Ir al contenido principal

Una vez más el Estado dispara a mansalva y traición contra la UP, sigue el exterminio

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana



En pleno proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, en el mes de diciembre la Corte Suprema de Justicia (de injusticia en este caso) revoca la decisión del Tribunal de Medellín, en el cual se califica como crímenes de lesa humanidad los hechos ocurridos contra la Unión Patriótica en el marco de la persecución del Estado.

Según el fallo de la Corte, dado a conocer hace pocos días,  no es un crimen de lesa humanidad asesinar sistemáticamente 6.000 líderes de la UP. No son un crimen las masacres, las amenazas, las torturas, las desapariciones la muerte y la destrucción.

Para la Corte es muy normal asesinar dos candidatos presidenciales, alcaldes, concejales, campesinos. No, no es un crimen porque ellos no estaban en el ojo del huracán, porque ellos no eran los que estaban arriesgando su vida, porque a ellos no los estaban torturando, porque ellos no tuvieron que tomar la decisión de abandonar el país, dejarse matar, dejarse encarcelar o tomar las armas para defender su vida e ideales.

Según la Corte el exterminio masivo y sistemático de un partido político no es un crimen de lesa humanidad. Entonces para ellos Mapiripan, Segovia, Apartadó no son masacres, los casi 8 millones de colombianos adoloridos y olvidados no son víctimas. 

Pero les recuerdo algo, mientras no haya verdad y justicia real por estos hechos, la sangre de nuestros compañeros sigue corriendo, roja, intacta, viva, y todo aquel que se preste para esconder la verdad sobre estos hechos tendrá manchadas sus manos de esta sangre que pide justicia.

Hay muchas formas de matar y exterminar, y negar una verdad tan tangible para beneficiar los intereses de algunos, es una de ellas. La Corte Suprema de Justicia levanta sus armas contra nuestros compañeros asesinados, contra los que seguimos y tomamos sus banderas y contra el pueblo colombiano. Una vez más el Estado ha disparado a mansalva y traición contra la Unión Patriótica. Sigue el exterminio.

Es preocupante esta determinación porque no es un buen mensaje para el proceso de paz. El proceso que se basa, entre otras cosas, en la verdad, se verá amenazado cuando el Estado mismo comienza a negar esas verdades como lo ha empezado a hacer con este lamentable fallo.

Me pregunto ¿Quién en su sano juicio dejará las armas y empezará a trabajar por la paz desde las comunidades y la cotidianidad, arriesgando la vida y la integridad de su familia teniendo como precedente que el Estado niega que un exterminio como el de la UP sea crimen de lesa humanidad?

Los comunistas y los movimientos de izquierda creemos que la firma de un acuerdo de paz es para que todos tengamos la posibilidad de hacer política, de participar, de decir lo que pensamos y en lo que creemos sin miedos, de iniciar nuevas luchas sociales para construir un país justo, humano y digno para todos.

No crean que las FARC firman el acuerdo y el pueblo se quedará ahí mirando qué migajas nos va a tirar el estado y a observar cómo las transnacionales nos siguen sacando de nuestro territorio. No, nosotros vamos a luchar por el país que queremos porque el país es nuestro no de una élite política y transnacional. En un escenario de paz, el pueblo hará por medio de la política lo que es debido: vamos a forjar nuestro futuro nosotros mismos.

Y ahí está el temor, si todas las ramas del Estado no ponen de su parte y si no se soluciona el problema de los paramilitares el genocidio se puede repetir,  y con este antecedente de la Corte ¿qué opciones nos quedan? las de siempre: Ser presos, morir, exiliarnos o tomar las armas. Porque NO NOS VAMOS A CALLAR. Después de más o menos 90 años que lleva el Estado exterminando al pueblo no ha aprendido que el pueblo colombiano es digno y no sabe vivir arrodillado.

El poco compromiso  con lo que se dialoga en La Habana y con la verdad en Colombia es muy preocupante. Los llamamos a la reflexión, a imaginarse un país donde cabemos todos y todas, a imaginarse un amanecer nuevo con dignidad, derechos y los colombianos todos construyendo y haciendo grande nuestra amada patria.

Por el momento solo nos queda movilizarnos, y el compromiso inmediato es por la UP el día viernes 4 de marzo en un plantón solidario a partir de las 11:30 de la mañana en Bogotá, frente a la sede de la Corte Suprema de Justicia, calle 12 con carrera 7. Los esperamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que se extraña ahora de la vida anterior

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


La mujer me lanzó la pregunta con tono de curiosidad. ¿Qué extrañaba yo de mi pasada vida en la guerrilla? Balanceó de prisa cuál podía ser mi respuesta y aventuró una opción, con un interrogante rápido, ¿las cancharinas? Apenas lo dijo, rio como abochornada. Me dije que esperaba una respuesta de carácter material. ¿Qué decirle?
En una fracción de segundo pasaron por mi mente múltiples escenas. El mes de enero en la selva, cuando las lluvias cedían su lugar a días soleados que alegraban hasta a los pájaros y grillos, que cantaban y chillaban con felicidad contagiosa. La vista de una enorme planada con su río a la distancia, tras coronar un alto filo, descargar el equipo y sentarse a descansar.
El abrazo cariñoso de las guerrilleras al llegar a alguna nueva unidad. Interrumpí mis pensamientos con unas palabras precisas. Lo que más echo de menos en mi nueva vida, es la cotidiana experiencia colectiva de nuestra comunidad guerrillera. Fuimos c…

Casanare Militares destruyen cultivos comunitarios de comunidades campesinas

Noticia Tomado de Prensa Rural Por Trochando Sin Fronteras 06/07/2018

as organizaciones sociales de Casanare rechazaron mediante un comunicado a la opinión pública los atropellos a que están siendo sometidas las familias campesinas que habitan el asentamiento rural Mi Nuevo Porvenir en el municipio de Pore.
Los hechos ocurrieron el pasado 28 de junio cuando tropas del Grupo de Caballería Montado No. 16 “Guías del Casanare“ invadió un cultivo comunitario que tienen las familias campesinas del asentamiento rural Mi Nuevo Porvenir. La acción al parecer fue ordenada por el alcalde municipal de Pore, el señor Omar Cuevas Bernal.
La comunidad campesina del asentamiento rural Mi Nuevo Porvenir rechaza la actitud atropelladora que adelanta el alcalde municipal Omar Cuevas Bernal contra la comunidad del asentamiento y exige sea respetada la posesión.
Al mismo tiempo solicita a la Agencia Nacional de Tierras dar el trámite correspondiente para que reconozca la propiedad de la tierra a la comunidad del…

Integrantes de Cambio Radical , Partido Conservador, Centro Democrático investigados por la compra de votos

Noticia Por Colombia Soberana


En la mañana de hoy, 21 de junio del 2018, el fiscal Nestor H. Martínez reveló los nombres de las personas que serían investigadas por delitos electorales durante los comicios del 2015, el 2018 y que tendrían intenciones de seguir delinquiendo en las elecciones futuras.
El nombre de esta operación criminal es Casa Blanca y benefició a políticos elegidos en las elecciones regionales y las actuales legislativas. Entre los que se encuentran involucrados están: Fabián Castillo, Lilibeth Llinás de Cambio Radical, Aida Merlano, Juan Carlos Zamora, Aissar Castro hijo y padre, Jorge Rangel y Margarita Ballén del Partido Conservador, Margarita Restrepo del Centro Democrático  entre otros, y serán acusados por delitos como concierto para delinquir, compra de votos y estafa.

Los empresarios Julio y Mauricio Gerlein tendrán que responder por supuestamente financiar esta organización criminal.