Ir al contenido principal

Justicia para la paz y despenalización de la protesta social

Análisis
Tomado de Rebelión
Por Horacio Duque



La despenalización de la protesta social es un paso necesario en la construcción de la paz y la democracia ampliada. No más cárcel ni persecución de los líderes populares.

Resulta de la mayor trascendencia para los desarrollos de los consensos de paz alcanzados en la Mesa de conversaciones de La Habana entre el gobierno del Presidente Juna Manuel Santos y la delegación plenipotenciaria de las Farc, las decisiones sobre los Movimientos sociales, sus derechos y garantías políticas.
En el documento sobre Participación política y democracia ampliada se encuentra un extenso capítulo sobre los Movimientos sociales y sus derechos políticos esenciales. Hacia el futuro deberá establecerse un marco de reconocimiento de los movimientos populares y su proyección política democrático en favor de las reformas y cambio sociales.

Bien es sabido que ante la crisis de los denominados partidos políticos de la burguesía y los terratenientes, me refiero al conservatismo y al liberalismo, y más recientemente a las aglomeraciones electorales configuradas por las elites dominantes con el fin de canalizar masas ciudadanas cohesionadas con las prebendas clientelares, como Cambio Radical, la U y el Centro Democrático, se ha configurado un amplio y potente Movimiento social y agrario, como el que se registró durante los meses del año 2013, con banderas y pliegos que reivindican sus derechos esenciales y formulan alternativas de poder que corresponden a los intereses generales de la nación.

Esos Movimientos sociales han sido objeto de la persecución, violencia y atropello de las clases dominantes, tanto en el nivel nacional, como regional y local.

El ESMAD de la policía ha sido especialmente utilizado para destruir y aplastar a los movimientos sociales. Por supuesto también los grupos paramilitares, las bandas criminales y el legalismo de alcaldes, gobernadores y otras autoridades del orden nacional, han jugado su papel en el cerco y destrucción de los movimientos sociales y populares.

Con el reciente acuerdo en materia de derechos de las victimas dado a conocer el pasado 15 de diciembre y específicamente con el componente de justicia se ha dado otro paso significativo en la democratización política al establecer en dos de los puntos lo siguiente.

En el punto 35 se dispone que “la protesta pacífica, la defensa de los derechos humanos, y el liderazgo de grupos de la sociedad civil, no pueden ser por sí mismos tipificados penalmente, ni penados. En caso de haber sido sancionados se otorgarán mecanismos de tratamiento especial que puedan llegar incluso hasta la extinción de la responsabilidad. La Sala de Amnistía e Indulto y la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz serán competentes para decidir si extingue, revisa o anula las sanciones, investigaciones y sentencias impuestas en los anteriores supuestos”.

El numeral 64 del mismo consenso dispone que “la Sala de definición de situaciones jurídicas podrá aplicar mecanismos de cesación de procedimientos con miras a la extinción de la responsabilidad, cuando se trate de contextos relacionados con el ejercicio del derecho a la protesta o disturbios internos. Las autoridades estatales, las organizaciones sociales, sindicales, de derechos humanos y procesos que hacen parte de la Cumbre Agraria, étnica y popular allegarán la información a la Sala cuando se trate de los siguientes delitos: asonada, obstrucción de vías públicas, lanzamiento de sustancias peligrosas, violencia contra servidor público, perturbación del servicio de transporte público, daños en bien ajeno, lesiones personales y demás delitos ocasionados en el marco de la Ley de Seguridad Ciudadana”. 

Lo coherente con tanto anuncio de paz de gobierno es que estas medidas entren en funcionamiento de manera inmediata para resolver casos aberrantes de líderes populares sometidos al ultraje y el atropello carcelario, como una manera de cercenar y aplastar sus derechos.

Casos como los de Hubert Ballesteros, David Ravelo, Miguel Ángel Beltrán y de tantos otros importantes dirigentes sociales, demandan una solución inmediata en los términos de los pactos en la Mesa de diálogos de La Habana.

Nota. En la perspectiva de la ejecución de las tareas y competencias de la Unidad especial para la búsqueda de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado, es conveniente considerar la propuesta planteada por la destacada columnista Sara Leukos, para que se construyan los mapas de las fosas comunes, con el concurso de los alcaldes y otras autoridades locales, desde luego con el apoyo de equipos de medicina legal y criminalística (http://bit.ly/1QPO3cL). 

Comentarios

Entradas populares de este blog

A mi comandante... A mi padre

Comunicado Por Jorge Ernesto Suárez


A mí comandante, a mí camarada, a mí amigo, a mí padre.

Papá; Hoy estamos aquí los amigos, y cientos de familiares farianos. Estamos aquí porque vamos a construir, como era tu deseo, un país en donde ningún colombiano vuelva a acostarse con hambre. 
Firmamos la Paz papá, quien lo creyera no. Tanto trajinar, tanto monte que comimos, tantas ranchadas y operativos, tantas angustias y decisiones duras valieron la pena. 
Yo, todos los días me levanto y pienso en lo que me dijiste una vez por allá en el guayabero, “luche por la gente Chepe, pelee con ellos, sea digno de ganarse el amor de su pueblo… la vida es eso, vivirla, sentirla, amarla, vibrarla todos los días como si fuera el último, de nada sirven las riquezas ni las alcurnias, en eso no hay dignidad, en el amor que a uno le tienen es donde esta lo importante” 

Yo todos los días pienso en eso papá, y trato de seguirlo, trato de ser digno de la gente humilde, trato de ser digno de ustedes que murieron po…

División de las FARC, una cortina de humo

Análisis Por María Méndez Fundación Colombia Soberana


El Congreso constitutivo de las FARC, que le dio continuidad a la acción política de esta organización, pero ya sin el uso de las armas, y que tuvo un cierre hermoso en el cual aproximadamente 100 mil personas asistieron a la Plaza de Bolívar y, jubilosos, ondeaban las banderas de las FARC y de la paz, marca el inicio del fortalecimiento de la democracia colombiana y la construcción de la Nueva Colombia para todos y para todas. 
Después de este evento la andanada  de diversos artículos de opinión y noticias faranduleras, que hablan de una división entre los dirigentes de las  FARC con aseveraciones tales como que no pudieron abolir la verticalidad de la guerra,  les quedó grande la democracia y otras, que incluso rayan en tratamientos despectivos contra líderes de ese partido, son la constante. Pero ¿Para qué hacer algo así?
CORTINA DE HUMO
El compromiso de las FARC con los colombianos, los acuerdos y la paz, ha sido férreo. La dejación d…

Ejército y Policía disparan a los campesinos

Comunicado  Por ASOMINUMA






ASOCIACIÓN DE JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL DE LOS RÍOS MIRA,NULPE Y MATAJE

ASOMINUMA
DENUNCIA ANTE LA.COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL
Uniformados de Policía y Ejército arremeten en forma desproporcionada en contra de las comunidades manifestantes en la zona de Alto Mira y Frontera del Corregimiento de Llorente del municipio de Tumaco dejando hasta le momento cuatro campesinos muertos y una cantidad de heridos sin determinar.
En el marco de las manifestaciones pacíficas que se adelantan por parte de las comunidades campesinas presentes en la zona de Alto Mira y Frontera, que se han mantenido desde el día jueves 28 de Septiembre de 2017 en diferentes veredas como el Tandil, Brisas, Puerto Rico y el Divorcio en exigencia del cumplimiento de lo acordado en el acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno colombiano y las FARC EP, en cuanto a la concertación y voluntariedad que debe caracterizar los procesos de sustitución de cultivos de uso ilícito, durante los días miércol…