Ir al contenido principal

La responsabilidad mediática de narrar el proceso de paz en Colombia

Análisis
Por Nelson Lombana

Mostrando PB300071.JPG
Mostrando PB300071.JPG
Mostrando PB300071.JPG
Mostrando PB300071.JPG
Ver la foto en el mensaje


(Ibagué, diciembre 3 de 2015) En las instalaciones del hotel Casa Morales de la ciudad de Ibagué (Tolima), se realizó un taller intitulado: “¿Cómo narrar la paz?”, taller dictado por el doctor Camilo Sánchez. El encuentro estaba dirigido fundamentalmente a los periodistas de la ciudad musical de Colombia. Como siempre “las vacas sagradas” del periodismo tolimense una vez más brillaron por su ausencia, lo cual preocupa una vez escuchamos al conferencista invitado. Al parecer no hay ni preocupación, ni voluntad política por parte de los medios masivos por preparar a sus periodistas sobre el proceso de paz que se viene desarrollando en la Habana (Cuba). Persiste la incomunicación sobre un tema tan fundamental y tan definitivo para el pueblo colombiano y la clase dirigente, principalmente.



Con razón decía el doctor Sánchez trayendo a colación una expresión de Martha, una tallerista: “Por gajes del oficio de la realidad que nos ha tocado vivir, nosotros nos hemos vuelto muy buenos corresponsales de guerra. Sabemos narrar la guerra”.  



No resulta complejo sustentar esta tesis. Es común decir que la noticia es noticia solamente si está salpicada de sangre y tragedia por todos sus costados. Lo demás no es noticia. Al decir de los dueños de los mass media esa noticia sangrienta es la que dispara el rating de sintonía. Eso es lo que nos ofrece a diario estos medios masivos de comunicación.



No es noticia por ejemplo los distintos hechos unilaterales de paz que ha hecho la insurgencia de las Farc – Ep, en cambio sí es noticia las sandeces de los que hacen ingentes esfuerzos por romper el proceso de paz de la Habana. Cualquier babosada que dice el señor Uribe o su combo mafioso es noticia de primera plana, en cambio las distintas propuestas del movimiento guerrillero es ignorada, tergiversada o presentada con un marcado sesgo ideológico de la clase dominante.



¿Cuál neutralidad u objetividad de los medios masivos de comunicación? No existe por una razón elemental que nos resulta difícil entender y dimensionar: La paz está cruzada por la lucha de clases. Hay intereses de clase contrapuestos y por lo tanto objetivos distintos. ¿Será que los mismos objetivos que busca el presidente Santos en este proceso de paz, son los mismos objetivos que persigue o añora  el pueblo colombiano?



Si entendiéramos cosas elementales como que la paz es producto y no simplemente una expresión idealista y subjetiva o por lo menos, las grandes rotativas, los monopolios informativos, les dieran la oportunidad a sus periodistas de informar crítica y objetivamente, la agenda que se debate en la isla de la libertad, el discurso bélico que se viene manejando con “sevicia” hubiera cedido y la cultura de paz tuviera una configuración distinta. Por lo menos, el pueblo argumentadamente  tuviera claro, mínimamente dos cosas: A quién le sirve la paz y dos, la necesidad de participar como sociedad civil activamente del proceso.



Con esta política infame y peligrosa de la incomunicación y de la alienación en los grandes medios, el pueblo ingenuamente ha dejado la construcción de la paz en las manos del presidente Santos y la comandancia de las Farc – Ep, principalmente. Han delegado lo indelegable. ¿Qué sucede con esto? Sencillamente de que cada cual propone y defiende el concepto de paz desde sus intereses. La paz de Santos es quitarle las armas a la guerrilla, es lo fundamental, lo demás le resulta secundario. Por su parte, el movimiento guerrillero quiere una paz con justicia social, es decir, con cambios estructurales, cambios que apunten a eliminar las causas que dieron origen al conflicto hace más de 60 años en Colombia.



Entonces el taller: “¿Cómo narrar la paz?” es una iniciativa encaminada a abrir el debate sobre cómo dejar  la guerra como noticia apetecible y cómo colocar el acento en la paz. Cómo narrar la paz y cómo posicionarla masivamente en el imaginario del pueblo a través de los medios masivos de comunicación.



