Ir al contenido principal

Abuso de autoridad por parte del Ejército contra líderes de Ascamcat

Comunicado
Por ASCAMCAT



Líderes fueron detenidos arbitrariamente, junto con el esquema de seguridad, durante cerca de dos horas por parte de miembros del Ejército Nacional -Fuerza de tarea Vulcano que pertenecen a la II División del Ejército- en un retén militar improvisado que no cumplía con los requisitos ni objetivos establecidos por las disposiciones legales.

En el marco de la actividad de identificación de puntos sagrados del pueblo Motilón Barí, cerca de las 11:00 de la mañana del 6 de noviembre del presente año, el líder de la Asociación Campesina del Catatumbo –Ascamcat- Juan Carlos Quintero Sierra, se encontraba en el casco urbano de Teorama, Norte de Santander, acompañado del esquema de seguridad asignado por la Unidad Nacional De Protección -UNP-. Junto a él se encontraban otros líderes de Ascamcat, entre ellos Yonny Abril, Olmer Pérez, Wilmer Pérez, Wilder Franco, Serafín Vega; algunos miembros de la Guardia Campesina y algunos miembros del pueblo indígena Motilón Bari. Dichos líderes fueron detenidos arbitrariamente, junto con el esquema de seguridad, durante cerca de dos horas por parte de miembros del Ejército Nacional -Fuerza de tarea Vulcano que pertenecen a la II División del Ejército- en un retén militar improvisado que no cumplía con los requisitos ni objetivos establecidos por las disposiciones legales.

Inicialmente iban a ser víctimas de empadronamiento, práctica declarada ilegal por la Corte Constitucional en la sentencia 1024 de 2002. A pesar de la puesta en conocimiento de lo anterior, el sargento Rodríguez procedió a inspeccionar la camioneta blindada de Juan Carlos Quintero argumentando el porte ilegal de armas por parte del escolta asignado por la UNP al sostener que el decreto 155 de 2016 no lo permite. En realidad dicho decreto no aplica para entidades como la UNP pues se encargan de brindar seguridad a personas con alto nivel de riesgo. A pesar de identificarse y presentar los documentos legales; y aun teniendo conocimiento de que no es de su competencia realizar esta actividad que le pertenece a la Policía Nacional,el sargento insistió en hacerlo y cuando no se lo permitieron los miembros del Ejército mostraron una actitud agresiva hacia los defensores de derechos humanos al quitarle el seguro a sus armas como gesto de intimidación, mientras decían: "nosotros no hablamos campesinos porque nos toca meterles un tiro".

Estas actuaciones constituyen conductas punibles como homicidio en grado de tentativa por quitar el seguro a sus armas de largo alcance para intimidar a los líderes sociales; amenazas, detención arbitraria y extralimitación de las funciones del Ejército tal como lo describe la ley 599 de 2000 y omitiendo los protocolos establecidos por el Derecho Internacional Humanitario frente a la protección de los defensores de derechos humanos y líderes sociales como sujetos de especial protección.

Una vez más la Fuerza Pública no cumple con la posición de garante que establece la Constitución Política y abusan en sus funciones poniendo en riesgo la vida, integridad física y seguridad personal de los dirigentes campesinos, también dejando entredicho la voluntad de crear espacios para la construcción de paz con justicia social con las comunidades campesinas del Catatumbo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Los recientes ataques contra las FARC se dan en primer lugar, como bien presentíamos, por sectores “cercanos” que no representan una línea ideológica dentro de la izquierda y mucho menos entre los  revolucionarios. 
Escritores venidos a menos, “revolucionarios” de cafetería y otros, cuyas posiciones, e incluso parte de su historia, son muy cuestionables, son el “ramillete” de autodenominados politólogos e ideólogos que hoy comienzan a atacar públicamente a un partido que nace de un movimiento político y armado que ha encarado al imperio, la oligarquía y ha defendido los sectores más oprimidos del país como ninguno de los críticos lo ha hecho.
El primer representante de este “movimiento crítico” es Horacio Duque, quien en su escrito, al mismo tiempo que posa de “fariano” y de revolucionario comprometido, arremete contra la dirección de las FARC simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado. 
Debemos aclarar que en nuestro blog, C…

Los hipócritas escándalos por Cadete y las listas

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Solo gente cizañera puede endilgarle al nuevo partido responsabilidad en la decisión individual de un exmilitante Farc, y armar barullo en torno a las listas de los guerrilleros prisioneros
Las Farc desaparecimos como movimiento insurgente, como organización político militar que por la vía armada perseguía la toma del poder en Colombia. Quien a estas alturas pregone lo contrario no solo está faltando a la verdad, sino que está actuando en contravía de un sinnúmero de evidencias constatables de las que el gobierno nacional, la comunidad internacional y la inmensa mayoría de la nación dan fe.
Desde luego que una organización compuesta por miles de mujeres y hombres alzados en armas, con amplias redes clandestinas de apoyo a su activad conspirativa, no está exenta, como no lo está ninguna organización compuesta por seres humanos, de que alguno o algunos de sus antiguos militantes, opten por elegir un camino distinto. Hemos hecho todo para exp…

Seremos millones y millones en una Nueva Colombia

Comunicado Por FARC - Timoleon Jiménez



Jorge Eliécer Gaitán sentenció el 20 de abril de 1944: “…en Colombia hay dos países: el país político que piensa en sus empleos, en su mecánica y en su poder, y el país nacional que piensa en su trabajo, en su salud, en su cultura, desatendidos por el país político. El país político tiene metas diferentes a las del país nacional. ¡Tremendo drama en la historia de un pueblo!”.



73 años después esa tragedia sigue viva. Tal y como lo sostenía el caudillo, el Estado sigue representando actualmente los intereses de un grupo minoritario, cuando debiera representar todas las clases y defender especialmente a la que lo necesita, o sea la gran mayoría de los desheredados. Proponemos a Colombia poner fin a tan amarga realidad.



Y lo hacemos presentando ante el país y el mundo nuestro partido político, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC, en una demostración más de nuestro compromiso con la paz, la democracia y la justicia social para Colombia. Fuero…