Ir al contenido principal

Ejército infiltra marchas de organizaciones sociales fotografiando a los participantes

Noticia
Tomado de Pacocol
Por Marcha Patriótica Putumayo


El pasado 17 de marzo de 2016 la Red de Derechos Humanos del Putumayo participó activamente en la movilización pacífica convocada por organizaciones sociales y populares de Putumayo, la Baja Bota Caucana y Cofanía Jardines de Sucumbíos de Ipiales Nariño, como la Mesa Regional de Organizaciones Sociales, el Frente Amplio por la Unidad la Democracia y la Paz con Justicia Social, la ASEP, USO, Dignidad por Mocoa, OZIP, grupos juveniles, Mujeres Tejedoras de Vida, trabajadores del sector salud, Juntas de Acción Comunal y el Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, se tomaron las calles para manifestar el inconformismo y el rechazo a las políticas implementadas por el Gobierno Nacional y para respaldar el proceso de paz que se está adelantando en La Habana, Cuba. Proceso con el cual los colombianos lograremos construir la paz anhelada por todos los que hemos sufrido la inclemencia del conflicto político y social que atraviesa la historia y que ha llevado a que el conflicto se agudice cada día más en los campos, pueblos y ciudades dejando a muchas familias desplazadas en los últimos años, engrosando la línea de pobreza del pueblo colombiano.


Se denuncia la criminalización y persecución política que la Fuerza Pública emprende contra las organizaciones sociales, el señalamiento y los métodos que son utilizados para intimidar psicológicamente a la población, esto sucede con más frecuencia contra líderes campesinos, afros e indígenas quienes son fotografiados por civiles que las mismas comunidades reconocen como miembros del Ejército, Sijin, Fiscalía. Esto sucedió el pasado 16 de marzo de 2016 en Mocoa, cuando la Red de Derechos Humanos y delegados de las organizaciones allí presentes interrogaron a unos sujetos sospechosos que estaban fotografiando a las delegaciones y al llamar a la Policía se pudo corroborar que pertenecían a la Sijin y que durante toda la manifestación estuvieron tomando fotografías y videos.


Lo mismo sucedió en el municipio San Miguel en la marcha que se realizó el 17 de marzo cuando hombres del Ejército, integrantes del Batallón # 27 al mando del sargento Trujillo, estaban tomando fotos y videos de los marchantes. Los sujetos manifestaron pertenecer al Grupo de Acción Integral del Ejército y que el sargento Jiménez les ordenó esta tarea que ellos debían cumplir.


Por todo lo anterior se exige al Gobierno Nacional en cabeza de Juan Manuel Santos, al Ministro del interior Fernando Cristo, al Ministro de defensa Luis Carlos Villegas Echeverri, que investiguen las causas de las persecuciones sistemáticas que se vienen realizando a la población en general y aún más contra los dirigentes de las organizaciones sociales de Putumayo, Baja Bota Caucana y Cofania Jardines de Sucumbíos de Ipiales Nariño. Estos procedimientos que realiza la Fuerza Pública son constantes en los pueblos y campos donde se vulneran los derechos de las comunidades sin que se puedan denunciar estas acciones ilegales por la intimidación psicológica y por la seguridad de sus vidas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el excomandante Andrés París ataca tan duro a Timochenko?

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Extraña regla quieren imponer los críticos acerbos del partido FARC. Sobre todo los que pertenecieron a sus filas alguna vez. Ellos pueden atacar el partido y su dirección, de manera abierta, cruda, incluso infame, recurriendo a las elaboraciones y argumentos más bajos. Se abrogan ese derecho que consideran inalienable, recurriendo a todos los espacios mediáticos y difundiendo por las redes al máximo sus infundios. Pero nadie puede responderles nada.
Si lo hace, está incurriendo en estigmatización, los sindica de disidentes, les confiere trato de enemigos. Cuanto se refiera a su labor corrosiva hace parte de inquinas y manipulaciones. Simplemente corrobora el espíritu antidemocrático y dictatorial que reina en el partido y sus dirigentes. Así que tienen la sartén por el mango, nadie puede contradecir sus dichos ni hacer claridad alguna sobre sus posiciones. Son la verdad revelada e incontrovertible.
A riesgo de convertirme de nuevo en blan…

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

La extraña ciencia del profesor Carlos Medina Gallego

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

No suelo escribir sobre temas personales pues siempre he considerado este espacio como una oportunidad para exponer ideas. Si acaso algún asunto que toque una fibra íntima pueda haber provocado una columna en ese mismo tono, pero en líneas generales me he dedicado a opinar, consciente de que puede gustarle a mucha gente o no, apelando a la capacidad del público lector, quien en últimas define el curso de su pensamiento.
Esta primera columna de 2020, sin embargo, quiero dedicarla a un asunto que toca directamente conmigo. Y lo voy a soltar así, sin vueltas. Una amiga ofendida me envió el tuit que sobre mí publicó el profesor Carlos Medina Gallego, el cual normalmente debía ignorar, pues uno se acostumbra a las diatribas, las calumnias y las agresiones de los contradictores políticos. No sabía que el profesor de la Universidad Nacional lo fuera, al menos en ese extremo.
El tuit, de la cuenta oficial del profesor Medina, afirma: GABRIEL ANGEL…