Ir al contenido principal

El nuevo Código de Policía: ‘superpoderes’ y represión

Noticia
Por Colombia Informa



La plenaria de la Cámara de Representantes inició la votación del último debate para reformar el Código de Policía, según varios parlamentarios, a las carreras. El polémico proyecto, de ser aprobado, otorgaría ‘súper poderes’ a la Policía Nacional y a las autoridades con funciones de Policía.


Para el Representante a la Cámara del Polo Democrático Víctor Correa, el proyecto de ley que cursa en el Congreso para un nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia, le otorga poderes “exorbitantes y arbitrarios” a la Policía Nacional y a las autoridades con funciones de Policía. Esto implica, según el congresista, “dar la espalda a las propuestas contemporáneas que conciben la seguridad ciudadana como un concepto integral que debe abordarse desde diversas aristas”.

Por su parte, el también Representante del Polo Alirio Uribe indicó que el Código atenta contra los derechos fundamentales de los ciudadanos: “Es indudable que necesitamos un nuevo Código de Policía porque el que tenemos en hijo del Estado de Sitio. No obstante, la reforma que proponen no la está haciendo el Congreso, es un Código de Policía hecho por policías y para policías. Con la intención de darle a los policías poderes exhorbitantes”.

Ángela María Robledo, parlamentaria del Partido Verde, solicitó que se archivara el proyecto que pretende establecer la reforma, argumentando: “el proyecto de ley tiene un carácter correctivo en su contenido y alcances, que desconoce la esencia de la actividad policial que debe ser a todas luces preventiva. En segunda instancia, establece medios de Policía que limitan las libertades públicas y, aunque el proyecto define dentro de sus principios fundamentales los de proporcionalidad y razonabilidad no fija como requisito que existan motivos reales, objetivos y fundados para su uso”.

Correa, Uribe y Robledo coinciden en afirmar que la reforma afecta a poblaciones vulnerables y estigmatizadas culturalmente como los jóvenes, la población LGBTI y la población afrodescendiente.

Algunos ‘peros’ del proyecto

El texto del Código centra la atención exclusivamente en la faceta represiva de la Policía, desconociendo los factores sociales que generan la delincuencia, el carácter institucional de la prevención del delito y la perspectiva de derechos humanos que impone la Constitución de 1991 para tratar la seguridad.

Según Sebastián Lalinde, abogado e integrante de la Corporación Dejusticia, el derecho a la protesta será tutelado por la intervención policial: “El Código sólo permite las protestas que busquen un ‘fin legítimo’. Esto implica cerrar la agenda de la democracia. Sólo unos discursos —los que persigan fines legítimos— cabrían en esta agenda y los demás no. En otras palabras, quienes quieran protestar por algo que las autoridades no consideren un fin legítimo no lo podrán hacer. En el caso extremo, podrían decidir que la única forma de expresar estas ideas sería apelar a la lucha armada. Esto obviamente no es prevención y, por lo demás, contraviene los propósitos de la transición actual hacia la paz”.

¿Qué hacer?

Para Víctor Correa, es necesario que todos los actores sociales, políticos y académicos, “sumemos esfuerzos para que la propuesta de archivar el proyecto de Ley obtenga el apoyo político necesario y no sea la aplanadora oficial la que imponga un Código Nacional de Policía obsoleto que favorece relaciones sociales basadas en la desconfianza hacia los ciudadanos”.

Sin embargo, las posibilidades de que el proyecto se hunda son mínimas. De hecho, según la congresista Robledo, hay una alta probabilidad de que la reforma se apruebe ‘a pupitrazo’:


Al llamado también se sumó el Representante Alirio Uribe, quién indicó que hay una clara intención de votar la reforma sin leer el texto de reforma que no estuvo disponible hasta una hora antes de la plenaria.

La siguiente instancia que la ciudadanía tendría, según el abogado Alejandro Matta, es demandar el Código ante la Corte Constitucional que daría el si o no final a la legalidad del texto lo que implica una intervención más decidida de la sociedad en su revisión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡"4.770 niños wayuu muertos de hambre, esto es una barbarie “!

Noticias Tomado de Pacocol Por Libardo Muñoz

"4.770 niños wayuu muertos por los estragos del hambre en un lapso de 8 años, esto es una barbarie"! exclamó incrédulo el Magistrado de la Corte Constitucional de Colombia Alberto Rojas Ríos.
Con el informe en sus manos, el alto dignatario de la Corte Constitucional se resistía a darle crédito a unas cifras sobre la situación de vulnerabilidad en que viven miles de guajiros y que han alcanzado niveles que parecen los resultados de una guerra.
En Riohacha, capital del departamento colombiano de La Guajira, acaba de realizarse una Audiencia de seguimiento de la sentencia T-302, que declaró como estado de cosas inconstitucional las muertes de niños desnutridos, pertenecientes a la etnia wayuu.
Al lado del Magistrado Rojas se encontraba el Procurador General de La Nación Fernando Carrillo, voceros comunitarios y Elson Rodríguez Beltrán, autor de la acción de tutela que originó la reacción de la Corte Constitucional, contra la Presidencia de…

ASESINAN A LÍDER SOCIAL DE LA ZONA DE RESERVA CAMPESINA DE LA PERLA AMAZÓNICA, EN PUTUMAYO

Noticia Por Contagio Radio 10 de octubre 2018

La Asociación de Desarrollo Integral Sostenible de La Perla Amazónica, ADISPA, denunció el asesinato de Otto Valenzuela, líder de esta organización. Los hechos se presentaron el pasado 8 de octubre, cuando integrantes de esa comunidad encontraron el cuerpo de Valenzuela con un impacto de bala en la vereda Frontera.
Yaneth Silva, integrante de ADISPA, señaló que durante la mañana, el líder social estuvo trabajando en la Minga Comunitaria y posteriormente se retiró a su vivienda. Allí, los vecinos de ese predio manifestaron que escucharon un disparo, pero no alertaron a las autoridades debido a que no imaginaron que se tratara de un acto de violencia.
De igual forma, Silva  expresó que cuando se le informó a la Policía de los hechos, le manifestaron que no podían acercarse al lugar porque estaba muy retirado, y le hicieron recomendaciones "de ser muy cuidadosos con el tema de recoger cascos de balas", como material de investigación, del…

El regreso a las armas es un absurdo político

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


La carta de Iván Márquez y el Paisa a la Comisión de Paz del Senado de la República, más que un signo de alarma acerca de una división en el partido Farc, pone de presente una manera de ver las cosas que simplemente contribuye a agravarlas. Nadie con un mediano raciocinio se atrevería a poner en duda el pobre nivel de cumplimiento de los Acuerdos de La Habana por parte del Estado. Otra cosa es el qué hacer frente a tan complicado problema.
No deja de sorprender que el grito de batalla de los firmantes de la carta sea la exigencia de la implementación completa de lo acordado. Reiteran incluso que su mayor anhelo es contribuir a la construcción de la paz en nuestro país. Pues eso precisamente es el propósito fundamental asumido por el partido de la rosa desde su nacimiento, reiterado en su último Consejo Nacional de los Comunes. Todos queremos que se cumpla lo acordado, ¿cuál es el problema entonces?
Un recurso fácil, que habla poco a favor …