Ir al contenido principal

Policía Nacional hostiga a dirigentes de ASCAMCAT en Cúcuta

Comunicado
Tomado de Movice
Por ASCAMCAT


Durante el evento de conmemoración del día de las víctimas en la ciudad de Cúcuta, convocado por el movimiento político y social Marcha Patriótica en la céntrica plaza «Telecom», presuntos miembros del cuerpo CIPOL, encargados de tareas de inteligencia en el cuerpo de policía colombiana, tomaron fotos y persiguieron a miembros de la directiva de la Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT), integrante del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice); Marcha Patriótica y la corporación PODERPAZ.

Los miembros del cuerpo policial tomaron fotos a los líderes y se mantuvieron muy cerca de la comitiva, que se vio obligada a moverse en varias ocasiones de la ubicación en la que se encontraban para evitar el hostigamiento. 

Los escoltas de la Unidad Nacional de Protección asignados a Juan Carlos Quintero y Guillermo Antonio Quintero, se vieron obligados a denunciar la situación a la Policía Metropolitana de Cúcuta que, con dilación, pidieron la documentación y requisaron a algunos de esos presuntos agentes. 

El operativo se componía de almenos 6 hombres, uno de ellos se identificó como Maicol Estiven Valencia, otros no se identificaron como policía y solo mostraron su cédula de ciudadanía. Algunos de ellos, ante la queja de los directivos, huyeron de lugar en taxi y otros por su propio pie, ante la desidia de los uniformados que se encontraban en el lugar.

La Asociación Campesina del Catatumbo rechaza enérgicamente la persecución a los líderes y base social de su organización y exige que se respeten los espacios en que las víctimas del conflicto muestran su dolor ante el abandono estatal. 

Exigimos que se deje de dar tratamiento militar a las actividades pacíficas que promueve el movimiento social y que se abandone la estrategia del miedo, montando operativos policiales desproporcionados con el simple objetivo de acallar a las organizaciones que luchan por la paz con justicia social. En el contexto en que nos encontramos, próximo a la firma de un acuerdo de paz, este tipo de episodios mandan un muy mal mensaje a la mesa de diálogos de la Habana, en relación a la participación política y el ejercicio de la oposición política como elementos fundamentales para una paz estable y duradera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

‘Empresas palmicultoras sirvieron a intereses de las Autodefensas’: Corte Suprema

Noticia Por CM&





Al dejar en firme una condena de diez años de prisión en contra del empresario, Antonio Nel Zúñiga Caballero por los delitos de invasión de tierras, desplazamiento forzado y concierto para delinquir, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia hizo todo un análisis de cómo se aliaron palmicultores e integrantes del Ejército Nacional con integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia en el Chocó, para llevar a cabo el proyecto agroindustrial de la “Casa Castaño”.

Gobierno Nacional y Fiscalía General intentan obstruir a la JEP

Noticia Por Colombia Soberana


Después de que los Magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, suspendieran el trámite de extradición contra Jesús Santrich, en un comunicado a la opinión pública firmado por el Ministro del Interior Guillermo Rivera y  su homologo de la cartera de Justicia y del Derecho Enrique Gil, el Gobierno Nacional asegura, entre otras cosas, que la JEP no tiene competencia y  su decisión la toma basada en protocolos que ella se dictó.
Al mismo tiempo el Fiscal General, Nestor Humberto Martínez, manifestó que le pidió al Procurador Fernando Carrillo que intervenga frente a la Sección de Revisión de la JEP para que revoquen la decisión "en defensa del orden constitucional de la República". 
Esta reacción del Estado se suma al ya conocido incumplimiento del Acuerdo de La Habana, los reiterativos ataques para modificarlo, su ya comprobada falta de voluntad de paz y la carencia de autonomía frente a otros países, especialmente Estados Unidos, que pon…

FARC ¿La amenaza desde dentro?

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana



Antes de iniciar, debo disculparme por tomar este párrafo a nombre personal, para aclarar que he compartido diferentes espacios con el Camarada Santrich, con quien  tenemos una relación de respeto mutuo y admiración de mi parte. Lo acompañé en su anterior huelga de hambre. Respeto y apoyo su decisión en esta etapa, sin embargo, debo expresar mi preocupación por su vida. De los momentos que compartimos con él recuerdo a un hombre amable, divertido y atento, un ser humano compasivo que abría las puertas de su casa y corazón para todo aquel que trabajara por la paz y por llevar adelante este proceso. Aclarada mi posición sobre el Camarada, seguiré con el tema de este escrito.
Ya varias veces se ha dicho, el Proceso de paz no está en su mejor momento, y esto lo agrava el montaje judicial hecho a Jesús Santrich, a quien le enviamos nuestro más efusivo saludo. Pero más allá de esto, el Acuerdo de La Habana tiene un lamentable cumplimiento entre el 15%…