Ir al contenido principal

Arrecia aún más represión contra habitantes de San José de Apartadó

Comunicado
Tomado de Pacocol
De Comité de y para los Derechos Humanos


El Comité de y para los Derechos Humanos de San José de Apartadó rechaza categóricamente persecuciones políticas contra los movimientos sociales y las formas en las que se están implementando en la región para reprimir las expresiones sociales que buscan fortalecer la democracia.


El Estado colombiano, con su mano dura contra el campesinado pero con la complacencia con los criminales, demuestra la bajeza y cobardía con la que pueden actuar contra las expresiones sociales que intentan recuperar el tejido social. Es muy cuestionable la actitud de algunos funcionarios peligrosos que malintencionadamente buscan acabar con las organizaciones sociales que propenden por la paz y la reconciliación. Esta cacería de brujas aleja al pueblo colombiano de la paz con justicia social, de la democracia; ya que no permite recuperar la confianza perdida en el Estado frente a las violaciones a los derechos humanos. Es contradictorio que mientras el país se prepara para la paz con justicia social, mientras se llegan a acuerdos sobre víctimas de este conflicto, arrecien las acciones contra el movimiento social en un claro y viciado proceso penal.


La Asociación Campesina de San José de Apartadó se ha caracterizado por la defensa de los derechos humanos y por la denuncia de las violaciones a éstos y mientras tanto las respuestas del Estado colombiano son retaliaciones por esta noble labor. Es evidente que desde hace ya largo rato altos mandos de la Brigada XVII y otros funcionarios vienen señalando y estigmatizando el proceso legal del campesinado que busca la paz y la restitución de sus derechos altamente olvidados por quienes tienen mano dura para el inocente pero complacencia con los victimarios.


El pasado 25 de enero del presente año, a las 11:30 pm, llegó hasta el casco poblado de San José de Apartadó un grupo de personas que se movilizaban en una camioneta de placas HCI-108 (algunos de ellos en estado de alicoramiento), sin presentar ninguna identificación, intentaron retener a Pedro Pablo Rivera, propietario de una cantina ubicada en el casco poblado. Estas personas estaban acompañadas por el Ejército Nacional en lo que al parecía ser un procedimiento judicial contra dicho campesino. Se reitera que en ningún momento se identificaron a pesar del reclamo de la comunidad, grabaron ilegalmente a las personas, señalaron, estigmatizaron y amenazaron a los habitantes del corregimiento. Por estar ebrios y carecer de algún documento que respaldara lo que al parecer era un procedimiento de captura, la comunidad procedió a proteger a sus vecinos y a rechazar categóricamente este hecho. Es de recordar que históricamente estas retenciones ilegales terminan convirtiéndose en asesinatos para-estatales o falsos positivos.


Todo estos procedimientos ilegales obedecen a una campaña de detenciones y persecuciones contra el movimiento social y los campesinos, además de que todas estas judicializaciones van en contravía de la jurisprudencia nacional e Internacional y de las recomendaciones realizadas por las Naciones Unidas y por el Comité Internacional de la Cruz Roja, desatando una crisis humanitaria en San José de Apartadó en tiempos en los que sólo se escucha de parte de la comunidad clamores de paz. Por todo lo anterior se exigen garantías al debido proceso para impedir la materialización de los mal llamados falsos positivos judiciales contra las organizaciones sociales y los habitantes de San José de Apartadó. Se exige un cese inmediato a la persecución, hostigamiento, represión estatal y estigmatización contra la población campesina y los líderes defensores de derechos humanos por parte del Estado colombiano. Se exige respeto y garantías a la vida y la dignidad de los líderes habitantes de la región, asimismo como el catamiento de las garantías constitucionales de defensa, libertad y honra de los ciudadanos.


Se exige también investigaciones objetivas a estos procesos y a los funcionarios que atentan contra la democracia por la forma en que están actuando fabricando procesos contra los movimientos sociales y las organizaciones y habitantes de las comunidades campesinas. Se exige transparencia en la construcción de la anhelada paz y que se respeten las libertades de participación de las comunidades, la autonomía de las Juntas de Acción Comunal y que se castigue jurídicamente a quienes atentan contra éstas expresiones de democracia.


