Ir al contenido principal

La carta de los generales

Análisis
Tomado de Pacocol
Por Carlos Lozano


Un numeroso grupo de generales en retiro, entre ellos un ex ministro de Defensa, ex comandantes del Comando General de las Fuerzas Militares, Ejército Nacional, Armada Nacional, Fuerza Aérea Colombiana y Consejo de ex directores de la Policía Nacional, le hicieron llegar la semana pasada una carta al presidente Juan Manuel Santos en que le plantean la oposición a varios aspectos medulares del Acuerdo de La Habana, porque según ellos colocan en peligro la seguridad nacional. Entre los firmantes, llama la atención, que está el general Jorge Enrique Mora Rangel, quien hizo parte de la Delegación de Paz del Gobierno Nacional y aprobó el texto del Acuerdo Final en sus dos versiones, antes y después del plebiscito del dos de octubre del año pasado.


La carta aunque “amarra los perros” al final de la misma y le plantea al mandatario que intervenga para no ser calificados sus firmantes de “enemigos de la paz”, no hace ninguna alusión al logro del acuerdo y al hecho histórico que este signifique el fin por vía de la negociación de una aguda confrontación de más de medio siglo que no se resolvió en el campo de batalla. Los firmantes son generales derrotados porque fueron incapaces de dirigir a sus tropas a la victoria y ahora saltan al terreno político para oponerse, porque es el fondo oculto de la protesta, al acuerdo que le puso punto final a la guerra.

En el primer punto cuestionan la existencia de las Zonas y Puntos de Transición y Normalización donde los combatientes de las FARC-EP harán la dejación de las armas y los preparativos para el tránsito a un partido político de presencia nacional y pública. Los militares no ocultan su frustración porque querían presentar a los guerrilleros en largas filas para entregar las armas como si hubieran sido derrotados. Caen en un grave y malintencionado error histórico al decir que con las zonas puede acontecer lo mismo que con las llamadas repúblicas independientes en el pasado, que “tanto daño causaron a la integridad territorial de la nación”. No eran tales, así las llamó la entonces caverna extremo derechista para justificar la agresión armada, urdida desde Washington, para acabar la resistencia campesina a la violencia estatal y latifundista. Dicha agresión metió al país en una guerra de muchas tragedias y de más de medio siglo de duración, que ahora llega a su fin mediante un acuerdo pacífico, político y social.

El meollo de la carta es la resistencia que tienen los generales a la Justicia Especial de Paz. Protestan por lo que llaman el trato diferencial, pretenden es blindarse de las investigaciones de la JEP y de la verdad histórica por las responsabilidades que tienen en tantas violaciones de los derechos humanos. Aspiran a la seguridad jurídica. Sienten temor por la verdad, porque el principal violador de los DD.HH. ha sido el Estado, así como infractor del DIH.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinan dos milicianos de Las FARC-EP en menos de 12 horas

Noticia Por Colombia Soberana





Entre la noche de ayer 13 de agosto y la madrugada de hoy, fueron asesinados por sicarios dos milicianos de las FARC Jesús Adán Mazo, quien usaba el alias de “Molina" y era  el jefe de milicias del frente 18 y  Norbey Téllez cuyo seudónimo era Duvan Ríos, miliciano que pertenecía a la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) Negro Eliécer.
Duvan Ríos fue el primero en recibir los ataques. Los hechos ocurrieron en la vereda el Tarra, Norte de Santander. Hombres armados entraron a su casa y sin mediar palabras lo asesinaron, en el hospital, que queda cerca al puesto de Policía, tres desconocidos encapuchados y con pistola en mano entraron para averiguar si Duvan Ríos Continuaba con vida  para rematarlo.
Una situación similar le ocurrió a Molina. Era la una de la mañana cuando los sicarios lo sacaron de su vivienda ubicada en Ituango, a pocos metros de la Zona Veredal y le dispararon tres veces. 

Con ellos ya son 11 miembros de las FARC asesinados  e…

Policía golpea brutalmente a joven que había torturado años atrás

Noticia Por Colombia Soberana




La pesadilla del joven de 20 años, Nicolás Bolaños Sotomayor, empezó el día 23 de noviembre del 2013, cuando miembros de la Policía intentaron atracarlo, al correr fue brutalmente golpeado, al extremo de perder gran parte de sus dientes.
Desde ese momento su madre, Alba Lucía Sotomayor, comienza a denunciar este abuso. El 24 de agosto del 2014, al impedir que estos oficiales consiguieran el beneficio de casa por cárcel, Nicolás fue secuestrado junto con su hermana menor, él fue torturado.
Desde entonces las persecuciones, llamadas y amenazas han sido constantes, hasta el punto de que Nicolás fue secuestrado en la puerta del colegio y nuevamente torturado.
En la noche del 9 y la madrugada del 10 de agosto, en hechos que no hemos confirmado completamente, Nicolás es nuevamente violentado por la Policía Nacional. Según esa institución, el joven, que sufre depresión post trauma, se intentó suicidar, los policías presentes lo "ayudaron" golpeándolo. 
La Po…

Dura crítica de Joaquín Gómez, excomandante de las Farc, al escritor Alonso Sánchez Baute

opiniónPor Las 2 Orillas

El excomandante de las Farc Joaquín Gómez de las FARC – EP responde críticamente al texto publicado por el escritor Alonso Baute a raíz de su visita al Punto de Transición y Normalización Amaury Rodríguez, en Pondores, Conejo. La Guajira. Esto le dice:
En la primera parte de su crónica titulada “Sangre joven en las Farc” publicada en Semana el día 10 de julio, ya se anunciaba un estilo ligero, y un toque de imprecisión, que quedó ratificado después que leí la nota en Las2orillas  titulada Tres días con las Farc en el Conejo, puedo deducir respecto a su crónica, que cuando se abordan los hechos pensando llegar a la objetividad a través de un desbordado amor propio y con ideas prefabricadas, el resultado siempre estará divorciado de la realidad.
En la primera parte de su escrito hablaba usted de las impresiones generales que los excombatientes le habían dejado, entre ellas, la disciplina, las rutinas de trabajo en el PTN, el cumplimiento por parte de las FARC de…