Ir al contenido principal

Hablando de dejación de armas con Pablo Catatumbo

Entrevista
Tomada de Fipu
Por Alexander Escobar


Si el Estado no es capaz de garantizarle la vida a los ciudadanos, si el Estado no es capaz de garantizar que haya unas personas que reclamen sus derechos de manera legal, pues necesariamente volverá la guerra.

Confiar en el adversario, en quien durante más de cinco décadas fue el enemigo, es un reto que demanda alto grado de confianza y seguridad para la dejación de armas de la guerrilla de las FARC. Pero no es el único reto para el proceso de paz que adelanta esta organización guerrillera con el Gobierno colombiano. Terminar con la violación de Derechos Humanos por parte de la Fuerza Pública, es otro de los grandes retos, asegura el comandante guerrillero Pablo Catatumbo.

“Si uno deja las armas, lo está haciendo para que el Estado asuma un compromiso de que las armas, que van a estar de ahora en adelante en posesión del Estado, tengan un uso legítimo, y ese uso legítimo no puede ser otro que el respetar los Derechos Humanos”.

Un reto indiscutible también lo constituye el paramilitarismo. La pregunta sobre el tema, incluso, ya constituye una frase de cajón.

“Muchos me preguntan: ‘y qué va a pasar con el paramilitarismo’. Yo les digo: ‘ese es el mayor reto que tiene el Estado y este es el mayor reto que tienen estos acuerdos (del proceso de paz)’. Si el Estado no es capaz de garantizarle la vida a los ciudadanos, si el Estado no es capaz de garantizar que haya unas personas que reclamen sus derechos de manera legal, pues necesariamente volverá la guerra”.


Y para que no vuelva la guerra, Catatumbo sostiene que el paramilitarismo debe atacarse no solo militarmente. Afirma que deben acabarse sus fuentes de financiación y la clase política que los conformó. Para ello se requiere de ‘verdad’, otro de los grandes retos.



“La Jurisdicción Especial para la Paz, que fue un acuerdo de la Mesa de conversaciones, estableció que crearía una comisión investigativa especial adjunta a la Fiscalía General de la Nación, pero que va a tener la función exclusiva de investigar los crímenes del paramilitarismo: los aliados del paramilitarismo. Porque es que en Colombia necesitamos establecer cuáles fueron los orígenes y las responsabilidades del paramilitarismo, esa página atroz no puede quedar en el pasado”.

¿Y el reto para la guerrilla? ¿En qué piensa la guerrilla al dejar las armas?

“Aquí no han gobernado los gobiernos para todo el país. Y lo que se trata es de eso, de que una democracia elija un Gobierno que tenga en cuenta los intereses de todos los nacionales. Por eso luchó Gaitán, por eso luchó Galán, por eso luchó Manuel Marulanda, por eso luchó Bolívar, por eso han luchado todos los luchadores populares. Y creemos que esta es la oportunidad, de que esta vez sí lo vamos a lograr. Yo soy optimista”, concluye Catatumbo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinan dos milicianos de Las FARC-EP en menos de 12 horas

Noticia Por Colombia Soberana





Entre la noche de ayer 13 de agosto y la madrugada de hoy, fueron asesinados por sicarios dos milicianos de las FARC Jesús Adán Mazo, quien usaba el alias de “Molina" y era  el jefe de milicias del frente 18 y  Norbey Téllez cuyo seudónimo era Duvan Ríos, miliciano que pertenecía a la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) Negro Eliécer.
Duvan Ríos fue el primero en recibir los ataques. Los hechos ocurrieron en la vereda el Tarra, Norte de Santander. Hombres armados entraron a su casa y sin mediar palabras lo asesinaron, en el hospital, que queda cerca al puesto de Policía, tres desconocidos encapuchados y con pistola en mano entraron para averiguar si Duvan Ríos Continuaba con vida  para rematarlo.
Una situación similar le ocurrió a Molina. Era la una de la mañana cuando los sicarios lo sacaron de su vivienda ubicada en Ituango, a pocos metros de la Zona Veredal y le dispararon tres veces. 

Con ellos ya son 11 miembros de las FARC asesinados  e…

Policía golpea brutalmente a joven que había torturado años atrás

Noticia Por Colombia Soberana




La pesadilla del joven de 20 años, Nicolás Bolaños Sotomayor, empezó el día 23 de noviembre del 2013, cuando miembros de la Policía intentaron atracarlo, al correr fue brutalmente golpeado, al extremo de perder gran parte de sus dientes.
Desde ese momento su madre, Alba Lucía Sotomayor, comienza a denunciar este abuso. El 24 de agosto del 2014, al impedir que estos oficiales consiguieran el beneficio de casa por cárcel, Nicolás fue secuestrado junto con su hermana menor, él fue torturado.
Desde entonces las persecuciones, llamadas y amenazas han sido constantes, hasta el punto de que Nicolás fue secuestrado en la puerta del colegio y nuevamente torturado.
En la noche del 9 y la madrugada del 10 de agosto, en hechos que no hemos confirmado completamente, Nicolás es nuevamente violentado por la Policía Nacional. Según esa institución, el joven, que sufre depresión post trauma, se intentó suicidar, los policías presentes lo "ayudaron" golpeándolo. 
La Po…

Dura crítica de Joaquín Gómez, excomandante de las Farc, al escritor Alonso Sánchez Baute

opiniónPor Las 2 Orillas

El excomandante de las Farc Joaquín Gómez de las FARC – EP responde críticamente al texto publicado por el escritor Alonso Baute a raíz de su visita al Punto de Transición y Normalización Amaury Rodríguez, en Pondores, Conejo. La Guajira. Esto le dice:
En la primera parte de su crónica titulada “Sangre joven en las Farc” publicada en Semana el día 10 de julio, ya se anunciaba un estilo ligero, y un toque de imprecisión, que quedó ratificado después que leí la nota en Las2orillas  titulada Tres días con las Farc en el Conejo, puedo deducir respecto a su crónica, que cuando se abordan los hechos pensando llegar a la objetividad a través de un desbordado amor propio y con ideas prefabricadas, el resultado siempre estará divorciado de la realidad.
En la primera parte de su escrito hablaba usted de las impresiones generales que los excombatientes le habían dejado, entre ellas, la disciplina, las rutinas de trabajo en el PTN, el cumplimiento por parte de las FARC de…