Ir al contenido principal

“Las Farc no van a aceptar arreglos que les bajen lo que ya han conseguido”: Henry Acosta .

Entrevista
Tomado de Pacifistas
Por Mario Zamudio P.

Foto: tomada de Youtube.

Acosta es uno de los hombres cercanos a los negociadores del Gobierno y las Farc. Foto tomada de Youtube 

Henry Acosta ha sido clave en varios momentos de la negociación entre el Gobierno y las Farc. Acercó a “Alfonso Cano” y a “Pablo Catatumbo” con el presidente, Juan Manuel Santos, para delinear las bases del diálogo exploratorio. Siempre que la mesa de La Habana estuvo en crisis, fue el elegido para conciliar y acercar posiciones. Ahora, cuando el país está sumido en la incertidumbre por la victoria del No en el plebiscito, este empresario caldense sigue jugando un papel importante en la búsqueda de la paz con las Farc. 

Hablamos con él para entender el momento que estamos atravesando. Nos dijo que la paz es más grande que aspiraciones políticas, pero que es casi imposible que las Farc cedan en algo de lo que ya han alcanzado. 

¿Qué opina de las reuniones que sostendrá este miércoles el presidente Santos con el senador Álvaro Uribe y con el expresidente Andrés Pastrana? 

La situación que generó el resultado del plebiscito la debe arreglar el Gobierno Nacional, porque ese mecanismo no se originó en la mesa. Eso no es consecuencia de la mesa de diálogo de La Habana, sino de una decisión unilateral del Gobierno, que escogió ese mecanismo de refrendación política. Las Farc refrendaron los acuerdos en la Décima Conferencia. 

Así que las consecuencias las debe asumir el Gobierno, porque para las Farc el Acuerdo Final está firmado y refrendado jurídicamente para efectos del Estatuto de Roma.

¿Haber convocado el plebiscito fue un error del Gobierno? 

Pensar en refrendarlo políticamente sí, claro que fue un error. Varias veces le dije al presidente Santos, primero por iniciativa mía y luego como un mensaje de las Farc, que no estaba de acuerdo con eso porque era innecesario. El presidente me respondía que él podía refrendar jurídicamente el acuerdo a través del protocolo tres adicional a los Convenios de Ginebra, pero que no podía terminar el conflicto armado colombiano en Suiza. 

Es la primera vez, en los 56 conflictos armados del mundo que se han acabado por vía del diálogo, que un gobierno resuelve someterlo a la consideración del pueblo. Ninguna guerra ha terminado sometida a la opinión pública nacional. 

El presidente Santos hubiera podido firmar la paz sin preguntarle a nadie, pero él creó ese mecanismo y nunca se preparó para ver qué pasaba si perdía. Siempre pensó que iba a ganar.

¿Por qué cree que el Gobierno perdió el plebiscito?  

Hubo un poco de todo. Primero, el dueño del No no es el Centro Democrático. Muchas comunidades rechazaron los acuerdos de La Habana, víctimas de una campaña llena de mentiras: a los cristianos les dijeron que si ganaba el Sí les cerraban iglesias, a los indígenas y a los afros les dijeron que les quitaban territorios. 

Una campaña muy parecida a la de Donald Trump en Estados Unidos. Esta campaña fue como decía Laureano Gómez en 1940: “entre calumnia y calumnia, algo quedará”.

Este resultado obliga, sin embargo, a abrir el diálogo. ¿Es negociable, por ejemplo, la cárcel para los comandantes de las Farc? 

Las Farc no renegociarán el Acuerdo Final. Eso está explícitamente manifestado. ¿Por qué? Porque ya lo firmaron, lo hicieron legalmente en frente de Naciones Unidas, de 17 mandatarios, hubo testigos internacionales, y el documento ya está jurídicamente en la Constitución como acuerdo especial. 

El presidente perdió la contienda política, pero eso que están diciendo de renegociar es imposible. Seguramente habrá que hacerle alguna adenda, es decir, una adición positiva para poder cumplir lo de la Corte Constitucional (que dijo en su sentencia sobre el plebiscito que si ganaba el No el Acuerdo no se podía implementar). Pero las Farc no van a quitarle cosas al Acuerdo, con absoluta seguridad. Las Farc no renegociarán el Acuerdo Final.







Comentarios

Entradas populares de este blog

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Durante cuatro años permanecí en la región del Catatumbo, luego de que los mandos superiores de las Farc resolvieran que mi estadía en el Bloque Oriental llegaba a su fin. A poco de llegar a esa región, fui informado de que existían aproximaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos para entablar conversaciones de paz. Por mi cercanía con Timo, a cuyo lado debía trabajar, me fui enterando de los pormenores del proceso a medida que avanzaba.

Hasta que terminamos juntos en La Habana, donde desde la casa que habitábamos por la amable hospitalidad de los cubanos, él asumió la dirección directa de las conversaciones, discutiendo diariamente y consensuando con el resto del Secretariado Nacional de la organización, cada uno de los puntos que se abordaban en la Mesa de Conversaciones. Aunque Cuba es bella y cálida, no dejé de extrañar el clima y el paisaje catatumberos.
En estos días volví al Norte de Santander con ocasión de una entrevista. El …