Ir al contenido principal

Una vez más el Estado dispara a mansalva y traición contra la UP, sigue el exterminio

Análisis
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana



En pleno proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, en el mes de diciembre la Corte Suprema de Justicia (de injusticia en este caso) revoca la decisión del Tribunal de Medellín, en el cual se califica como crímenes de lesa humanidad los hechos ocurridos contra la Unión Patriótica en el marco de la persecución del Estado.

Según el fallo de la Corte, dado a conocer hace pocos días,  no es un crimen de lesa humanidad asesinar sistemáticamente 6.000 líderes de la UP. No son un crimen las masacres, las amenazas, las torturas, las desapariciones la muerte y la destrucción.

Para la Corte es muy normal asesinar dos candidatos presidenciales, alcaldes, concejales, campesinos. No, no es un crimen porque ellos no estaban en el ojo del huracán, porque ellos no eran los que estaban arriesgando su vida, porque a ellos no los estaban torturando, porque ellos no tuvieron que tomar la decisión de abandonar el país, dejarse matar, dejarse encarcelar o tomar las armas para defender su vida e ideales.

Según la Corte el exterminio masivo y sistemático de un partido político no es un crimen de lesa humanidad. Entonces para ellos Mapiripan, Segovia, Apartadó no son masacres, los casi 8 millones de colombianos adoloridos y olvidados no son víctimas. 

Pero les recuerdo algo, mientras no haya verdad y justicia real por estos hechos, la sangre de nuestros compañeros sigue corriendo, roja, intacta, viva, y todo aquel que se preste para esconder la verdad sobre estos hechos tendrá manchadas sus manos de esta sangre que pide justicia.

Hay muchas formas de matar y exterminar, y negar una verdad tan tangible para beneficiar los intereses de algunos, es una de ellas. La Corte Suprema de Justicia levanta sus armas contra nuestros compañeros asesinados, contra los que seguimos y tomamos sus banderas y contra el pueblo colombiano. Una vez más el Estado ha disparado a mansalva y traición contra la Unión Patriótica. Sigue el exterminio.

Es preocupante esta determinación porque no es un buen mensaje para el proceso de paz. El proceso que se basa, entre otras cosas, en la verdad, se verá amenazado cuando el Estado mismo comienza a negar esas verdades como lo ha empezado a hacer con este lamentable fallo.

Me pregunto ¿Quién en su sano juicio dejará las armas y empezará a trabajar por la paz desde las comunidades y la cotidianidad, arriesgando la vida y la integridad de su familia teniendo como precedente que el Estado niega que un exterminio como el de la UP sea crimen de lesa humanidad?

Los comunistas y los movimientos de izquierda creemos que la firma de un acuerdo de paz es para que todos tengamos la posibilidad de hacer política, de participar, de decir lo que pensamos y en lo que creemos sin miedos, de iniciar nuevas luchas sociales para construir un país justo, humano y digno para todos.

No crean que las FARC firman el acuerdo y el pueblo se quedará ahí mirando qué migajas nos va a tirar el estado y a observar cómo las transnacionales nos siguen sacando de nuestro territorio. No, nosotros vamos a luchar por el país que queremos porque el país es nuestro no de una élite política y transnacional. En un escenario de paz, el pueblo hará por medio de la política lo que es debido: vamos a forjar nuestro futuro nosotros mismos.

Y ahí está el temor, si todas las ramas del Estado no ponen de su parte y si no se soluciona el problema de los paramilitares el genocidio se puede repetir,  y con este antecedente de la Corte ¿qué opciones nos quedan? las de siempre: Ser presos, morir, exiliarnos o tomar las armas. Porque NO NOS VAMOS A CALLAR. Después de más o menos 90 años que lleva el Estado exterminando al pueblo no ha aprendido que el pueblo colombiano es digno y no sabe vivir arrodillado.

