Ir al contenido principal

El incumplimiento programado

Análisis
Tomado de Pacocol
Por Fredy Muñoz A


Si las FARC hubieran incumplido alguno de los compromisos previos a la dejación de armas previstos en el Acuerdo de Paz, el mundo hubiera desatado, una vez más, su furia mediática contra la guerrilla, un presidente iracundo, rodeado de generales ya hubiera roto el Proceso,  y otro Plan Patriota estuviera en ciernes para dejar una estela de miles de muertos en los campos colombianos.


Los medios y el establecimiento han tratado, inútilmente, de involucrar a las FARC en algún acto de incumplimiento: que si los niños de las FARC, que si los bienes de las FARC, que si la fortuna de las FARC…

Pero todo eso se ha diluido en hechos claros e inocultables, a pesar del apagón mediático que algunos consorcios de la información han programado para lo que las FARC hagan bien: todos los hombres en armas están en las zonas de concentración, ya se ha entregado algún material de guerra, y no han habido actos de insubordinación a lo pactado.

La actitud ejemplar de la guerrilla se une a algo que millones de colombianos desconocían: que hay un país rural que quiere a las FARC, pues de él vienen, en él crecieron, y es su reivindicación la que defendieron en más de medio siglo de guerra tergiversada y amañada por los intereses de la clase poderosa colombiana.

Las imágenes de cientos de guerrilleros dejando atrás caseríos y municipios donde eran despedidos entre lágrimas echaron abajo el mito de la guerrilla demoníaca que comía niños y asolaba pueblos. Hay una realidad que se tomó las redes sociales: las FARC tienen un amplio espectro político, y son una opción de gobierno para muchos colombianos.

Alrededor de las zonas de concentración, en 26 puntos de la Colombia remota, miles de campesinos, dirigentes políticos, estudiantes, sindicatos y gente del común, se agolpan para involucrarse en la agenda de la guerrilla, que en medio del ruido de los mezcladores de cemento, monta carpas para socializar los acuerdos, y enseñarle a la gente de qué forma los beneficia lo contenido en ese documento, producto de este episodio histórico y doloroso de dejar las armas.

Esas zonas, que ya debieron estar construidas, con un aula por cada 200 guerrilleros, con televisores y equipos de reproducción de documentos audiovisuales, con altavoces de sonido, con mesas y tableros, con sillas y papelería, son la principal preocupación de los políticos que hoy retrasan la implementación del Acuerdo.

En La Guajira, donde el partido político Cambio Radical ha dado la muestra más clara de cómo opera su máquina de crímenes y de corrupción, los políticos realmente preocupados por esta región lacerada, acompañan hoy a la guerrilla en ejercicios de pedagogía de paz, y se diserta conjuntamente sobre qué hacer para sacar a esta rica zona del país, de la postración socio económica y el saqueo trasnacional.

Hace poco el Concejo Municipal de Villanueva, uno de los principales municipios Guajiros, invitó a la guerrilla a su recinto para iniciar un conversatorio sobre cómo podrían involucrarse los gobiernos regionales en la implementación de los acuerdos. De un día para otro, una orden dada por algún gamonal preocupado prohibió la reunión.

Y esa es la verdadera razón del retraso de las obras físicas en las zonas de concentración: los dirigentes políticos colombianos, en una deuda histórica con sus electores, le tienen miedo al camino claro que se abre entre pueblo y guerrilla discutiendo, desde la legalidad, una revolución pacífica y contundente.

El Gobierno ha explicado, por una parte, que las obras no están concluidas, y en algunas partes ni siquiera empezadas, porque la burocracia administrativa hace lento el trámite de contratación de quienes materializarán las obras; y por otra, que algunas de las zonas de concentración están en lugares ultra remotos, en los que no hay vías de penetración para llevar equipos y materiales.

Para una clase política acostumbrada a esgrimir argumentos elegantes sobre su propia mediocridad, estas razones resultan creíbles a simple vista, pero lo cierto es que son sólo eso: argumentos. 

En algunas de esas mismas zonas funcionan consorcios mineros, multinacionales explotadoras de recursos naturales y concesiones agroindustriales que han levantado, en tiempo récord, imponentes instalaciones con todas las comodidades y los elementos técnicos dispuestos para el saqueo nacional.

