Ir al contenido principal

Hablando de dejación de armas con Pablo Catatumbo

Entrevista
Tomada de Fipu
Por Alexander Escobar


Si el Estado no es capaz de garantizarle la vida a los ciudadanos, si el Estado no es capaz de garantizar que haya unas personas que reclamen sus derechos de manera legal, pues necesariamente volverá la guerra.

Confiar en el adversario, en quien durante más de cinco décadas fue el enemigo, es un reto que demanda alto grado de confianza y seguridad para la dejación de armas de la guerrilla de las FARC. Pero no es el único reto para el proceso de paz que adelanta esta organización guerrillera con el Gobierno colombiano. Terminar con la violación de Derechos Humanos por parte de la Fuerza Pública, es otro de los grandes retos, asegura el comandante guerrillero Pablo Catatumbo.

“Si uno deja las armas, lo está haciendo para que el Estado asuma un compromiso de que las armas, que van a estar de ahora en adelante en posesión del Estado, tengan un uso legítimo, y ese uso legítimo no puede ser otro que el respetar los Derechos Humanos”.

Un reto indiscutible también lo constituye el paramilitarismo. La pregunta sobre el tema, incluso, ya constituye una frase de cajón.

“Muchos me preguntan: ‘y qué va a pasar con el paramilitarismo’. Yo les digo: ‘ese es el mayor reto que tiene el Estado y este es el mayor reto que tienen estos acuerdos (del proceso de paz)’. Si el Estado no es capaz de garantizarle la vida a los ciudadanos, si el Estado no es capaz de garantizar que haya unas personas que reclamen sus derechos de manera legal, pues necesariamente volverá la guerra”.


Y para que no vuelva la guerra, Catatumbo sostiene que el paramilitarismo debe atacarse no solo militarmente. Afirma que deben acabarse sus fuentes de financiación y la clase política que los conformó. Para ello se requiere de ‘verdad’, otro de los grandes retos.



“La Jurisdicción Especial para la Paz, que fue un acuerdo de la Mesa de conversaciones, estableció que crearía una comisión investigativa especial adjunta a la Fiscalía General de la Nación, pero que va a tener la función exclusiva de investigar los crímenes del paramilitarismo: los aliados del paramilitarismo. Porque es que en Colombia necesitamos establecer cuáles fueron los orígenes y las responsabilidades del paramilitarismo, esa página atroz no puede quedar en el pasado”.

¿Y el reto para la guerrilla? ¿En qué piensa la guerrilla al dejar las armas?

“Aquí no han gobernado los gobiernos para todo el país. Y lo que se trata es de eso, de que una democracia elija un Gobierno que tenga en cuenta los intereses de todos los nacionales. Por eso luchó Gaitán, por eso luchó Galán, por eso luchó Manuel Marulanda, por eso luchó Bolívar, por eso han luchado todos los luchadores populares. Y creemos que esta es la oportunidad, de que esta vez sí lo vamos a lograr. Yo soy optimista”, concluye Catatumbo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

El 25% de los ecosistemas del país se encuentra en estado crítico

Noticia Por Semana

Hablar del impacto que tiene el ser humano sobre la naturaleza no es una novedad. Sin embargo, más allá de las constataciones que se pueden hacer por la experiencia, no existe información confiable que le otorgue una dimensión exacta a esa realidad.
Así pasa en Colombia, donde las noticias sobre evenenamiento de ríos con mercurio, tala desaforada de bosques naturales y desaparición de animales y plantas se han vuelto un asunto cotidiano cuya magnitud, sin embargo, estamos lejos de cuantificar.
Le puede interesar: Pérdida de biodiversidad amenaza los ecosistemas del planeta
Al menos hasta este jueves, cuando la organización WWF presentó el Informe Colombia Viva 2017. Se trata de un compendio de la transformación histórica de los ecosistemas del país, así como un examen detallado del estado actual de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que brinda.
Como era de esperarse, los resultados no son alentadores. De los 85 tipos de ecosistemas que hay en Colombia, 20 s…