Indudablemente, los grandes medios de comunicación están en deuda con estos temas de la paz y los diálogos de la Habana. Se hace necesario su democratización y el cumplimiento de los fines del periodismo: Informar, Formar, Educar y Denunciar. No es gratuito lo dicho por Eduardo Galeano: Los medios son más de incomunicación que de comunicación. Esa incomunicación es la que genera la violencia, mientras que la comunicación es la paz que tanto necesitamos los colombianos y las colombianas.



Afirma el doctor Camilo Sánchez cómo viene sucediendo cosas importantes en la Habana y en Colombia con una velocidad deslumbrante. Hace poco la discusión era el congresito hoy es el plebiscito, por ejemplo. Todas estas discusiones se manejan por las alturas, el pueblo posa como dócil espectador pasivo. Otros están decidiendo por nosotros. La disputa (proceso de negociación) se encuentra muy distante. Por lo tanto, qué hacer para que los medios de comunicación contribuyan a narrar el proceso de paz con amplitud, objetividad y democracia. Es como la principal apuesta de este corto pero interesante taller, realizado el 3 de diciembre de 2015. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinados tres hermanos reclamantes de tierra en Sucre

Comunicado Tomado de Pacocol Por Movice

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice Capítulo Sucre denuncia y rechaza enérgicamente el asesinato de tres hermanos en el corregimiento La Guaripa, Sucre a manos de tres encapuchados pertenecientes a la vigilancia privada del exdirector de la Caja de Compensación Familiar de Sucre (Comfasucre), William Martínez, quien no permite la entrada de los herederos a sus propias tierras, queriéndose  apropiar irregularmente de toda la finca, cuando los hermanos se disponían a trazar los linderos en  finca ‘La Concepción’ que les fue heredada de su padre, recibieron varios disparo que terminaron con sus vidas según testigos.


Hechos                       
El jueves 25 de enero se dirigieron los hermanos Humberto Manuel Escobar Mercado (de 68 años, casado y con 6 hijos, uno menor de edad), Prisciliano Manuel Mercado García (de 63 años, casado y con tres hijos, uno menor de edad) y  Manuel Eusebio Osorio Escobar  (de 53 años, casado y …

Consejo de Estado tumba curules de paz

Noticia Por El Tiempo


La Corte revocó decisión del Tribunal de Cundinamarca de diciembre pasado. 
Con  ponencia del magistrado Carlos Enrique Moreno Rubio, la Sección Quinta del Consejo de Estado revocó una decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que en diciembre ordenó al presidente del Senado remitir el proyecto de acto legislativo que creaba las 16 curules transitorias especiales de paz al Presidente de la República para su promulgación.
De acuerdo con el Tribunal el recurso interpuesto por el Ministro del Interior -una acción de cumplimiento- no agotó los procedimientos que se requieren para la presentación de dicha demanda, eso es "reclamar al presidente del Senado el cumplimiento del artículo 196 de la Ley 5 de 1992 que sustentaba la pretensión de promulgación de la iniciativa de reforma constitucional". 
La decisión corresponde a una impugnación interpuesta por el representante del Senado contra la sentencia que accedió a las pretensiones de la demanda y orden…

Palabras de Rodrigo Londoño en reunión con el Ministro del Interior

Comunicado Por Rodrigo Londoño - Timo





Reciban todos los presentes, en especial usted, señor ministro Guillermo Rivera Flórez, el abrazo patriótico y esperanzado de nuestro partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. 
Acudimos ante el alto gobierno, una vez más, como consecuencia de las difíciles condiciones en las que se halla el pleno ejercicio de nuestros derechos políticos, garantía fundamental pactada en los Acuerdos de La Habana, y columna más que necesaria para la construcción de una nación verdaderamente democrática, propósito que animó las dos partes en la Mesa de Conversaciones.
Si algún mérito hubiese de serme reconocido un día con relación a la firma del Acuerdo Final, y en general con relación a todo este asunto de la paz para nuestro país, quisiera que fuera el de registrar que he permanecido siempre optimista en medio de las enormes dificultades y obstáculos que rodearon desde un comienzo los diálogos con el gobierno nacional.
Aún firmados los Acuerdos e iniciada la …