emprenderemos una movilización nacional. Sabemos que no estaremos solos, por el contrario, nos acompañarán y sumarán muchos más. Venceremos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinan dos milicianos de Las FARC-EP en menos de 12 horas

Noticia Por Colombia Soberana





Entre la noche de ayer 13 de agosto y la madrugada de hoy, fueron asesinados por sicarios dos milicianos de las FARC Jesús Adán Mazo, quien usaba el alias de “Molina" y era  el jefe de milicias del frente 18 y  Norbey Téllez cuyo seudónimo era Duvan Ríos, miliciano que pertenecía a la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) Negro Eliécer.
Duvan Ríos fue el primero en recibir los ataques. Los hechos ocurrieron en la vereda el Tarra, Norte de Santander. Hombres armados entraron a su casa y sin mediar palabras lo asesinaron, en el hospital, que queda cerca al puesto de Policía, tres desconocidos encapuchados y con pistola en mano entraron para averiguar si Duvan Ríos Continuaba con vida  para rematarlo.
Una situación similar le ocurrió a Molina. Era la una de la mañana cuando los sicarios lo sacaron de su vivienda ubicada en Ituango, a pocos metros de la Zona Veredal y le dispararon tres veces. 

Con ellos ya son 11 miembros de las FARC asesinados  e…

Policía golpea brutalmente a joven que había torturado años atrás

Noticia Por Colombia Soberana




La pesadilla del joven de 20 años, Nicolás Bolaños Sotomayor, empezó el día 23 de noviembre del 2013, cuando miembros de la Policía intentaron atracarlo, al correr fue brutalmente golpeado, al extremo de perder gran parte de sus dientes.
Desde ese momento su madre, Alba Lucía Sotomayor, comienza a denunciar este abuso. El 24 de agosto del 2014, al impedir que estos oficiales consiguieran el beneficio de casa por cárcel, Nicolás fue secuestrado junto con su hermana menor, él fue torturado.
Desde entonces las persecuciones, llamadas y amenazas han sido constantes, hasta el punto de que Nicolás fue secuestrado en la puerta del colegio y nuevamente torturado.
En la noche del 9 y la madrugada del 10 de agosto, en hechos que no hemos confirmado completamente, Nicolás es nuevamente violentado por la Policía Nacional. Según esa institución, el joven, que sufre depresión post trauma, se intentó suicidar, los policías presentes lo "ayudaron" golpeándolo. 
La Po…

Dura crítica de Joaquín Gómez, excomandante de las Farc, al escritor Alonso Sánchez Baute

opiniónPor Las 2 Orillas

El excomandante de las Farc Joaquín Gómez de las FARC – EP responde críticamente al texto publicado por el escritor Alonso Baute a raíz de su visita al Punto de Transición y Normalización Amaury Rodríguez, en Pondores, Conejo. La Guajira. Esto le dice:
En la primera parte de su crónica titulada “Sangre joven en las Farc” publicada en Semana el día 10 de julio, ya se anunciaba un estilo ligero, y un toque de imprecisión, que quedó ratificado después que leí la nota en Las2orillas  titulada Tres días con las Farc en el Conejo, puedo deducir respecto a su crónica, que cuando se abordan los hechos pensando llegar a la objetividad a través de un desbordado amor propio y con ideas prefabricadas, el resultado siempre estará divorciado de la realidad.
En la primera parte de su escrito hablaba usted de las impresiones generales que los excombatientes le habían dejado, entre ellas, la disciplina, las rutinas de trabajo en el PTN, el cumplimiento por parte de las FARC de…