Ir al contenido principal

Acosados por un Estado que habla de Paz

Comunicado
Comunidad de Paz de San José de Apartadó



De nuevo nuestra Comunidad de Paz, deja constancia de los hechos que estamos padeciendo, hace tan solo una semana dejábamos constancia del accionar paramilitar en nuestras veredas y asentamientos Comunitarios, hoy, de nuevo el deber nos obliga a llevar y dejar ante la humanidad y la historia los nuevos hechos de horror que nos asedia:

·     El jueves 06 de octubre de 2016, un grupo de militares se estaciono en los cultivos de pan coger de miembros de las familias de la Comunidad en la vereda la Unión, allí, permanecieron por dos días, dañaron cultivos y destruyeron arboles de cacao y sus productos, en un claro abuso y violación al derecho de sobrevivencia que ha generado la Comunidad de Paz en sus espacios de vida y trabajo. La fuerza pública de nuevo se le ve en su intento por debilitar y destruir los cultivos y cosechas que las familias de nuestra Comunidad han logrado en la Unión, pues, este espacio es una de los retornos Comunitarios que conservamos desde hace ya 18 años.

·     El sábado 8 de octubre de 2016, un grupo de paramilitares se acampo en la vereda Arenas Bajas, en la propiedad Comunitaria de familias de nuestra Comunidad de Paz allí.

·     El martes 11 de octubre de 2016, nuestra Comunidad de Paz, realizo una misión humanitaria para rescatar a las familias de nuestra Comunidad de Paz, que se encuentran confinadas desde el pasado sábado 8 de octubre de 2016, en la vereda Arenas Bajas. Hacia las 17:00 horas nuestra Comunidad acompañada de dos organizaciones internacionales que nos acompañan llegamos a Arenas Bajas. Allí, logramos una ves mas comprobar la reiterada presencia paramilitar en nuestros espacios, pues, se habían tomado y acampado en la vivienda de un miembro de nuestra Comunidad, al igual que los cultivos de pan coger estaban hechos trincheras y campamentos paramilitares. Por varios minutos se sostuvo una acalorada discusión con los paramilitares, al momento de exigirles que desocuparan nuestros espacios de vida. Los paramilitares de nuevo reiteran que no se van a ir de la zona, pues su principal objetivo es quedarse en los territorios.

·     El miércoles 12 de octubre de 2016, en el sitio conocido como pela huevo, paraje de la vereda Arenas Altas, miembros de nuestra Comunidad fueron impedidos realizar trabajos agrícolas por tropas militares que se encuentran acampadas en los terrenos y cultivos comunitarios en dicha vereda. Allí, los militares afirmaron que ellos son conscientes de la presencia paramilitar en la región, pero que ellos no van a hacer nada, pues toda denuncia que realice esa HP de Comunidad de Paz, la van a tergiversar ante la opinión publica y comunidad internacional como “montajes de la Comunidad de Paz”. Estas afirmaciones de las instituciones del Estado, no nos sorprenden, pues ya hace rato se graduaron en ese campo de la desinformación. El Estado desafía la Constitución y la Ley y acude a la ilegalidad e ilegitimo al proteger a los paramilitares, pues ya por mas de 30 días hacen presencia permanente entre las veredas arenas Altas y Arenas Bajas, sin que a la fecha se haya tomada una acción para evitar riesgos contra la población civil.    

En medio de sufrimientos y tormentos y, acosados por un Estado criminal que desacata y pisotea todas las sentencias que han tratado de protegernos desde la Constitución, acudimos y  hacemos un llamado a todas las Personas, Comunidades y Organizaciones solidarias para que exijan una mínima coherencia a un Estado que hace continuas promesas de paz, mientras actúa en contravía de su discurso.

Agradecemos nuevamente toda la energía y apoyo moral que nos han brindado para sostener nuestra resistencia civil y pacifica.

Comunidad de Paz de San José de Apartado
Octubre 12 de 2016

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

El 25% de los ecosistemas del país se encuentra en estado crítico

Noticia Por Semana

Hablar del impacto que tiene el ser humano sobre la naturaleza no es una novedad. Sin embargo, más allá de las constataciones que se pueden hacer por la experiencia, no existe información confiable que le otorgue una dimensión exacta a esa realidad.
Así pasa en Colombia, donde las noticias sobre evenenamiento de ríos con mercurio, tala desaforada de bosques naturales y desaparición de animales y plantas se han vuelto un asunto cotidiano cuya magnitud, sin embargo, estamos lejos de cuantificar.
Le puede interesar: Pérdida de biodiversidad amenaza los ecosistemas del planeta
Al menos hasta este jueves, cuando la organización WWF presentó el Informe Colombia Viva 2017. Se trata de un compendio de la transformación histórica de los ecosistemas del país, así como un examen detallado del estado actual de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que brinda.
Como era de esperarse, los resultados no son alentadores. De los 85 tipos de ecosistemas que hay en Colombia, 20 s…