Ir al contenido principal

De malas…

Opinión 
Por Maureén Maya



Estoy llegando a pensar, que el expresidente y senador Uribe, no es más que la encarnación de la mala suerte. Pobre hombre…

No contento con las injurias a su padre (un campesino que se hizo muy rico en la década de los setenta, cuando por coincidencia empezaba a despuntar el narcotráfico, llegando a tener hasta helicóptero para visitar sus fincas, un lujo que se daban muy pocos millonarios de la época), el destino hizo que precisamente su helicóptero apareciera por coincidencia en Tranquilandia, el más grande laboratorio de cocaína jamás encontrado. Esa tremenda trampa del destino, junto con su participación como rejoneador en las corridas de toros que organizaba Pablo Escobar (para socializar la causa de “Medellín sin tugurios”) y su estrecha amistad con los miembros del Clan Ochoa, dio para pensar sin pruebas, que don Alberto Uribe Sierra tenía cercanías con el narcotráfico y el Cartel de Medellín.

Desde siempre, se ha hecho evidente la sistemática persecución política al expresidente de marras, como cuando Belisario lo destituyó de la alcaldía de Medellín, porque participaba en las fiestas, corridas de toros y eventos varios programados por los miembros del Cartel de Medellín, en diversas zonas de Antioquia. Sin comprobar que lo movía a esas reuniones, su amor por los caballos y la poesía.

Su desafortunada participación como socio en diversas empresas con narcotraficantes puros, las licencias de Aerocivil para aeronaves y pistas de narcos durante su dirección, su cuñada y su sobrina vinculadas con el cartel de Sinaloa y pertenecientes al clan de los Cifuentes Villa, su aparición en un listado de la oficina de inteligencia de los EEUU como Narco #82, el incremento de las masacres en sus gobiernos departamental y nacional, su hermano miembro fundador del grupo paramilitar de los 12 apóstoles, su primo Mario condenado por paramilitarismo, sus más cercanos colaboradores (Andrés Felipe Arias, Luis Carlos Restrepo, Jorge Noguera, Sabas Pretelt, Bernardo Moreno, Fernando Londoño) perseguidos y condenados por la justicia, la condena de decenas de congresistas de su partido acusados de parapolítica, su jefe político primo de Pablo Escobar, los escándalos de Yidis y Teodolindo para comprar la reelección, los altísimos niveles de corrupción en su gobierno, la venta de más de 30 empresas nacionales productivas, el aumento del IVA del 8% al 16%, la disminución de las horas extras y nocturnas, la ley 100 que dio nacimiento al pésimo sistema de salud que padecemos, el DAS al servicio del paramilitarismo, las chuzadas a las Altas Cortes, la construcción de la represa El Cercado que ha dejado sin agua a la Guajira, la desaparición y ajusticiamiento de miles de campesinos indefensos presentados como guerrilleros dados de baja (los llamados falsos positivos), la extraña aparición del helicóptero de la gobernación de Antioquia durante la masacre de El Aro, las mentiras de un borracho al decir que la campaña del NO en el plebiscito estuvo basada en la manipulación de los miedos, … y ahora salen sus hijos envueltos en los escándalos de las Zonas Francas, los Panamá Papers, las evasiones de impuestos y el cartel de la Chatarra, ventilando nuevamente las reuniones que sostuvieron con los Nule y Odebrecht en Panamá (sin constatar que eran para venderle manillas).

Todos, hechos que dan cuenta de la asombrosa mala suerte que ha perseguido desde siempre al Grancolombiano y mejor presidente de la historia de Colombia.
Pobre hombre, razón tienen sus partidarios de arroparlo como a un Mesías.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Los recientes ataques contra las FARC se dan en primer lugar, como bien presentíamos, por sectores “cercanos” que no representan una línea ideológica dentro de la izquierda y mucho menos entre los  revolucionarios. 
Escritores venidos a menos, “revolucionarios” de cafetería y otros, cuyas posiciones, e incluso parte de su historia, son muy cuestionables, son el “ramillete” de autodenominados politólogos e ideólogos que hoy comienzan a atacar públicamente a un partido que nace de un movimiento político y armado que ha encarado al imperio, la oligarquía y ha defendido los sectores más oprimidos del país como ninguno de los críticos lo ha hecho.
El primer representante de este “movimiento crítico” es Horacio Duque, quien en su escrito, al mismo tiempo que posa de “fariano” y de revolucionario comprometido, arremete contra la dirección de las FARC simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado. 
Debemos aclarar que en nuestro blog, C…

Los hipócritas escándalos por Cadete y las listas

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Solo gente cizañera puede endilgarle al nuevo partido responsabilidad en la decisión individual de un exmilitante Farc, y armar barullo en torno a las listas de los guerrilleros prisioneros
Las Farc desaparecimos como movimiento insurgente, como organización político militar que por la vía armada perseguía la toma del poder en Colombia. Quien a estas alturas pregone lo contrario no solo está faltando a la verdad, sino que está actuando en contravía de un sinnúmero de evidencias constatables de las que el gobierno nacional, la comunidad internacional y la inmensa mayoría de la nación dan fe.
Desde luego que una organización compuesta por miles de mujeres y hombres alzados en armas, con amplias redes clandestinas de apoyo a su activad conspirativa, no está exenta, como no lo está ninguna organización compuesta por seres humanos, de que alguno o algunos de sus antiguos militantes, opten por elegir un camino distinto. Hemos hecho todo para exp…

Seremos millones y millones en una Nueva Colombia

Comunicado Por FARC - Timoleon Jiménez



Jorge Eliécer Gaitán sentenció el 20 de abril de 1944: “…en Colombia hay dos países: el país político que piensa en sus empleos, en su mecánica y en su poder, y el país nacional que piensa en su trabajo, en su salud, en su cultura, desatendidos por el país político. El país político tiene metas diferentes a las del país nacional. ¡Tremendo drama en la historia de un pueblo!”.



73 años después esa tragedia sigue viva. Tal y como lo sostenía el caudillo, el Estado sigue representando actualmente los intereses de un grupo minoritario, cuando debiera representar todas las clases y defender especialmente a la que lo necesita, o sea la gran mayoría de los desheredados. Proponemos a Colombia poner fin a tan amarga realidad.



Y lo hacemos presentando ante el país y el mundo nuestro partido político, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC, en una demostración más de nuestro compromiso con la paz, la democracia y la justicia social para Colombia. Fuero…