Ir al contenido principal

EN EL CAUCA AVANZAMOS EN CAMINOS DE PAZ Y RECONCILIACIÓN

Comunicado
Por Marcha Patriótica Cauca


Imágenes integradas 1

Miles de campesinos, indígenas, afrodescendientes, estudiantes, iglesias y comunidades de fe, organizaciones sociales y políticas, viviendistas, docentes, niños y niñas, jóvenes, medios de comunicación tradicionales y alternativos, deportistas, Juntas de Acción Local y comunidad en general, recorrieron cientos de kilómetros de esta Colombia profunda para encontrarse en los puntos de pre-agrupamiento temporal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC EP- y participar de las VIGILIAS POR LA PAZ convocadas en todo el territorio nacional para los días 30 y 31 de Octubre del presente año; en el Departamento del Cauca en particular, se dinamizaron en La Elvira - Buenos Aires, Monterredondo-Miranda, Pueblo Nuevo-Caldono, Santafé-El Bordo, en el norte de la Capital Caucana en el lote de reubicación del asentamiento de El Dorado y al sur en el Corregimiento de El Sinaí, en Argelia. 

Fueron dos días para reflexionar, compartir, reír, aprender, jugar y   ensoñar un país igualitario, equitativo, en Paz con Justicia Social y sobre todo, darse la oportunidad para abrazarse, mirarse a los ojos, reconocerse el uno al otro a pesar de las diferencias de culto, credo, políticas e ideológicas, porque el sentir colectivo que se vivió al interior de las vigilias fue de un profundo sentimiento de reconciliación y esperanza hacia el porvenir. Las actividades giraron en torno de los ejes simbólico, cultural, deportivo, pedagógico y ecuménico.    

BUENOS AIRES – LA ELVIRA 



Luego de varias horas de camino, alrededor de mil personas pertenecientes al sur del Valle del Cauca y centro- norte del Cauca, se dieron cita en este punto para participar de la vigilia. La jornada inicio con el saludo del Comandante Walter Mendoza, del Bloque Occidental Alfonso Cano de las FARC-EP; luego, llegó la música, el canto, las danzas y los encuentros deportivos de fútbol y ajedrez que impregnaron  de algarabía, risas y felicidad a propios y asistentes.

Con posterioridad, se realizó una acción simbólica a través de unos globos que elevaron al cielo los sueños, las esperanzas y los anhelos de paz que cada asistente plasmó en los mensajes contenidos en ellos; esta iniciativa culminó con un abrazo profundo de reconciliación. 

En horas de la tarde, se dio paso a los cánticos y alabanzas de las  distintas manifestaciones de culto y fe que se hicieron presentes en el lugar, entre cristianos, católicos, testigos de Jehová, evangélicos y gnósticos, clamaron por una Colombia en paz y con justicia social.

El segundo día, transcurrió en intermedios de actos de fe y danza andina, que estuvo a cargo de estudiantes de la Universidad del Cauca, quienes recordaron entre los asistentes las raíces que compartimos como pueblos de Nuestra América y reflexiones entre la guerrillerada y los participantes en torno de la necesidad y exigencia de implementar los acuerdos en los territorios. 

Por último, resaltamos el mensaje que manifestó Miguel Pascuas, un guerrillero legendario, fundador de muchos frentes de las FARC-EP, sobreviviente de Marquetalia y quien insistió en la premisa: “vamos a trabajar en las veredas, en los Municipios, en las Ciudades, haciendo política; porque para eso, combatimos durante cincuenta años por nuestras ideas y para transformar a Colombia”.  

MIRANDA – MONTEREDONDO

Imágenes integradas 2

Desde tempranas horas del día, pobladores de las zonas norte y centro  del Departamento del Cauca empacaron en sus mochilas las energías y alegría de apostarle a la construcción de un mejor país y comenzaron la travesía entre montañas y valles para llegar a Guatemala, una vereda localizada en la zona plana del Municipio de Miranda, para salir en caravana hasta a la vereda de Monterredondo, que se encuentra en la zona montañosa. La gente fue llegando en moto, chivas, carros particulares y de servicio público, con el objeto de hacer parte de la vigilia convocada en este Municipio.

En el transcurso de los dos días, arribaron al lugar más de tres mil personas que se caracterizaron por impregnar de esperanza y optimismo el espacio de la vigilia; encuentro que inició sobre el mediodía con el saludo e intervención de Carlos Antonio Acosta, segundo comandante del sexto frente de las FARC-EP, quien recalcó: “somos hombres y mujeres que no vamos a desfallecer. Hay una oportunidad que jamás hemos tenido y la cultura de la guerra no nos impondrá la muerte y las matanzas”; además afirmó: “este proceso ha servido para que verdaderamente nos encontremos quienes hemos hecho parte de la confrontación: el ejército, la policía, nosotros. Hemos tenido la oportunidad de encontrarnos y darnos la mano. Ahí pienso que somos Colombianos y que esta confrontación nunca tuvo que haber sucedido”. 

