Ir al contenido principal

CON EL NUEVO ACUERDO: VIGILANCIA, MOVILIZACIÓN Y UNIDAD

Análisis
Por Jaime Caycedo

Resultado de imagen para nuevo acuerdo de paz
Imagen tomada de Internet

El nuevo Acuerdo, suscrito el viernes 11 de noviembre es un paso decisivo para la concreción de la solución política. A una primera lectura las aclaraciones con relación al Acuerdo original no alteran la esencia de lo convenido, aunque hay cambios que admiten interpretación y remiten a una relación de fuerzas para la implementación, normatización y cumplimiento. Significa que el poder de turno podría modificarlo por vía legislativa, excepto en los temas de derechos humanos y DIH, incorporados al bloque constitucional. Algunas reafirmaciones declarativas parecen reforzar las seguridades que reclaman las clases dominantes, en un compromiso que no pone en juego su dominación. Lo cual es distinto de la intención saboteadora uribista de echar abajo lo acordado y cambiar el consenso por el sometimiento de una insurgencia no derrotada y en contravía de una opinión que pide reformas sustanciales del orden social, político y cultural. Por eso, acceder a nuevas revisiones y/o ajustes no es solo improcedente sino provocador de cara a la conciencia pro paz, mucho más activa con posterioridad al plebiscito.

El acento en la interpretación de clase fue claro en la presentación que hizo Santos del nuevo Acuerdo. Muestró el sesgo con el que opera el enfoque oficial y el riesgo de nuevos escollos por cuenta de las fuerzas del guerrerismo, que actúan adentro y a fuera del gobierno. De allí que la ambigüedad de Santos no es un discurso táctico cuanto una forma esencial de demostrar la identidad política con puntos regresivos de los voceros del NO, inviables no obstante en el contexto realista del Acuerdo. Saltan a la vista los intentos por afianzar la impunidad de categorías de victimarios entre los narcoterratenientes, capitalistas, altos funcionarios del Estado y paramilitares.

¿Qué implica esto para el movimiento popular por la paz? Ante todo la necesidad de permanecer con la máxima vigilancia y alerta frente a la refrendación, que excluya nuevo plebiscito, la amnistía y el indulto, las reformas políticas y electorales, la Comisión de garantías y de no repetición, la Justicia Especial de Paz. En segundo término, exigir la implementación sin dilaciones, el énfasis en la pedagogía de paz, la unidad, la organización y la movilización territorial en el marco de la dinámica de Frente Amplio para concretar el inicio de la fase pública del diálogo con el ELN y las garantías para abordarlo con el EPL, como lo exigen personeros y alcaldes del Catatumbo. En tercer lugar, los enemigos de la paz intentarán dos contraofensivas, una táctica y otra estratégica. La primera para desconocer y vetar el nuevo Acuerdo con base en la dilación, la inercia jurídica y la provocación, como la empezada por Uribe y Pastrana a propósito del genocidio de los comunistas y la Unión Patriótica. La segunda para explotar el descontento social legítimo frente a la política del gobierno y generar un rechazo indiferenciado al Acuerdo y a su implementación junto con la reforma tributaria y la imaginaria entrega del país al castro-chavismo.

La izquierda avanzada lucha por la consolidación del proceso de paz separando su proyecto de la demagogia y la instrumentación de Santos. Sin olvidar que el enemigo principal, en este caso la ultra derecha militarista va a persistir en ahondar la crisis política, la polarización, el odio y el anticomunismo. El escenario es la calle, los cabildos abiertos, las marchas, las vigilias de acompañamiento al CFHBD* y la Cumbre por la Paz, el 29 y 30 de noviembre. Frente al pacto de élites que está fracasando el pueblo construye el pacto político nacional de bases.

* CFHBD cese al fuego y hostilidades bilateral y definitivo

Comentarios

Entradas populares de este blog

En Ituango fue asesinado Robinson Oquendo, reincorporado de las Farc

Noticia Tomado de Análisis Urbano

A una cuadra del parque de Ituango, municipio del Norte de Antioquia, fue asesinado en la noche del martes 27 de marzo el señor Robinson Alirio Oquendo Sucerquia, de 34 años.
Según la información suministrada por la Policía, Robinson fue baleado a las 7:40 p.m. en la calle 20 con carrera 21, a una cuadra del colegio Pedro Nel Ospina y a dos del parque principal de Ituango.
Oquendo Sucerquia era conocido como Varilla y fue militante de la guerrilla de las Farc, en la que se desempeñó como explosivista del frente 18. Desconocidos lo abordaron y le dispararon en diferentes ocasiones a la altura del tórax y luego emprendieron la huida.
Ante este hecho, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Farc, pidió a la Unidad Especial de Investigaciones de la Fiscalía General de la Nación que realice las acciones pertinentes en esta región de Antioquia por la inminente ocurrencia de violaciones a Derechos Humanos.
Igualmente, exigió del Gobierno que se fortalezcan…

¿Ecopetrol inició el Fracking, y provocó el desastre ambiental?

AnálisisTomado de Pacocol Por Oscar H. Avellaneda

La "Alianza Colombia Libre de fracking" invita hoy de 12:00 a 2:00 pm a un plantón frente al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, para exigir la renuncia de los Ministros de Minas y de Ambiente, y acciones contundentes frente a ECOPETROL S.A. como responsable del Desastre Petrolero en la Lizama.


Si la tragedia se podía prevenir, y no se hizo, la causa es el afán de su junta directiva de enriquecer a los accionistas de la empresa.   
Ecopetrol obtuvo ganancias por 6,6 billones de pesos en 2017, y como toda empresa capitalista, no le importa explotar sin misericordia a sus trabajadores y el medio ambiente.
Su actitud irresponsable y criminal está causando sufrimiento, muerte, y miseria a toda la población de la región.
Es urgente que se detenga la contaminación, se conozca la verdad, se evalúe el daño ambiental y se tomen las acciones legales pertinentes ante la incompetencia de Ecopetrol que está afectando los recurs…

Comunicado a la opinión pública sobre el estado de salud del senador Iván Cepeda Castro

Comunicado Por Oficina de Prensa Iván Cepeda Castro

La oficina de prensa del senador Iván Cepeda Castro se permite informar a la opinión pública que, tras exámenes médicos practicados, le fue diagnosticado un cáncer de colon en fase temprana. Luego de intervención quirúrgica con intención curativa, y de un seguimiento riguroso en el Hospital Universitario San Ignacio de la capital de la República, el Senador se encuentra en tratamiento complementario de quimioterapia coadyuvante.
Por tal razón, radicará ante la secretaría general del Senado de la República la solicitud de incapacidad médica total mientras dure su tratamiento. A pesar de la incapacidad médica, el senador Cepeda anuncia que cumplirá con su asistencia a las sesiones del Senado y con sus obligaciones en materia legislativa y de control político, hasta donde su condición de salud lo permita.
El senador Cepeda agradece y manifiesta su total confianza en el cuerpo médico y asistencial que lo ha venido tratando, y se solidariza co…