A las FARC hay que retrasarles el uso de cualquier herramienta que politice su concentración, que multiplique la verdad política de la Colombia oculta, y que termine convirtiéndolas en la opción más clara de los colombianos menos favorecidos, para construir entre todos la Nueva Colombia.

¿Y cuál es la Nueva Colombia? Pues esa misma que poco a poco vamos viendo en las redes sociales, en medios propios creados al amparo de este Acuerdo de Paz, en las sesiones informales de diálogo directo con el pueblo, y en algunos medios de comunicación poderosos que ya no tienen cómo disfrazar la verdad.

La Nueva Colombia es el temor más grande de una clase dirigente corrupta y fracasada, que hoy se organiza para un 2018 electoral, en el que el principal elemento de campaña es la oposición feroz a los Acuerdos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinados tres hermanos reclamantes de tierra en Sucre

Comunicado Tomado de Pacocol Por Movice

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice Capítulo Sucre denuncia y rechaza enérgicamente el asesinato de tres hermanos en el corregimiento La Guaripa, Sucre a manos de tres encapuchados pertenecientes a la vigilancia privada del exdirector de la Caja de Compensación Familiar de Sucre (Comfasucre), William Martínez, quien no permite la entrada de los herederos a sus propias tierras, queriéndose  apropiar irregularmente de toda la finca, cuando los hermanos se disponían a trazar los linderos en  finca ‘La Concepción’ que les fue heredada de su padre, recibieron varios disparo que terminaron con sus vidas según testigos.


Hechos                       
El jueves 25 de enero se dirigieron los hermanos Humberto Manuel Escobar Mercado (de 68 años, casado y con 6 hijos, uno menor de edad), Prisciliano Manuel Mercado García (de 63 años, casado y con tres hijos, uno menor de edad) y  Manuel Eusebio Osorio Escobar  (de 53 años, casado y …

Esquema de seguridad de la candidata al Senado Victoria Sandino, sufrió grave accidente

Comunicado Por FARC




El Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, lamenta profundamente el grave accidente que sufrió parte del esquema de seguridad de la integrante del Consejo Político Nacional, de la CSIVI y candidata al Senado Victoria Sandino al regresar de Montería.







Bogotá, enero 22/2017: En la mañana de hoy el esquema de seguridad de la integrante del Consejo Político Nacional, de la CSIVI y candidata al senado Victoria Sandino, que se dirigía a Bogotá luego de haber estado el fin de semana en el departamento de Córdoba, visitando la región junto a nuestra camarada Victoria Sandino, sufrió un grave accidente en inmediaciones del río Caldera, en el departamento de Antioquia. 




En el accidente lamentablemente perdió la vida el agente escolta Guillermo Pineda Rodriguez, de 54 años de edad, quién conducia la camioneta Toyota de placas EBQ273. En el vehículo también se movilizaban el agente escolta Edgar Hernán Dimaté, Margarita Sofía de la Hoz Terán y Daniela Andrea Díaz, com…

Emboscada comisión de las FARC en Arauquita

Noticia Por Colombia Soberana

En la tarde de hoy, 21 de enero, fue emboscada una comisión de integrantes del Partido FARC encargada de el tema de cultivos ilícitos. Los hechos ocurrieron en el sector de la Bodega del Oasis en el municipio de Arauquita, departamento Arauca.
El integrante de las FARC, Henry Pérez, estaba acompañado por una comisión de la Unidad Nacional de Protección, UPN, por cuanto había una reunión en la Vereda El Oasís respecto a la sustitución de cultivos de uso ilícito, en la cuál participaría también Juan Torres, miembro de la dirección nacional de dicho partido.
En el trayecto de regreso Henry Perez y sus acompañantes fueron atacados con disparos de fusil. Los miembros de la UNP, excombatientes de las FARC, lograron frustrar el atentado protegiendo la vida y la integridad física de toda la comisión. El carro en el que se transportaban fue incinerado por los atacantes. 
Este hecho se suma al homicidio de 49 integrantes de la comunidad del partido político FARC desde q…