Ir al contenido principal

Entre la preocupación y el optimismo

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana




Esta nueva fase del Proceso de Paz tiene que ver con la implementación del punto 3 y algunos numerales del 6 del Acuerdo de la Esperanza: Fin del Conflicto e Implementación, Verificación y Refrendación. 

Es una fase práctica en la cual se inició el proceso de dejación de armas por parte de las FARC-EP, se le hace seguimiento al Cese Al Fuego Bilateral y Definitivo, se empieza la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil y económica del país y se “abonará el terreno” a la siguiente fase: la implementación de los demás puntos, que son los cambios que asegurarán la vida digna a la gran mayoría de los colombianos.

En la práctica esta fase ha sido una montaña rusa que oscila entre la preocupación  y un gran optimismo, sin perder nunca el rumbo y la esperanza. Si bien se aprobó la ley de Amnistía e Indulto y el decreto reglamentario, los guerrilleros se dirigen a las Zonas Veredales y los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas y las FARC son nulos, el gobierno brilla por su falta de compromiso y voluntad. 

Las Zonas Veredales no tienen ni lo más mínimo para albergar a las y los guerrilleros y sus hijos, la excarcelación de las y los Farianos presos está “en pañales”, los líderes sociales siguen siendo asesinados sin que el Estado demuestre un mínimo de preocupación y la expansión y el acoso paramilitar es cada vez más intenso, aunque el Gobierno insista en “hacerse el de la vista gorda”.

Las comunidades abandonadas en los lugares  más alejados del país, quienes solo conocen la presencia del Estado por la represión, la estigmatización y la muerte, ven cómo se hace realidad su mayor temor: al irse las FARC de sus territorios, avanzan a paso firme los paramilitares con toda su barbarie y terror. 

Las denuncias no son suficientes para los oídos sordos del Gobierno Nacional y actos movilización, como los realizados en el Catatumbo, serán la mejor opción para los campesinos que inician una nueva etapa de desplazamientos masivos huyendo de la arremetida salvaje que ellos conocen, pero esta vez no habrá quien los proteja, como hasta hace poco lo hicieran las FARC.

A pesar de este panorama desalentador, seguimos pensando que la solución política al conflicto colombiano es la más adecuada y que ahora depende de la fuerza de la movilización, de la organización social, de la creatividad y de todos nosotros hacer que el Estado cumpla y la comunidad internacional escuche nuestras denuncias.

Las FARC cumplen a cabalidad su compromiso con el pueblo colombiano. Se dirigieron, sin importar sus necesidades, a las zonas destinadas, acompañados del pueblo que los recibió con los brazos abiertos, aunque los medios masivos de (des)información, serviles a los enemigos de los colombianos y la paz, no hicieron un especial, un programa o siquiera un directo de este evento.

El Gobierno intenta “ganar indulgencias con avemarías ajenos”, presentando como muestra de cumplimiento la llegada de las FARC a las Zonas Veredales. Esa es la muestra de la voluntad de paz de las FARC, recomendamos a las instancias oficiales imitarlos y comenzar a dar cara al problema paramilitar, a cumplir lo acordado, dar plenas garantías  y agilizar el paso.

Ojalá esta no sea la actitud del gobierno cuando se entre a implementar puntos tan delicados como el de tierras o víctimas. Queremos recordarles que los Acuerdos fueron firmados por las FARC y el Gobierno, pero son del pueblo colombiano. También, que si bien los firmantes son dos, recae sobre el gobierno la responsabilidad del cumplimiento: “No obstante el Gobierno Nacional será el responsable de la correcta implementación de los acuerdos alcanzados…”  (Acuerdo Final. Pág. 171).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Atentan contra la vida de la ganadora del Premio Nacional por la defensa de los Derechos Humanos

Noticia en desarrollo Colombia Soberana


La defensora de los Derechos Humanos, María Ruth Sanabria, sufrió un atentado la noche de hoy 22 de mayo. Los hechos ocurrieron en Fortul Arauca. Según fuentes cercanas una camioneta roja venía siguiendo el carro en el que se movilizaba la abogada desde que salió de Beyotes, en Tame. Una vez llegaron a su destino, desde la camioneta dispararon al parecer ráfagas de fusil, la defensora y sus acompañantes alcanzaron a llegar a la estación de Policía.
María Ruth Sanabria, miembro del Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos CPDH, ganadora del premio Nacional por la Defensa de los Derechos Humanos, militante del Partido Comunista Colombiano y sobreviviente del genocidio contra la Unión Patriótica, entre sus múltiples actividades en pro de la comunidad, viene denunciando la presencia y persistencia de grupos paramilitares en Arauca.

"Nos están matando", un documental sobre el asesinato de líderes sociales

Noticia Tomado de Colombia 2020 - El Espectador  Por Edinson Arley Bolaños

Dos cineastas estadounidenses y un productor colombiano acompañaron por más de un año a dos líderes sociales del norte del Cauca amenazados de muerte. El objetivo: ponerle rostro al fenómeno que afecta al país con más intensidad desde que se firmó el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc. Ya han muerto más de 200 líderes, advierte el audiovisual.
Bien podría decirse que el documental, “Nos están matando”, es un grito de auxilio de los miles de líderes sociales que viven en los territorios donde otrora se desarrolló la guerra entre las Farc y el Gobierno. Es un documento que pone al desnudo la vida cotidiana de un defensor de derechos humanos en Colombia. En este caso, las historias del líder indígena, Feliciano Valencia, y la del líder afrodescendiente, Héctor Marino Carabalí. Las dos, cargadas de resistencia y peligro.
Vea documental aquí: "Nos están matando"
Los lentes de Tom Laffay y Emily Wright r…

Secuestran y asesinan a dos indígenas y abandonan sus hijos en la selva

ComunicadoTomado de Pacocol Por ONIC


Repudiamos y condenamos el vil asesinato de nuestros hermanos indígenas Pablo Dagua y Adriana Montero Parra del Resguardo Triunfo Cristal Páez de Florida- Valle del Cauca y de Amilkar Yagari, ex gobernador activista y guardia indígena del Pueblo Embera Chami.
Adriana hasta hace 2 años y medio se había desempeñado como Guardia indígena en el resguardo Triunfo Cristal Páez del Municipio de Florida cuando decidió establecer su familia con Pablo Dagua.

El 26 de mayo, Pablo y Adriana fueron desaparecidos en su residencia ubicada en el Corregimiento la Delfina de Buenaventura. 

El domingo 27 de mayo el hijo de las víctimas de siete años cargando a su hermanito de seis meses de nacido informó a la comunidad de los hechos.

De inmediato la comunidad activó la guardia y comunidad indígena e iniciaron la búsqueda y el lunes 28 de mayo, encuentran el cuerpo de Adriana Alexandra Montero Parra, y una hora después aproximadamente se halló el segundo cuerpo que se encon…