Después se dio paso a los saludos e intervenciones de los asistentes, con intermedios musicales de cantantes de las filas insurgentes y la comunidad, quienes hicieron tararear a viva voz varias de las letras de las canciones populares que interpretaron. Sobre el atardecer se ofició una misa católica y el sacerdote resaltó la imperiosa necesidad de avanzar en caminos de paz, amor y reconciliación. Luego se tomaron la tarima y el polideportivo del colegio las reflexiones que dejaron las obras teatro y la alegría de la danza fariana. 
En horas de la noche, con la participación de varios pastores y creyentes de comunidades de fe cristianas, se dinamizó una plegaria por la paz, el auditorio en pleno se impregnó de las alabanzas y cánticos que se elevaron. En el marco de este acto ecuménico se realizó una acción simbólica de luz a través de velas y velones, que fueron entregados a cada participante de la vigilia para contagiarse y compartir amor, reconciliación, esperanza y fe.

El segundo día, los grandes protagonistas fueron los niños, que se tomaron la vocería de la vigilia y compartieron sus anhelos, reflexiones,  y sueños de paz. En esta jornada además, se hizo presente el grupo de teatro y danzas del ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar) y llegaron los dulces, las galletas, el helado que degustó y alegró los estómagos y el paladar de todos los participantes. Así mismo, llegó la banda de los niños y niñas de la Institución Educativa Comercial el Palo, que con sus compases inundaron el ambiente de tonadas de paz que retumbaron en un territorio donde por muchos años solo se han sentido los estragos de la guerra. Los otros jóvenes que también desde el arte se vincularon a la vigilia, fueron los chicos del colectivo Bahareque, que realizaron un mural en una de las paredes de la institución. 

El sentir de los asistentes a la vigilia fue “estamos aquí para revivir y reanimar nuestros sueños de paz, venimos a acompañar sin temor a los que históricamente desde las montañas de Colombia asumieron la defensa de los derechos de los Colombianos y que hoy, después de cincuenta años han decidido pasar a la vida civil”. Además, recalcaron que “la paz significa construir desde sus casas, sus familias, vecinos, zonas de reserva campesina, resguardos, territorios colectivos de afrodescendientes espacios interculturales para llevar en nuestro corazón un mensaje de unidad y con ello, que corran por estas montañas vientos de progreso y prosperidad”.  

CALDONO – PUEBLO NUEVO 

Imágenes integradas 3

La jornada comenzó en El Pital, donde se concentraron los integrantes de los resguardos indígenas de San Lorenzo, Las Mercedes, La Laguna, Siberia, Pueblo Nuevo, Tumburao, La Aguada, Pioya y la Universidad del Valle. Allí se realizó un acto en homenaje a los dos guardias indígenas caídos durante la Minga Agraria de este año, Marco Aurelio Díaz Ulcue y Gersain Cerón Tombe, símbolos de la resistencia Nasa. De allí, se realizó una gran marcha por la paz hacia El Pescador, seguida de una caravana hacia Pueblo Nuevo, sitio escogido para la realización de la vigilia por la paz.

Alrededor de mil quinientas personas participaron de esta vigilia; quienes, con mucha esperanza, alegría y un profundo sentimiento de reconciliación, expresaron que son “las comunidades, las que tienen la oportunidad de ser protagonistas concretos de la paz y aportar a la reintegración con dignidad de los ex combatientes”, asintieron en que “lo fácil ya pasó, ahora viene lo difícil, la paz política, económica y social”, como bien lo sintetizó Henry Acosta, facilitador de paz de la mesa de La Habana. 

En nombre de la insurgencia, Marcela pidió perdón por los errores que se cometieron en los territorios durante el accionar en el marco del conflicto, asegurando que fueron consecuencias involuntarias de la complejidad de la guerra. A su vez, valoró y agradeció las vigilias por la paz, la participación de tantas comunidades y organizaciones sociales, demostrando todos juntos el verdadero sentir del pueblo Colombiano a favor de la paz estable y duradera.

Luego de los saludos e intervenciones de los diferentes gobernadores de resguardos, organizaciones sociales e iglesias, se pasó a los actos religiosos, donde con la participación de toda la comunidad y la barriga llena por el sabroso mote compartido, se pasó la noche celebrando el comienzo de la reconciliación y de la vida en paz de los pueblos.

