Ir al contenido principal

Una vez más el Estado dispara a mansalva y traición contra la UP, sigue el exterminio

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana



En pleno proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, en el mes de diciembre la Corte Suprema de Justicia (de injusticia en este caso) revoca la decisión del Tribunal de Medellín, en el cual se califica como crímenes de lesa humanidad los hechos ocurridos contra la Unión Patriótica en el marco de la persecución del Estado.

Según el fallo de la Corte, dado a conocer hace pocos días,  no es un crimen de lesa humanidad asesinar sistemáticamente 6.000 líderes de la UP. No son un crimen las masacres, las amenazas, las torturas, las desapariciones la muerte y la destrucción.

Para la Corte es muy normal asesinar dos candidatos presidenciales, alcaldes, concejales, campesinos. No, no es un crimen porque ellos no estaban en el ojo del huracán, porque ellos no eran los que estaban arriesgando su vida, porque a ellos no los estaban torturando, porque ellos no tuvieron que tomar la decisión de abandonar el país, dejarse matar, dejarse encarcelar o tomar las armas para defender su vida e ideales.

Según la Corte el exterminio masivo y sistemático de un partido político no es un crimen de lesa humanidad. Entonces para ellos Mapiripan, Segovia, Apartadó no son masacres, los casi 8 millones de colombianos adoloridos y olvidados no son víctimas. 

Pero les recuerdo algo, mientras no haya verdad y justicia real por estos hechos, la sangre de nuestros compañeros sigue corriendo, roja, intacta, viva, y todo aquel que se preste para esconder la verdad sobre estos hechos tendrá manchadas sus manos de esta sangre que pide justicia.

Hay muchas formas de matar y exterminar, y negar una verdad tan tangible para beneficiar los intereses de algunos, es una de ellas. La Corte Suprema de Justicia levanta sus armas contra nuestros compañeros asesinados, contra los que seguimos y tomamos sus banderas y contra el pueblo colombiano. Una vez más el Estado ha disparado a mansalva y traición contra la Unión Patriótica. Sigue el exterminio.

Es preocupante esta determinación porque no es un buen mensaje para el proceso de paz. El proceso que se basa, entre otras cosas, en la verdad, se verá amenazado cuando el Estado mismo comienza a negar esas verdades como lo ha empezado a hacer con este lamentable fallo.

Me pregunto ¿Quién en su sano juicio dejará las armas y empezará a trabajar por la paz desde las comunidades y la cotidianidad, arriesgando la vida y la integridad de su familia teniendo como precedente que el Estado niega que un exterminio como el de la UP sea crimen de lesa humanidad?

Los comunistas y los movimientos de izquierda creemos que la firma de un acuerdo de paz es para que todos tengamos la posibilidad de hacer política, de participar, de decir lo que pensamos y en lo que creemos sin miedos, de iniciar nuevas luchas sociales para construir un país justo, humano y digno para todos.

No crean que las FARC firman el acuerdo y el pueblo se quedará ahí mirando qué migajas nos va a tirar el estado y a observar cómo las transnacionales nos siguen sacando de nuestro territorio. No, nosotros vamos a luchar por el país que queremos porque el país es nuestro no de una élite política y transnacional. En un escenario de paz, el pueblo hará por medio de la política lo que es debido: vamos a forjar nuestro futuro nosotros mismos.

Y ahí está el temor, si todas las ramas del Estado no ponen de su parte y si no se soluciona el problema de los paramilitares el genocidio se puede repetir,  y con este antecedente de la Corte ¿qué opciones nos quedan? las de siempre: Ser presos, morir, exiliarnos o tomar las armas. Porque NO NOS VAMOS A CALLAR. Después de más o menos 90 años que lleva el Estado exterminando al pueblo no ha aprendido que el pueblo colombiano es digno y no sabe vivir arrodillado.

El poco compromiso  con lo que se dialoga en La Habana y con la verdad en Colombia es muy preocupante. Los llamamos a la reflexión, a imaginarse un país donde cabemos todos y todas, a imaginarse un amanecer nuevo con dignidad, derechos y los colombianos todos construyendo y haciendo grande nuestra amada patria.

Por el momento solo nos queda movilizarnos, y el compromiso inmediato es por la UP el día viernes 4 de marzo en un plantón solidario a partir de las 11:30 de la mañana en Bogotá, frente a la sede de la Corte Suprema de Justicia, calle 12 con carrera 7. Los esperamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

El 25% de los ecosistemas del país se encuentra en estado crítico

Noticia Por Semana

Hablar del impacto que tiene el ser humano sobre la naturaleza no es una novedad. Sin embargo, más allá de las constataciones que se pueden hacer por la experiencia, no existe información confiable que le otorgue una dimensión exacta a esa realidad.
Así pasa en Colombia, donde las noticias sobre evenenamiento de ríos con mercurio, tala desaforada de bosques naturales y desaparición de animales y plantas se han vuelto un asunto cotidiano cuya magnitud, sin embargo, estamos lejos de cuantificar.
Le puede interesar: Pérdida de biodiversidad amenaza los ecosistemas del planeta
Al menos hasta este jueves, cuando la organización WWF presentó el Informe Colombia Viva 2017. Se trata de un compendio de la transformación histórica de los ecosistemas del país, así como un examen detallado del estado actual de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que brinda.
Como era de esperarse, los resultados no son alentadores. De los 85 tipos de ecosistemas que hay en Colombia, 20 s…