Ir al contenido principal

Es la esperanza no el miedo

Análisis
Tomado de Semanario Virtual Caja de Herramientas
Por Antonio Madariaga Reales / Director Ejecutivo Corporación Viva la Ciudadanía



La próxima celebración el 4 de julio de los 25 años de la Constitución de 1991 nos hace reflexionar sobre las similitudes entre ese momento y el actual en lo que tiene que ver con la paz.

La Constitución y aún más el proceso constituyente, fueron fundamentales en la estabilización de los procesos de Paz de los 90, en la medida en que dieron a estos los espacios, recordemos que la Alianza Democrática M-19 en su momento tuvo la segunda votación por la Asamblea 26,7 de los votos para 19 Constituyentes lo que equivalió al 27% de los escaños y que el EPL, el PRT y el Quintín Lame también tuvieron Constituyentes con voz pero sin voto, lo que después cambiaría en el momento en el que el EPL se desmovilizó e hizo dejación de armas, pasaron a tener voto, pero también el reconocimiento político y social a la insurgencia uno de cuyos símbolos es la presidencia colegiada de la Constituyente en cabeza de Antonio Navarro, pero que es sumamente importante por los componentes progresistas que muchos de ellos incorporaron al texto constitucional.

Menos conocido, pero no por ello menos importante, es el hecho de que la Asamblea trabajara para la incorporación del ELN y las FARC a la Asamblea lo que incluyó contactos y delegaciones de Constituyentes para lograr ese propósito.

Es decir, sin disminuir un ápice la importancia de la Constitución de 1991 como una Constitución de Derechos, no es menos cierta su trascendencia como tratado de paz.

Ello fue en buena parte posible porque el país vivía un clima de fervor Democrático, con el descubrimiento de la modernidad, más aún con el deslumbramiento por la llegada de la ilustración.

Bastante diferencia existe hoy en un momento crucial de nuestra historia en que estamos adportas de la firma de un acuerdo que en el caso de las FARC, sacará las armas de su acción política y se avizoran en el proceso de implementación ganancias significativas en la extensión y profundización de la democracia y por ende en mejores condiciones para el ejercicio de una Ciudadanía de alta intensidad y para el Goce Efectivo de Derechos.

Hoy los sentimientos que parecen predominar son los de miedo y desconfianza, lo que se traduce a su vez en un escepticismo extendido que es presa fácil de la desinformación y tergiversación de algunos y de la estulticia de varios de los grandes medios de comunicación en especial televisivos.

Es por tanto una responsabilidad del jefe de Estado la de alimentar la esperanza y no caer en la provocación de responder con más miedo a la ya caldeada atmósfera que los resistentes a la paz impulsan.

Se equivoca en materia grave Santos cuando la mencionada resistencia le da risa y peor aun cuando responde, no valorando las bondades de la firma de un acuerdo del fin del conflicto, sino amenazando con la permanencia de la guerra.

No es con el recurso al miedo sino con la reafirmación de la esperanza que podemos contrarrestar el odio y el escepticismo.

Las declaraciones de Santos, hablando de una posible guerra urbana de las FARC, son un despropósito político, una inenarrable torpeza comunicativa y una negación de los contenidos avanzados de la negociación.

Pero no sólo se equivocan Santos y sus asesores en persistir en definir la actuación y expresión del gobierno por reacción y pendencia con el innombrable, sino que de paso se niega a reconocer a la sociedad y a los comprometidos con la paz negociada como los actores principales de esta coyuntura.

Alguien tendrá que decirle a Santos que la Construcción de la paz pasa por la renovación de la esperanza, para que se dé cuenta de la falta de perspectiva y de grandeza de su estrategia.

CODA: Tiene el ELN que darse cuenta que en la comunicación de diversas personalidades y organizaciones, http://www.las2orillas.co/carta-abierta-al-eln/ sobre la obligación que tienen de abandonar el secuestro, hay al mismo tiempo diferencias sustantivas con expresiones de esa insurgencia, pero también la convicción de que es posible que recojan con humildad y vocación de Paz lo que allí se les dice.

Edición 499 – Semana del 17 al 23 de Junio de 2016

Comentarios

Entradas populares de este blog

La implementación del acuerdo ha caído sobre los hombros de la FARC. La entrevista que censuró el gobierno

Noticia
Por Colombia Soberana






En el marco del Acuerdo de  paz se creó el programa Mimbre que ha venido siendo emitido en el Canal Institucional. Es dirigido por Gloria Cecilia Gómez y su comité editorial está conformado por delegados de las FARC y del Gobierno. 
Desde hace 9 meses ha estado al aire sin mayores contratiempos, pero su última edición fue censurada porque la oficina del Alto Comisionado para la Paz decidió no sacar al aire una entrevista que  Gloria Cecilia Gómez le hizo a Pastor Alape. Para Luis Roberto Rodríguez "El programa no se trata de que una parte acuse a la otra parte de cosas ante millones de colombianos". 
Sin embargo, al ver la entrevista, se puede notar que el dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, habla de temas puntuales y verídicos: la transformación de la JEP y de la participación política, el problema de seguridad en las regiones y demás, por lo tanto se puede considerar este hecho como un  acto de censura. 
El vídeo, que …

General(r) Montoya: ¿Quién ordenó cometer los crímenes?

ReportajeTomado de Pacocol Por Oscar H. Avellaneda

Uno de los generales más reconocidos como ficha clave en la política de "Seguridad Democrática" durante el gobierno de Álvaro Uribe, el general en retiro Mario Montoya se acogió a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).
Es el militar de más alto rango en aceptar la justicia especial para que juzgue hechos relacionados con el conflicto armado.
Contra Montoya se adelantaban en la justicia ordinaria dos procesos: 
El primero relacionado con su connivencia con los paramilitares, y el exceso en el uso de la fuerza durante la Operación Orión en la Comuna 13 de Medellín, ocurrida en 2002 mientras era comandante de la Cuarta Brigada. Lo investigaba la Corte Suprema de justicia y por esto se vio forzado a renunciar como embajador en República Dominicana.
Y el segundo se basa en las ilegales ejecuciones extrajudiciales presentadas como bajas en combate, conocidas como “falsos positivos”, cuando era comandante del Ejército.
También …

El crimen pasional que las Farc no olvida

Crónica Tomada de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Alfonso Cano miró al rostro a Iván Ríos y le dijo con expresión de inconformidad, Era lo último que nos podía pasar, un crimen pasional a estas alturas. Eran los días del despeje del Caguán, el año 2000, las conversaciones con el gobierno de Andrés Pastrana se hallaban en un buen momento. Corría el mes de agosto, ese día se cumplía una audiencia pública más, esta vez con los deudores del sector financiero. La mañana en Los Pozos estaba radiante.
La noticia cayó como un baldado de agua fría en las FARC. Adán Izquierdo, el jefe del Comando Conjunto Central, había muerto la noche anterior en circunstancias demasiado extrañas. Se trataba de uno de los cuadros de mayor proyección política y militar en la organización, integrante de su Estado Mayor Central, designado por el propio Jacobo Arenas para tal puesto. Uno de los duros, compañero de Alfonso Cano en su experiencia urbana.
El Mono Jorge Briceño se encargó de difundir su versión acerca de l…