Por último, Diego, un integrante del frente Jacobo Arenas insistió: “Quiero que toda la sociedad saque este proceso adelante porque como Colombianos tenemos la esperanza de cambiar este país. Desde el comienzo de la lucha, siempre hemos buscado que haya un cambio, porque si miramos del ‘48 para acá, ha sido solo de violencia, hemos vivido siempre reprimidos y por eso nos tocó empuñar las armas por fuerza mayor. Por lo tanto, en este momento, en este proceso que estamos llevando, estoy convencido que vamos a lograr el objetivo que anhelamos todos los Colombianos, la paz, como un derecho de todos y por el futuro que merecen todos los niños que vienen en adelante”. 

EL PATÍA – SANTAFÉ

Para llegar a este punto de la vigilia en el sur del Departamento del Cauca, los asistentes tuvieron que enfrentarse a las condiciones adversas del terreno, la lluvia inclemente y las precarias vías de acceso.

Imágenes integradas 4

Atendieron el llamado comunidades de San Sebastián, Sucre, Bolívar, Balboa y Mercaderes, algunos indígenas de Caldono del pueblo nasa, comunidades afrodescendientes del norte del Cauca y de Popayán. En total, arribaron a la vigilia ochocientas personas aproximadamente para participar de las actividades culturales, ecuménicas y políticas. 

En la instalación, el comandante del frente que opera en esa zona afirmó: “Continuamos firmes; para nosotros es muy grato que todos ustedes estén aquí, sacrificando un rato de su tiempo, eso nos reconforta, nos reanima para continuar en la búsqueda de la paz con justicia social, esperamos sea pronto que se apliquen los acuerdos, porque todo está acordado, firmado y las enmiendas que hay que hacerle sean para enriquecerlo y no para torpedearlo”. 

Acto seguido, se dio la apertura de un conversatorio donde los participantes podían expresar sus inquietudes y apreciaciones en torno del proceso paz, de los acuerdos de La Habana y de las implicaciones en sus territorios. En horas de la noche, se dio paso a las oraciones, cánticos y alabanzas de las comunidades cristinas que asistieron al espacio. Así como, a las reflexiones en torno de una obra de teatro que presentaron un grupo de universitarios y de un ejercicio de reencuentro interior guiado a través de música y una caminata en círculo que estimulaba a los asistentes a recordar desde el momento mismo en que se encontraban en el vientre de sus madres. 

Al día siguiente, se realizaron encuentros deportivos, intercambios de ideas con la metodología de conversatorio y una acción simbólica con velas para simbolizar con la luz, la comunidad de vida, reconciliación y unión que debemos tener por el hecho de ser Colombianos.

ARGELIA Y POPAYÁN

Imágenes integradas 5

En Argelia se dinamizó una vigilia por la paz en el Corregimiento del Sinaí, donde participaron personas propiamente de la comunidad y de los lugares aledaños. La vigilia estuvo enmarcada en acciones simbólicas representadas en los mensajes de paz construidos en carteleras y con pinturas por los niños y jóvenes presentes; también por la música, las danzas y la poesía a cargo del comité de mujeres de El Plateado y los espacios de encuentro, reflexión y análisis de lo acordado en La Habana. 

En caso de la capital caucana, la vigilia se desarrolló en el lote contiguo al salón comunal del barrio Toéz en el norte de la Ciudad; fue dinamizado por los asentamientos de El Dorado, Construir Futuro, Renacer 2 de Julio, Asociación San Martín y el Bloque de Asentamientos de Occidente. Participaron alrededor de trescientas personas, quienes desde las nueve de la mañana empezaron con un conversatorio sobre los acuerdos de La Habana, el derecho a tener una vivienda digna y en particular, un análisis de la incidencia de la paz con justicia social en el sector urbano. 

Con posterioridad, se realizó una eucaristía y una acción simbólica a través de la luz y el agua, como una forma de unirse al clamor de la paz, la reconciliación y el perdón que se elevó durante las vigilias a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. 

PARA FINALIZAR 

Imágenes integradas 6

La insurgencia de las FARC-EP agradeció “a todas y todos los que han llegado a acompañarnos en este gran clamor nacional que se siente desde el occidente hasta el oriente, desde el norte hasta el sur. Porque por primera vez, los hemos congregado en todo el territorio a hablar de paz, a hablar con sensatez de cuáles son los obstáculos para lograrla, para decirles a los enemigos, a los guerreristas, a los que dijeron NO el 2 de octubre, a los que invirtieron plata para que la guerra continuara, a esos que propugnan por la guerra, pero no van a ella. A ellos, les estamos mandando nuestro mensaje de que somos más los que queremos la paz, que somos más los hombres y mujeres que estamos dispuestos a trabajar hombro a hombro por construir ese anhelo, que es la paz con justicia social”. 

