Ir al contenido principal

Entre la preocupación y el optimismo

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana




Esta nueva fase del Proceso de Paz tiene que ver con la implementación del punto 3 y algunos numerales del 6 del Acuerdo de la Esperanza: Fin del Conflicto e Implementación, Verificación y Refrendación. 

Es una fase práctica en la cual se inició el proceso de dejación de armas por parte de las FARC-EP, se le hace seguimiento al Cese Al Fuego Bilateral y Definitivo, se empieza la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil y económica del país y se “abonará el terreno” a la siguiente fase: la implementación de los demás puntos, que son los cambios que asegurarán la vida digna a la gran mayoría de los colombianos.

En la práctica esta fase ha sido una montaña rusa que oscila entre la preocupación  y un gran optimismo, sin perder nunca el rumbo y la esperanza. Si bien se aprobó la ley de Amnistía e Indulto y el decreto reglamentario, los guerrilleros se dirigen a las Zonas Veredales y los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas y las FARC son nulos, el gobierno brilla por su falta de compromiso y voluntad. 

Las Zonas Veredales no tienen ni lo más mínimo para albergar a las y los guerrilleros y sus hijos, la excarcelación de las y los Farianos presos está “en pañales”, los líderes sociales siguen siendo asesinados sin que el Estado demuestre un mínimo de preocupación y la expansión y el acoso paramilitar es cada vez más intenso, aunque el Gobierno insista en “hacerse el de la vista gorda”.

Las comunidades abandonadas en los lugares  más alejados del país, quienes solo conocen la presencia del Estado por la represión, la estigmatización y la muerte, ven cómo se hace realidad su mayor temor: al irse las FARC de sus territorios, avanzan a paso firme los paramilitares con toda su barbarie y terror. 

Las denuncias no son suficientes para los oídos sordos del Gobierno Nacional y actos movilización, como los realizados en el Catatumbo, serán la mejor opción para los campesinos que inician una nueva etapa de desplazamientos masivos huyendo de la arremetida salvaje que ellos conocen, pero esta vez no habrá quien los proteja, como hasta hace poco lo hicieran las FARC.

A pesar de este panorama desalentador, seguimos pensando que la solución política al conflicto colombiano es la más adecuada y que ahora depende de la fuerza de la movilización, de la organización social, de la creatividad y de todos nosotros hacer que el Estado cumpla y la comunidad internacional escuche nuestras denuncias.

Las FARC cumplen a cabalidad su compromiso con el pueblo colombiano. Se dirigieron, sin importar sus necesidades, a las zonas destinadas, acompañados del pueblo que los recibió con los brazos abiertos, aunque los medios masivos de (des)información, serviles a los enemigos de los colombianos y la paz, no hicieron un especial, un programa o siquiera un directo de este evento.

El Gobierno intenta “ganar indulgencias con avemarías ajenos”, presentando como muestra de cumplimiento la llegada de las FARC a las Zonas Veredales. Esa es la muestra de la voluntad de paz de las FARC, recomendamos a las instancias oficiales imitarlos y comenzar a dar cara al problema paramilitar, a cumplir lo acordado, dar plenas garantías  y agilizar el paso.

Ojalá esta no sea la actitud del gobierno cuando se entre a implementar puntos tan delicados como el de tierras o víctimas. Queremos recordarles que los Acuerdos fueron firmados por las FARC y el Gobierno, pero son del pueblo colombiano. También, que si bien los firmantes son dos, recae sobre el gobierno la responsabilidad del cumplimiento: “No obstante el Gobierno Nacional será el responsable de la correcta implementación de los acuerdos alcanzados…”  (Acuerdo Final. Pág. 171).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comandante Jaime Guaraca analiza situación actual de Colombia

Reportaje Por Nelson Lombana S. Fotos Camila




El sueño eterno de estar frente  al camarada Jaime Guaraca Durán, segundo hombre al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep) después del comandante Manuel Marulanda Vélez, durante un largo período de la dura lucha revolucionaria armada en Colombia, se vino a cristalizar el pasado 15 de octubre en Cuba, cuando pude hacerle un extenso reportaje que más tarde publicaremos en su totalidad en un folleto para que circule profusamente por el país, muy especialmente por el departamento de Tolima.


Durante más de cuatro horas, el camarada Guaraca contestó los interrogantes haciendo alarde de una memoria prodigiosa y una convicción política y revolucionaria a toda prueba. Su rostro cansado por los años se ilumina cuando evoca el nombre de Colombia y describe con sutiliza su gesta al lado del movimiento guerrillero más antiguo que el año pasado decidió decirle adiós a las armas, en un acuerdo concebido en la…

Asesinado comunista tolimense en Villavicencio

Noticia Tomado de Pacocol Por Nelson Lombana

La preciosa sangre comunista sigue bañando el territorio colombiano producto del régimen imperante. La cruel intolerancia, el odio y la venganza hacen estragos, mientras que el gobierno de derecha le dice a la comunidad nacional e internacional que en Colombia no pasada nada, que la paz fluye por todo el territorio.

El pasado 10 de noviembre, fue asesinado el comunista Jairo Silva Trujillo, de siete impactos de bala en Villavicencio, capital del departamento del Meta, hacia las seis de la tarde, cuando cerraba su pequeño negocio y se disponía descansar. Alcanzó a llegar con vida a la clínica, pero los médicos no pudieron hacer nada falleciendo hacia las 9:30 de la noche.  Varios sicarios al parecer se marcharon tan campantes como llegaron a cometer el execrable crimen.
Jairo Silva Trujillo había nacido el 7 de agosto de 1976, es decir, tenía escasamente 41 años de edad. Era hijo de Reinaldo Silva y Carmen Trujillo, prestante familia del municipi…

50 años de la muerte del Che y 100 de la revolución rusa

Análisis Por Gabriel Ángel



Hasta el día de hoy nadie puede demostrar que tiene toda la razón en cuestiones de revolución y socialismo. Los pueblos indagan y construyen verdades y hay que respetarlos.



Octubre de 2017 llega a nosotros con un doble impulso político y moral. El cincuenta aniversario de la muerte de Che no puede pasar desapercibido para ninguno, en la medida que encierra una significación verdaderamente histórica. Pero como si fuera poco, a tal conmemoración se agrega la del centenario de la revolución rusa, el más grande experimento humano en busca de la justicia. La coincidencia abriga mucho más que una simple concurrencia de fechas. 



Del anecdotario de la revolución cubana se extrae la escena de Fidel preguntando a la dirigencia insurreccional victoriosa, si había dentro de ellos algún economista para ponerlo al frente del Banco Nacional, resultando el conjunto sorprendido cuando el Che se señaló a sí mismo como el indicado. Dicen que al preguntarle por qué afirmaba ser e…