Ir al contenido principal

Campesinos de Córdoba se oponen a reubicación de Zona Veredal Transitoria de Normalización

Comunicado
Tomado de Prensa Rural
Por Asodecas

Resultado de imagen para asodecas

Carta a la Gobernación de Córdoba

Aun cuando los colombianos y la comunidad internacional han presenciado la firma en dos ocasiones de los acuerdos entre el presidente de Colombia Juan Manuel Santos y las FARC–EP en cabeza del comandante en jefe Timoleón Jiménez, acuerdos que se dieron con el acompañamiento de los países garantes y acompañantes, con la veeduría de los EE UU con un representante en la mesa de conversación, con la bendición del papa Francisco, con el clamor de un mundo por la paz, teniendo en cuenta todos los trámites conocidos por la Corte Constitucional, en el Congreso y la Cámara de Representante, y el traslado de los insurgentes a los Puntos de Preagrupamiento P.P; y cuando ha sido el departamento de Córdoba uno de los más afectados en Colombia a causa del conflicto interno, donde la miseria galopa en mulo cerrero y donde todas las atrocidades se han alimentado desde siempre; los campesinos a la expectativa avalan con optimismo que su departamento se hubiese tenido en cuenta para la instalación de un Campamento Transitorio y de Normalización en la vereda Gallo del municipio de Tierralta.

El entusiasmo del campesinado parte de la firme visión de que su territorio pueda convertirse en un proyecto piloto para la implementación de los acuerdos. Es por todo lo anterior que rechazamos de manera energética la solicitud hecha por la gobernación de Córdoba en cabeza del señor Edwin José Besaile Fayad y el secretario de interior y participación ciudadana en Córdoba, el señor Juan José Gonzales, ya que creemos que esa solicitud cambiaría todas las reglas de juego, contrariando lo que ya es un acuerdo. Estos se basan en inconvenientes que, al parecer del campesino cordobés víctima, son pequeños ante lo que representa mantener Gallo como zona escogida, una de ellas es la “lejanía” para la a adecuación logística, afirmación un poco carente de sentido ya que la distancia del puerto de Frasquillo a Gallo son 40 minutos vía fluvial. Creemos que con declaraciones como estas tal vez se quiera confundir o evitar que se levanten las ampollas olvidadas por el Estado pero que aún tienen dolientes en el alto Sinú, como lo es el caso del embalse de Urrá I y las condiciones en las que viven los campesinos del sector.

Deben destacarse las zonas pactadas entre las partes, por ser territorios que aporten a la transformación social, económica y cultural de las comunidades que han sufrido el flagelo de la guerra. Es ahí donde Gallo representa el sueño de una región que ha estado olvidada por el estado, pero que ve en la implementación de lo acordado una luz que posiblemente pueda ayudar a sus problemas.

Señor Gobernador y Secretario del interior y participación ciudadana de Córdoba: no confundan más, ni le creen mareas a los sueños de un pueblo que quiere la paz estable y duradera, planteada por la comunidad nacional y rectificada por el presidente Juan Manuel Santos y las FARC – EP. Se debe entender que somos un pueblo con la necesidad urgente de cambio. En ese sentido estamos a la expectativa y dispuestos a movilizarnos en las calles a fin de mantener nuestro departamento como anfitrión de la implementación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Los recientes ataques contra las FARC se dan en primer lugar, como bien presentíamos, por sectores “cercanos” que no representan una línea ideológica dentro de la izquierda y mucho menos entre los  revolucionarios. 
Escritores venidos a menos, “revolucionarios” de cafetería y otros, cuyas posiciones, e incluso parte de su historia, son muy cuestionables, son el “ramillete” de autodenominados politólogos e ideólogos que hoy comienzan a atacar públicamente a un partido que nace de un movimiento político y armado que ha encarado al imperio, la oligarquía y ha defendido los sectores más oprimidos del país como ninguno de los críticos lo ha hecho.
El primer representante de este “movimiento crítico” es Horacio Duque, quien en su escrito, al mismo tiempo que posa de “fariano” y de revolucionario comprometido, arremete contra la dirección de las FARC simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado. 
Debemos aclarar que en nuestro blog, C…

Los hipócritas escándalos por Cadete y las listas

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Solo gente cizañera puede endilgarle al nuevo partido responsabilidad en la decisión individual de un exmilitante Farc, y armar barullo en torno a las listas de los guerrilleros prisioneros
Las Farc desaparecimos como movimiento insurgente, como organización político militar que por la vía armada perseguía la toma del poder en Colombia. Quien a estas alturas pregone lo contrario no solo está faltando a la verdad, sino que está actuando en contravía de un sinnúmero de evidencias constatables de las que el gobierno nacional, la comunidad internacional y la inmensa mayoría de la nación dan fe.
Desde luego que una organización compuesta por miles de mujeres y hombres alzados en armas, con amplias redes clandestinas de apoyo a su activad conspirativa, no está exenta, como no lo está ninguna organización compuesta por seres humanos, de que alguno o algunos de sus antiguos militantes, opten por elegir un camino distinto. Hemos hecho todo para exp…

Seremos millones y millones en una Nueva Colombia

Comunicado Por FARC - Timoleon Jiménez



Jorge Eliécer Gaitán sentenció el 20 de abril de 1944: “…en Colombia hay dos países: el país político que piensa en sus empleos, en su mecánica y en su poder, y el país nacional que piensa en su trabajo, en su salud, en su cultura, desatendidos por el país político. El país político tiene metas diferentes a las del país nacional. ¡Tremendo drama en la historia de un pueblo!”.



73 años después esa tragedia sigue viva. Tal y como lo sostenía el caudillo, el Estado sigue representando actualmente los intereses de un grupo minoritario, cuando debiera representar todas las clases y defender especialmente a la que lo necesita, o sea la gran mayoría de los desheredados. Proponemos a Colombia poner fin a tan amarga realidad.



Y lo hacemos presentando ante el país y el mundo nuestro partido político, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC, en una demostración más de nuestro compromiso con la paz, la democracia y la justicia social para Colombia. Fuero…