Ir al contenido principal

2016, año del Acuerdo de la Esperanza. Así lo viví

Crónica
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana


Foto FARC-EP


Ayer iniciamos un nuevo año. El 2016 fue bastante especial, agitado y lleno de esperanzas. Estuvo marcado, como los anteriores, por el proceso de paz que se desarrollaba en La Habana, que los últimos meses vio sus frutos con la firma del Acuerdo Final el 24 de Agosto en Cartagena. 

Luego se vino una lucha contra las mentiras, fundamentalmente del sector Uribista latifundista, y contra sectores que por intereses de unos pocos o demostrando total intolerancia e ignorancia, hicieron campaña por el vergonzoso NO, que ganó pírrica e inútilmente, puesto que la paz no tiene reversa.

Luego el 24 noviembre, después de escuchar las propuestas de estos sectores, se firmó el Acuerdo de la Esperanza. Se vino la refrendación en Cámara y Senado, la vía rápida de la Corte y la Ley de Amnistía.


La imagen puede contener: 1 persona, océano, cielo, exterior y agua
Foto Colombia Soberana

Personalmente viví un año notablemente hermoso. Tuve la oportunidad de empezar ese excelente y acelerado 2016 en La Habana. La bella Habana con recuerdos hermosos e imborrables. 


Sus brisas y soles que embellecen los más interesantes encuentros y largas horas dedicadas a hablar y meditar sobre las tareas que se hacen necesarias para construir una paz estable y duradera. Rodeada de hermosas personas como la Comandante Camila Cienfuegos, que con su ternura, claridad y gran inteligencia no solo gana corazones, sino batallas contra la injusticia y una guerra por la vida.

O las largas charlas con el Comandante Matías Aldecoa, que en ese momento pertenecía a la Subcomisión Técnica, encargada de temas tan complicados como el cese bilateral, la dejación de las armas y la descontaminación de los territorios de minas anti personas y artefactos explosivos sin estallar y ahora está en el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V).
La imagen puede contener: texto
Foto Revista Iskra. Colombia Soberana

Pero mi Colombia me esperaba y mis actividades. Entre noticias, comunicados y la arremetida de la ultraderecha que amenaza con otro genocidio contra los revolucionarios, entre otros lamentables hechos de guerra contra el pueblo como lo es la reforma tributaria que muestran la poca voluntad del gobierno. Nos debatíamos entre la indignación y las grandes esperanzas en el futuro que lograremos construir, y continuábamos desde Colombia Soberana y muchas otras plataformas nuestras denuncias, y por supuesto, la pedagogía para la paz.

(Leer  Entrevista con los  Comandantes Marco León Calarcá y Víctoria Sandino


Se llegó la firma del Acuerdo, como narramos arriba, y también la X Conferencia Nacional Guerrillera, un evento histórico. La Conferencia es el máximo órgano de decisión en las FARC. Está no solo era la última como grupo alzado en armas, en ella la totalidad de los guerrilleros, representados por 207 delegados democráticamente elegidos, avalarían, los acuerdos que su dirección había firmado con el gobierno, y desarrollaría el qué hacer de esa organización política de ahora en adelante.


La imagen puede contener: 1 persona, exterior y primer plano
Foto Colombia Soberana
Esta Conferencia, realizada entre el 17 y 23 de septiembre, sería un respiro en en agitado año. Colombia Soberana se había dado a la tarea de hacerle frente a las mentiras del Uribismo en el plebiscito, para ello decidimos, junto con otras organizaciones de Cundinamarca, inscribir una de las campañas por el SÍ en este departamento. Este reto que nos obligaba a redoblar nuestros esfuerzos en la pedagogía para la paz, continuar con el acompañamiento a los Presos Políticos que, incluso ahora, son atacados y hostigados indefensos por el INPEC y otros temas igualmente terribles.

Los Llanos del Yarí serían ese "escondite mágico" que nos llenaría de nuevas energías. En el legendario sitio El Diamante, se vivía en la certeza de paz, sueños nuevos, reconciliación y la disposición de seguir luchando por la Nueva Colombia, el trabajo, largas charlas, risas y los actos político culturales que cada noche llenaban de alegría a periodistas, guerrilleros y familiares y a los habitantes del lugar. Allí encontré a gente bella que recuerdo y con los que anhelo volver a sonreír. Una de esas lindas personas fue la camarada Milena Reyes

A ese sitio volvería el 31 de octubre, a las vigilias por la paz, que eran la forma en que los colombianos que hemos vivido el conflicto y queremos una Colombia mejor con dignidad, oportunidades y sin guerra, abrazaríamos los campamentos guerrilleros, protestando contra el ya sabido engaño del NO y contra Juan Manuel Santos, quien había firmado un Cese al Fuego Bilateral e INDEFINIDO, y sin razón alguna y de forma unilateral le ponía fecha límite (el día de las vigilias que se realizaban en todo el país) arriesgando así el estado de tranquilidad que vivía nuestro país.  
La imagen puede contener: una o varias personas y exterior
Foto Colombia Soberana


No solo los campesinos de las zonas aledañas y organizaciones sociales apoyaban este evento de paz, también lo hacían diferentes credos religiosos cuyos representantes apoyaron la paz con justicia social.





Hoy la paz avanza con pasos firmes. Esperamos la excarcelación de los presos políticos, la implementación del Acuerdo de la Esperanza y el inicio de la construcción del país que merecemos. Pero esto no llega por inercia. Es el pueblo en las calles, en las aulas, en los campos, leyendo y apropiándose de esos acuerdos, que logrará que se hagan realidad. Estos Acuerdos son del pueblo para el el pueblo. Es el regalo de estas sufridas generaciones a las futuras que no tienen por qué nacer siendo  víctimas de una guerra eterna. 

Que este 2017 sea de lucha por la unidad, la implementación y la construcción de la paz.








Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…