Ir al contenido principal

Las Zidres

Análisis
Tomado de  Pacocol
Por Rodrigo López Oviedo 


nteresarse en el desarrollo rural, económico y social podría ser una buena oferta electoral de cualquier candidato deseoso del respaldo ciudadano. Lo que no tiene nombre es utilizar semejante articulación de conceptos para ocultar un propósito tan ignominioso como es el de despojar al campesinado del derecho constitucional a acceder con exclusividad a las tierra baldías de la nación.


Lo que hizo el presidente Santos este pasado viernes en Orocué, Casanare, fue precisamente protocolizar tal despojo al poner su firma en la ley que creó las ZIDRES (Zonas de Interés de desarrollo rural, económico y social), las cuales sustraen del inventario de baldíos de la nación aproximadamente siete millones de hectáreas para ponerlas en condición de ser apropiadas por personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, vinculadas al campo o no, que quieran explotarlas. 


Es curioso que en los diálogos de La Habana no haya habido acuerdo sobre las zonas de reserva campesina, pese a contar con una ley que las protege -la 160 de 1994-, y que en cambio el proyecto de ley ZIDRES haya encontrado entre Gobierno y Congreso una coincidencia tan pronta para su aprobación.


La ley ZIDRES no es poca cosa. En las zonas que crea podrán ejecutarse proyectos diferentes a la producción de alimentos; agroindustriales, por ejemplo. Esto quiere decir que además de sonsacarles a los campesinos, de entrada y sin anestesia, siete millones de hectáreas que estaban previstas constitucionalmente para ellos y con las cuales se hubiera podido alimentar el fondo de tierras que el ejecutivo se comprometió a crear en los diálogos de La Habana, se crean las ZIDRES, con autorización incluso para generar inmensos lunares en la frontera agrícola y comprometer aún más nuestra ya casi inexistente soberanía alimentaria. 


Las ZIDRES constituyen una burla a un campesinado que lleva toda su vida aguantado el abandono del Estado y, muchos, la negativa a la titulación de sus tierras que, al contrario, han permanecido expuestas a la acción expropiadora de mafiosos y paramilitares.


A propósito de las ZIDRES, ellas fueron una de las muchas preocupaciones que se mencionaron en la Cumbre Regional por la Paz que se realizó en Ibagué durante los pasados 28, 29 y 30 de enero, la cual fue instalada en plaza pública por el doctor Guillermo Alfonso Jaramillo, Alcalde de Ibagué, y contó con aproximadamente 300 delegados provenientes de Boyacá, Cundinamarca, Quindío y Tolima. Este evento, convocado por la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, se hizo eco de la iniciativa que viene corriendo por todo el país, de realizar un gran Paro Nacional, en cuyo pliego, seguramente, se incluirá la derogatoria de este esperpento antisocial. ¡Apoyémoslo! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

Paramilitares y fuerza pública agreden a comunidad en San José de Apartadó

Noticia Tomado de Prensa Rural Por Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Los asentamientos de nuestra Comunidad de Paz se están viendo cada vez más asediados por grupos paramilitares que desde hace más de 20 años se pasean por nuestras montañas con la arrogancia de quienes se sienten protegidos por el poder del Estado y su fuerza armada, que en esta coyuntura del “posacuerdo de paz” se han envalentonado aún más, afirmando que son la autoridad suprema de la región y que todos deben someterse.
Si bien nuestros asentamientos están marcados con vallas donde se enumeran nuestros principios y reglamentos de Comunidad ajena a la guerra, estos gestores del crimen violan, como fieras sin razón, apoyadas sólo en su fuerza bruta apalancada activa o pasivamente por las instituciones del poder de turno, nuestros más sagrados derechos.
¿Hasta cuándo seguirá el cinismo sin límites de este Gobierno sordo y ciego, que no escucha ningún clamor de las víctimas y asiente con la mirada desviada hacia otras …