El poco compromiso  con lo que se dialoga en La Habana y con la verdad en Colombia es muy preocupante. Los llamamos a la reflexión, a imaginarse un país donde cabemos todos y todas, a imaginarse un amanecer nuevo con dignidad, derechos y los colombianos todos construyendo y haciendo grande nuestra amada patria.

Por el momento solo nos queda movilizarnos, y el compromiso inmediato es por la UP el día viernes 4 de marzo en un plantón solidario a partir de las 11:30 de la mañana en Bogotá, frente a la sede de la Corte Suprema de Justicia, calle 12 con carrera 7. Los esperamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinan dos milicianos de Las FARC-EP en menos de 12 horas

Noticia Por Colombia Soberana





Entre la noche de ayer 13 de agosto y la madrugada de hoy, fueron asesinados por sicarios dos milicianos de las FARC Jesús Adán Mazo, quien usaba el alias de “Molina" y era  el jefe de milicias del frente 18 y  Norbey Téllez cuyo seudónimo era Duvan Ríos, miliciano que pertenecía a la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) Negro Eliécer.
Duvan Ríos fue el primero en recibir los ataques. Los hechos ocurrieron en la vereda el Tarra, Norte de Santander. Hombres armados entraron a su casa y sin mediar palabras lo asesinaron, en el hospital, que queda cerca al puesto de Policía, tres desconocidos encapuchados y con pistola en mano entraron para averiguar si Duvan Ríos Continuaba con vida  para rematarlo.
Una situación similar le ocurrió a Molina. Era la una de la mañana cuando los sicarios lo sacaron de su vivienda ubicada en Ituango, a pocos metros de la Zona Veredal y le dispararon tres veces. 

Con ellos ya son 11 miembros de las FARC asesinados  e…

Policía golpea brutalmente a joven que había torturado años atrás

Noticia Por Colombia Soberana




La pesadilla del joven de 20 años, Nicolás Bolaños Sotomayor, empezó el día 23 de noviembre del 2013, cuando miembros de la Policía intentaron atracarlo, al correr fue brutalmente golpeado, al extremo de perder gran parte de sus dientes.
Desde ese momento su madre, Alba Lucía Sotomayor, comienza a denunciar este abuso. El 24 de agosto del 2014, al impedir que estos oficiales consiguieran el beneficio de casa por cárcel, Nicolás fue secuestrado junto con su hermana menor, él fue torturado.
Desde entonces las persecuciones, llamadas y amenazas han sido constantes, hasta el punto de que Nicolás fue secuestrado en la puerta del colegio y nuevamente torturado.
En la noche del 9 y la madrugada del 10 de agosto, en hechos que no hemos confirmado completamente, Nicolás es nuevamente violentado por la Policía Nacional. Según esa institución, el joven, que sufre depresión post trauma, se intentó suicidar, los policías presentes lo "ayudaron" golpeándolo. 
La Po…

Dura crítica de Joaquín Gómez, excomandante de las Farc, al escritor Alonso Sánchez Baute

opiniónPor Las 2 Orillas

El excomandante de las Farc Joaquín Gómez de las FARC – EP responde críticamente al texto publicado por el escritor Alonso Baute a raíz de su visita al Punto de Transición y Normalización Amaury Rodríguez, en Pondores, Conejo. La Guajira. Esto le dice:
En la primera parte de su crónica titulada “Sangre joven en las Farc” publicada en Semana el día 10 de julio, ya se anunciaba un estilo ligero, y un toque de imprecisión, que quedó ratificado después que leí la nota en Las2orillas  titulada Tres días con las Farc en el Conejo, puedo deducir respecto a su crónica, que cuando se abordan los hechos pensando llegar a la objetividad a través de un desbordado amor propio y con ideas prefabricadas, el resultado siempre estará divorciado de la realidad.
En la primera parte de su escrito hablaba usted de las impresiones generales que los excombatientes le habían dejado, entre ellas, la disciplina, las rutinas de trabajo en el PTN, el cumplimiento por parte de las FARC de…