Además, expresaron: “Queremos decirle a todo el pueblo Colombiano, al mundo entero, que las FARC-EP somos hombres y mujeres con dignidad, con sentimientos, que estamos con la frente en alto y que no pensamos movernos de la postura de la Paz” e hicieron el llamado a los jóvenes, niños que fueron en compañía de sus padres y a la generación que ha crecido en medio de la guerra de “que hay una gran oportunidad que jamás en la historia de este país hemos tenido, esta generación puede construir un país diferente, donde la cultura de la guerra no nos imponga el genocidio y las matanzas. Que lo que se nos imponga sea una cultura de paz, donde seamos sociables y podamos convivir indígenas, campesinos, afros, sin importar nuestro pensamiento e ideología, que podamos convivir sin importar nuestra aceptación o creencia religiosa”. 

¡PAZ YA! ¡GUERRA NUNCA MÁS!

Noviembre de 2016 
¡Hemos puesto en Marcha
Nuestro corazón,
Seguirá en Marcha
La esperanza!


OFICINA DE PRENSA Y COMUNICACIONES
MOVIMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL MARCHA PATRIÓTICA CAUCA  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Perseguiremos a quienes se atrevan a amenazar a líderes sociales: Mininterior

Noticia Por El Espectador



El Gobierno Nacional, a través de Guillermo Rivera, ministro del Interior, aseguró que se va a perseguir a quienes se atrevan a amenazar o intimidar a los líderes sociales en el país.
“No vamos a permitir que se amenace o se intimide a los líderes. Las víctimas son un sector poblacional central que hay que proteger. A quienes se atrevan, los vamos a perseguir”, señaló Rivera.
Señaló que las autoridades están avanzando en las investigaciones sobre los casos verificados y que, para el caso de Bernardo Cuero, líder asesinado en Atlántico y que hacía parte de la mesa departamental de víctimas, ya la Fiscalía imputó cargos al homicida.
“Seguiremos actuando de manera coordinada con las autoridades”, concluyó Rivera.
El Ministerio del Interior también reveló cifras sobre los casos verificados de agresiones en contra de líderes sociales, listado “definido por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas que verifica la condición de liderazgo en terreno”.
De acuerd…

“Juan Manuel Santos terminó engañando a los pensionados”, dice el jurista Héctor Bernal

Noticia Tomado de Pacocol Por José Marulanda - Pazífico Noticias




El presidente Juan Manuel Santos cometió un gran error al no cumplir una promesa de campaña y objetar la ley 170 que reducía del 12 al 4% los aportes para la salud de los pensionados del país. La afirmación fue hecha por el abogado laboralista y académico Héctor Bernal.

Según el presidente Santos, la Ley golpeaba los principios de sostenibilidad fiscal, equidad social y la progresividad en materia tributaria. El jurista Héctor Bernal sostiene que este proyecto no los afectaba.
Para este académico, cuando la ley 170 llegue a la Corte Constitucional luego de haber pasado nuevamente por el Congreso, el alto tribunal tendrá que declararla acorde a la Carta Magna colombiana.
Los pensionados del país se encuentran adelantando reuniones para tomar una única posición ante la decisión de Juan Manuel Santos. Lo que sí se sabe es que programarán nuevas movilizaciones rechazando la medida adoptada por el primer mandatario.

Las FARC-EP son producto de la lealtad de Manuel y Jacobo

Análisis Tomado de FARC-EP Por Aureliana Buendía


Jacobo Arenas en sus propias palabras  Sobre polvo y ceniza, colombianos,  fundemos una patria verdadera.  /Invitación a renacer, Carlos Castro Saavedra/
Ha ocurrido un evento extraordinario en nuestro país, las FARC-EP nos estamos convirtiendo en un partido político legal. Es indudable que la mayoría del pueblo colombiano siente regocijo, grandes expectativas y enormes esperanzas frente a está nueva realidad que apenas comienza a adquirir su forma.

Los medios de comunicación hacen lo suyo: garantizar que el rebaño no piense, no opine; dar la sensación de que ya el tema de la paz a nadie le interesa. Su tarea es vencer lo que ellos llaman “el síndrome de Vietnam”, pero les va ha salir el tiro por la culata: de la paz se apropiaran cada vez más millones de colombianos. Es la lógica de la vida, del desarrollo, del irrefrenable deseo de la humanidad por vencer obstáculos y superarse.

En coyunturas como estas y frente al primer congreso de nuestro p…