Se exige que cese el irrespeto a los espacios de deliberación civil y comunitaria y que se garantice el ejercicio del derecho a la libertad de asociación y de expresión coartados por la intromisión de la Fuerza Pública. Que cesen los constreñimientos para obligar a los civiles a participar de la guerra y que termine la persecución contra los defensores de derechos humanos y líderes comunitarios y finalmente que se activen de manera inmediata los mecanismos y protocolos de verificación y protección de derechos fundamentales de las personas, líderes comunitarios y defensores de derechos humanos de la comunidad campesina de San José de Apartadó.



Comité de y para los Derechos Humanos de San José de Apartadó 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinan dos milicianos de Las FARC-EP en menos de 12 horas

Noticia Por Colombia Soberana





Entre la noche de ayer 13 de agosto y la madrugada de hoy, fueron asesinados por sicarios dos milicianos de las FARC Jesús Adán Mazo, quien usaba el alias de “Molina" y era  el jefe de milicias del frente 18 y  Norbey Téllez cuyo seudónimo era Duvan Ríos, miliciano que pertenecía a la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) Negro Eliécer.
Duvan Ríos fue el primero en recibir los ataques. Los hechos ocurrieron en la vereda el Tarra, Norte de Santander. Hombres armados entraron a su casa y sin mediar palabras lo asesinaron, en el hospital, que queda cerca al puesto de Policía, tres desconocidos encapuchados y con pistola en mano entraron para averiguar si Duvan Ríos Continuaba con vida  para rematarlo.
Una situación similar le ocurrió a Molina. Era la una de la mañana cuando los sicarios lo sacaron de su vivienda ubicada en Ituango, a pocos metros de la Zona Veredal y le dispararon tres veces. 

Con ellos ya son 11 miembros de las FARC asesinados  e…

Policía golpea brutalmente a joven que había torturado años atrás

Noticia Por Colombia Soberana




La pesadilla del joven de 20 años, Nicolás Bolaños Sotomayor, empezó el día 23 de noviembre del 2013, cuando miembros de la Policía intentaron atracarlo, al correr fue brutalmente golpeado, al extremo de perder gran parte de sus dientes.
Desde ese momento su madre, Alba Lucía Sotomayor, comienza a denunciar este abuso. El 24 de agosto del 2014, al impedir que estos oficiales consiguieran el beneficio de casa por cárcel, Nicolás fue secuestrado junto con su hermana menor, él fue torturado.
Desde entonces las persecuciones, llamadas y amenazas han sido constantes, hasta el punto de que Nicolás fue secuestrado en la puerta del colegio y nuevamente torturado.
En la noche del 9 y la madrugada del 10 de agosto, en hechos que no hemos confirmado completamente, Nicolás es nuevamente violentado por la Policía Nacional. Según esa institución, el joven, que sufre depresión post trauma, se intentó suicidar, los policías presentes lo "ayudaron" golpeándolo. 
La Po…

Dura crítica de Joaquín Gómez, excomandante de las Farc, al escritor Alonso Sánchez Baute

opiniónPor Las 2 Orillas

El excomandante de las Farc Joaquín Gómez de las FARC – EP responde críticamente al texto publicado por el escritor Alonso Baute a raíz de su visita al Punto de Transición y Normalización Amaury Rodríguez, en Pondores, Conejo. La Guajira. Esto le dice:
En la primera parte de su crónica titulada “Sangre joven en las Farc” publicada en Semana el día 10 de julio, ya se anunciaba un estilo ligero, y un toque de imprecisión, que quedó ratificado después que leí la nota en Las2orillas  titulada Tres días con las Farc en el Conejo, puedo deducir respecto a su crónica, que cuando se abordan los hechos pensando llegar a la objetividad a través de un desbordado amor propio y con ideas prefabricadas, el resultado siempre estará divorciado de la realidad.
En la primera parte de su escrito hablaba usted de las impresiones generales que los excombatientes le habían dejado, entre ellas, la disciplina, las rutinas de trabajo en el PTN, el cumplimiento por parte de las FARC de…