Ir al contenido principal

El millonario sueldo de los congresistas vuelve a subir: Ahora es de casi $28.000.000 mensuales

Análisis
Tomado de Pacocol
Por Luis Alfonso Mena


Mientras la inmensa mayoría de los trabajadores colombianos se tienen que conformar con un salario mínimo de $689.954, que no alcanza ni para pagar el arriendo de un apartamento digno, los congresistas, que sólo "laboran" tres días a la semana durante ocho meses al año, porque tienen cuatro de vacaciones, reciben sueldos multimillonarios, con incrementos periódicos, como el que acaba de decretar el Gobierno del 7,77%, superior al del resto de los connacionales con empleo, que fue del 7%.


En lo sucesivo, y con retroactividad a enero de 2016, devengarán casi $28.000.000 mensuales ($27.929.064, para ser exactos), aparte de millonarios presupuestos para sus equipos legislativos (en gran medida destinados a pagar favores políticos disfrazados de asesores) y de prebendas personales, como viajes, vehículos blindados, subsidios de vivienda costosos, atención médica privilegiada, etcétera.



De esta forma, mientras en 2016 el incremento para los parlamentarios en términos absolutos fue de más de dos millones de pesos ($2.013.629), casi tres salarios mínimos, el de los trabajadores colombianos fue de solo $45.105. Hasta el 31 de diciembre de 2015, los congresistas recibían un sueldo mensual de casi 26 millones de pesos ($25.915.435).



En dólares, el salario de los parlamentarios colombianos es equivalente a más de nueve mil dólares mensuales (US$9.309), por solo asistir a sesiones de martes a jueves (las cuales comienzan pasadas las 10:00 a.m.), si es que van, porque el ausentismo campea, y aunque nunca presenten proyectos de ley, promuevan debates de control político, intervengan en las deliberaciones, formulen propuestas o participen activamente en comisiones.



Pero, en contraste, el equivalente en dólares del salario de los colombianos es de US$230, para atender no solo los gastos de vivienda, sino la canasta familiar (disparada hoy en día), educación, recreación y salud, sometida esta última a un deplorable sistema que degrada la condición humana.



Durante los cuatros años para los que son elegidos, cada congresista (102 senadores y 166 representantes a la Cámara) devenga la bobadita de $1.340.595.072, cifra que representa en dólares un total de US$446.865.



Un grupo de parlamentarios avergonzados frente a sus compatriotas propuso bajarse el sueldo, pero el proyecto de ley respectivo fue saboteado por la bancada de la extrema derecha uribista, que se hizo la de la vista gorda y no rindió la ponencia que le habían encomendado.



De esta forma, un nuevo e indignante episodio de desigualdad salarial hace su aparición en el espectro laboral del país, donde altos funcionarios del Gobierno, como el presidente de la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, devenga un salario mensual de más de $60.000.000.

El grupo de escasos seis congresistas que ha venido insistiendo en bajar el monto del sueldo de 40 salarios mínimos a 30 (que sigue siendo alto), dice que propondrá una reforma del Artículo 187 de la Constitución, que asimila la asignación de los parlamentarios “al promedio ponderado de los cambios ocurridos en la remuneración de los funcionarios de la administración central” del Estado, lo cual se calcula le ahorraría al erario $35.000 millones anuales.



Sin embargo, todo indica que será otra tarea infructuosa, no solo porque implica una reforma constitucional, y consecuencialmente un trámite doble (ocho debates), sino porque la voluntad política de la mayoría de los congresistas en esta materia es cero.


Sus voraces apetitos no les permiten tener un gesto de dignidad frente a sus millones de electores.


Gráfica: Pie de foto.- Una sesión de la Cámara de Representantes de Colombia. (Foto: tomada de noticiasdecolombia.com.co).


(*) Editor de los portales PARÉNTESIS y ¡PERIODISMO LIBRE!



Jamundí, martes 28 de junio de 2016.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

Paramilitares y fuerza pública agreden a comunidad en San José de Apartadó

Noticia Tomado de Prensa Rural Por Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Los asentamientos de nuestra Comunidad de Paz se están viendo cada vez más asediados por grupos paramilitares que desde hace más de 20 años se pasean por nuestras montañas con la arrogancia de quienes se sienten protegidos por el poder del Estado y su fuerza armada, que en esta coyuntura del “posacuerdo de paz” se han envalentonado aún más, afirmando que son la autoridad suprema de la región y que todos deben someterse.
Si bien nuestros asentamientos están marcados con vallas donde se enumeran nuestros principios y reglamentos de Comunidad ajena a la guerra, estos gestores del crimen violan, como fieras sin razón, apoyadas sólo en su fuerza bruta apalancada activa o pasivamente por las instituciones del poder de turno, nuestros más sagrados derechos.
¿Hasta cuándo seguirá el cinismo sin límites de este Gobierno sordo y ciego, que no escucha ningún clamor de las víctimas y asiente con la mirada desviada hacia otras …